Tres poemas de amor para niños

ridingduckSi yo fuera un gato

Si fuera un gato,
por tu tejado
me alunaría,
enamorado.

Y trenzaría
mimbres de luna
para amarrarme
junto a tu cuna.

A tus pies
siempre
ronronearía;
mi golpe de ala,
niñita mía.

Si fuera un gato
desenfadado
y no un chiquillo
avergonzado.

Si fuera un gato
cascabelero
te maullaría
cuánto te quiero.

Elsa Bornemann (Argentina)
Tomado de El libro de los chicos enamorados, 1977.

Sigue leyendo

¿Cómo, por qué y para qué? Premio Fundación Cuatrogatos 2014

Premio Fundación Cuatrogatos 2014Algunas personas se han interesado por saber cómo se seleccionaron los 20 libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2014 y cuál fue el propósito de nuestra organización al crear esta distinción. Por ese motivo, solicitamos a los miembros del comité que tuvo a su cargo la elección final de las obras ganadoras que respondieran a estas tres preguntas:

¿Cómo fue el proceso de selección de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos?

Sergio Andricaín: Para escoger esos 20 excelentes libros, leímos cientos de títulos a lo largo del año y fuimos preseleccionando aquellos que nos parecieron de mayor interés. Esos libros son enviados a la Fundación Cuatrogatos por editores y autores interesados en que valoremos su producción más reciente. También los conseguimos cuando asistimos a congresos y seminarios en otros países, así como en las ferias internacionales del libro. También consultamos a especialistas de distintos países y les pedimos que nos recomendaran títulos que les parecieran de especial interés entre los publicados entre finales del 2012 y el transcurso de 2013. Por supuesto, no pretendemos que la muestra con la que trabajamos sea exhaustiva, pero en ella estuvo presente un alto número de editoriales y fue muy representativa de lo que se está publicando actualmente. Finalmente, a partir de noviembre un jurado se dio a la tarea de debatir los libros preseleccionados y fuimos reduciendo el número de libros a considerar. La última reunión, a la que llegaron cerca de 70 títulos finalistas, fue difícil y apasionada, pero finalmente logramos un consenso y quedamos muy satisfechos con los 20 ganadores.

Daína Chaviano: El proceso de selección fue arduo. Después de una lectura general, comenzó el proceso de decantación, en el que se realizaron numerosas rondas donde se tuvieron en cuenta múltiples valores: originalidad, aporte de las ilustraciones al texto, estilo literario… Resultó bastante difícil hallar un equilibrio en los rangos de edades y temas, pero creo que se logró una muestra muy heterogénea que refleja lo mejor de la actual literatura para niños y jóvenes.

Antonio Orlando Rodríguez: Uno de las líneas de trabajo de la Fundación Cuatrogatos es el estudio de la oferta editorial en español para niños y jóvenes para «descubrir» las obras de mayor valor y recomendarlas con el fin de que lleguen al mayor número posible de hogares, bibