Entrevista con la escritora Ana Sarrías sobre su novela para jóvenes «Retomar el vuelo» (Lóguez Ediciones)

 

Gracias a Lóguez Ediciones, el pasado año pudimos conocer la narrativa precisa, contenida y con un gran poder comunicativo de la escritora española Ana Sarrías. Con una destacada trayectoria en el género del microrrelato, esta creadora nacida en Pamplona, en 1969, y graduada de Economía y Negocios en la Universidad de Navarra, llegó a la novela para jóvenes con Retomar el vuelo, una obra madura, escrita desde una inteligente distancia emotiva y con notables valores humanísticos. El libro fue uno de los ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2021 y con el fin de conocer más sobre Sarrías y su trabajo literario, le hicimos esta entrevista.

Tenemos entendido que tu trayectoria como autora se ha desarrollado principalmente en el terreno de los microrrelatos. ¿Cómo comenzó tu interés por escribir literatura para niños y jóvenes? ¿Qué te aportó tu experiencia en la microficción al incursionar en esta modalidad?

No soy escritora profesional, escribo como una necesidad, como un modo de ahuyentar la melancolía.

Durante unos años escribí relato breve. Historias que llegaban a las diez o doce páginas. Ese formato exige de cierta constancia para no perder el tono cada vez que se abandona la labor. Pero, por motivos de trabajo primero, y luego debido a la maternidad, cada vez le podía dedicar menos tiempo a la escritura. Fue entonces cuando descubrí los microrrelatos. Ese formato me permitió seguir escribiendo, aunque fuera a deshoras.

En cuanto a dirigirme a niños y jóvenes, surgió espontáneamente, como una manera de cerrar un periodo. Nuestras hijas se habían hecho mayores y este texto fue uno de los que me serví para despedirme de la etapa de crianza y de todo lo que había significado para nosotros.

La experiencia anterior con los microrrelatos está presente, es cierto, en esta novela. Se ve en su estructura, pues está confeccionada a partir de capítulos muy cortos.

Sigue leyendo

J. L. Martín Nogales: “Trato de que los jóvenes encuentren lecturas que puedan acompañarles el resto de su vida”

El escritor español J. L. Martín Nogales (Burgos, 1955) publicó su primera novela para adultos, titulada La mujer de Roma, con Ediciones B en el 2008; cuatro años más tarde apareció, con el mismo sello editorial, Herederos del paraíso. Ha publicado distintos libros sobre la literatura española contemporánea, entre ellos Los cuentos de Ignacio Aldecoa, Cincuenta años de novela española y Artículos literarios en la prensa (1975-2005).

Llegó a la narrativa para jóvenes a través de Anaya, primero con El faro de los acantilados, del 2013, y en el 2020 con Verás caer una estrella, narración escogida como una de las obras ganadoras del Premio Fundación Cuatrogatos 2021.

Doctor en Filología Hispánica y profesor de Literatura, Martín Nogales ha sido director de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en Pamplona y dirige el premio Mario Vargas Llosa NH de Relatos. Además, es director y editor de la revista Lucanor.

Cuatrogatos entrevistó a J. L. Martín Nogales para conocer más sobre sus inicios en la escritura y sobre su trayectoria en la narrativa para los jóvenes lectores.

Sigue leyendo

María García Esperón: «El pasado siempre me aguarda en el futuro»

En Dido para Eneas, nos condujo a la milenaria Cartago; en El anillo de César, a la Roma de Julio César, y en Copo de Algodón, al antiguo Tenochtitlán. Buena parte de la narrativa para niños y jóvenes de la escritora mexicana María García Esperón se nutre del pasado de diferentes culturas, de su historia y de su mitología. Novelas como Querida Alejandría, El remo de Odiseo y Mi abuelo Moctezuma, por solo mencionar tres más, así lo ratifican, al igual que sus libros de recreaciones de leyendas Diccionario de mitos clásicos, Diccionario de mitos de América y Diccionario de mitos de Asia.

El Premio Fundación Cuatrogatos 2021 incluyó entre sus obras galardonadas El velo de Helena, una novela de esta reconocida autora, publicada por Ediciones El Naranjo con ilustraciones de Claudia Navarro. En este libro, García Esperón vuelve a visitar la mitología de la Grecia arcaica y convierte en protagonista y narradora de su relato a la célebre Helena de Troya. 

Cuatrogatos hizo llegar un cuestionario a la destacada creadora para conocer detalles sobre su carrera literaria y sobre El velo de Helena. Compartimos a cotinuación nuestras preguntas y sus respuestas, que mucho agradecemos: 

Sigue leyendo

Nando López: «La literatura debe ser tan diversa como lo es nuestra realidad»

Entrevista con Nando López. Foto de Sergio Cuesta.

Entrevistamos al escritor español, autor de la novela para jóvenes La versión de Eric. Esta obra, publicada por Ediciones SM, fue una de las ganadoras del Premio Fundación Cuatrogatos 2021 y con anterioridad había merecido el Premio Gran Angular 2020. 

Sigue leyendo

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2020 (última entrega: Editorial Norma)

Hoy concluimos la serie de entradas en las que algunos de los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2020 han compartido con nuestros lectores interesantes detalles y opiniones acerca de dichos títulos.

En esta oportunidad publicamos las respuestas que dio a nuestro cuestionario la editora Juana Lizbeth Alvarado Mota, coordinadora de Literatura Infantil y Juvenil de Ediciones Norma en México. Ella nos habla de Donde nadie oye mi voz, novela para jóvenes del autor mexicano Juan Carlos Quezadas, publicada con ilustraciones de Richard Zela. (Aprovechamos para invitarlos a leer las elogiosas notas que los escritores Daína Chaviano y Sergio Andricaín dedicaron a esta obra).

Sigue leyendo

Conversamos con Luis Bernardo Pérez sobre su novela para jóvenes «Tinta y ceniza» (Ediciones SM)

Nacido en Ciudad de México, en 1962, Luis Bernardo Pérez cursó la licenciatura en Filosofía en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y es un reconocido narrador, editor y periodista cultural. Dentro de su producción literaria dedicada a los lectores infantiles y juveniles se encuentran títulos como El gato de humo y otros felinos extraordinarios, Un superhéroe en  el tejado, El extraño regalo y otros cuentos, Sombras en el jardín y otras historias escalofriantes y Tinta y ceniza. Su obra para adultos incluye, entre otros, los libros de narrativa Retablo de quimeras, Café Brindisi y otros espacios imaginarios, Fin de fiesta y otras celebracionesPapeles de Itaca y otros destinos, y el ensayo Narrar para la infancia. El arte de escribir cuentos para niños y niñas. Ideas, propuestas y astucias literarias.

En esta entrevista con Luis Bernardo Pérez nos enfocamos en su novela detectivesca para jóvenes Tinta y ceniza, ganadora del Premio Gran Angular México en el año 2016. Posteriormente, esta obra publicada por Ediciones SM fue merecedora del Premio Fundación Cuatrogatos 2018, cuyo jurado destacó su «convincente recreación histórica de la Ciudad de México de los años del Porfiriato» y «su solidez composicional, su elegancia narrativa y sus atractivos y bien delineados personajes».

¿Qué tiene de peculiar, a tu juicio, la creación de la narrativa para jóvenes?

La persona que escribe para lectores jóvenes enfrenta hoy un desafío tremendo, pues se enfrenta a un público que, contrariamente a lo que parece, es muy exigente. Muchas de las series de televisión de la actualidad están, en general, muy bien escritas. Los guionistas de televisión (sobre todo los estadounidenses y los ingleses) son talentosísimos. Crean tramas inteligentes y muy bien construidas. El autor de novelas que no posee este nivel de calidad está condenado al fracaso. Pero, además, los jóvenes de hoy están rodeados de un sinnúmero de estímulos, como los juegos de video y las redes sociales. Los escritores deben de ser capaces de competir con estos medios y despertar el interés de los lectores para que dediquen parte del tiempo que utilizan para estas actividad a leer un libro. Para lograr esto, los escritores deben ofrecer un trabajo de calidad, ser profesionales de su oficio. Por desgracia, hay muchos narradores que escriben para niños y jóvenes que no están a la altura; ello hace que sus libros no interesen. Y en lugar de reconocer que tienen mucho que aprender, les echan la culpa a los lectores, dicen que los jóvenes no leen, que no les interesan los libros, etc.

Sigue leyendo

La autora mexicana María García Esperón presenta en España su novela «Dido para Eneas»

Dido para Eneas

El pasado 19 de mayo, la escritora mexicana María García Esperón presentó su novela Dido para Eneas en la librería Juan Rulfo, del Fondo de Cultura Económica, en Madrid, España. En el acto participaron también los poetas Aurelio González Ovies y Santiago Montobbio y la especialista en la literatura infantil y juvenil Anabell Sáiz Ripoll.

Publicada  por Ediciones El Naranjo como parte de su colección Ecos de Tinta, dedicada a los jóvenes lectores, Dido para Eneas evoca la trágica historia de los amores de la reina Dido y el guerrero troyano Eneas, con la recién fundada Cartago como escenario.

María García Esperón ha dado a conocer, en los últimos años, otras importantes novelas juveniles, como El disco del tiempo (Premio El barco de vapor México 2004), Querida Alejandría (Premio Latinoamericano Norma-Fundalectura 2007), Copo de algodón, Mi abuelo Moctezuma y El anillo de César. En el 2006, ganó el Premio Iberoamericano de Poesía para Niños con la obra Tigres de la otra noche. Cuatrogatos entrevistó a esta destacada autora acerca del proceso de creación de Dido para Eneas:

¿Por qué decidiste volver a contar la historia de Dido y Eneas? ¿Qué tiene de especial tu acercamiento a esa historia de amor y desamor?

Por circunstancias de mi vida personal, afectiva. No fue un ejercicio literario, fue una necesidad vital, psíquica. Yo me enamoré de un ser esplendoroso. (Como a Dido, los dioses* decretaron que eso me ocurriera, para unos fines de desenvolvimiento del espíritu que ahora puedo ver claramente.) Los escritores, me parece, vivimos por lo menos en dos niveles: nuestra vida personal y terrestre y la otra, llamémosla celeste, territorio de la ensoñación, que se desdobla y corre por los infinitos caminos que abre la literatura.

Sigue leyendo

Entrevista con Lola Larra, autora de «Al sur de la Alameda»

Lola Larra

Foto: Cael Orrego.

Entre las numerosas novelas para jóvenes que leyeron los integrantes del jurado del Premio Fundación Cuatrogatos 2015, Al sur de la Alameda (Ekaré Sur) se destacó desde el principio como una de las favoritas, tanto por la originalidad de su tema (las protestas estudiantiles en Chile) como por su creativa conjugación de lenguajes (texto literario e imagen gráfica) para narrar la trama. Finalmente, el libro de la escritora y periodista Lola Larra (seudónimo de Claudia Larraguibel) y el dibujante Vicente Renamontes fue escogido como uno de los 20 ganadores de este reconocimiento a las mejores producciones para niños y jóvenes de creadores iberoamericanos.

Sigue leyendo

Andrés Acosta, los zombis y la magia del terror: una entrevista con el autor de «Tristania»

AndresAcosta2

Nacido en 1964 en Chilpancingo, México, Andrés Acosta es uno de los más destacados autores de la narrativa para jóvenes en su país. Su producción incluye títulos como El complejo de Faetón (SM, 2006), Olfato (SM, 2009, Premio Gran Angular) y Subterráneos (SM, 2012). Su novela Tristania, publicada en 2014 por Ediciones El Naranjo, fue una de las obras ganadoras del Premio Fundación Cuatrogatos 2015.

Para conocer más detalles sobre los orígenes de Tristania y el proceso creativo de esta novela hicimos llegar a Acosta el siguiente cuestionario:

¿Cómo y por qué surgió este libro?

Era una deuda de hace muchos años. Yo viajaba siempre de vacaciones de verano a Chilpancingo —la pequeña ciudad en la que nací, cerca de Acapulco—, y mi mejor entretenimiento era comprar un boleto de permanencia voluntaria en el cine de la esquina para ver película tras película, desde la mañana hasta la tarde o incluso la noche. A veces mi tía tenía que entrar para arrancarme de la butaca en primera fila, en la que me sentaba, para que regresara a casa de mi abuela a cenar y dormir. Vi tantas películas, de luchadores enmascarados, de zombis y vampiros, naves interplanetarias y de vaqueros —mis favoritas eran las de terror—, que me convertí en una especie de Quijote en pequeño. Constantemente me imaginaba siendo perseguido por monstruos o en situaciones apocalípticas de las que había que escapar. El mundo de mi infancia y adolescencia cobraba un sentido enigmático y emocionante si lo observaba como a través de la lente de una cámara de cine: cada detalle, por insignificante que pareciera, se volvía relevante gracias a que era parte de un filme. Tal vez de ahí provenga mi tendencia a contar historias.

Sigue leyendo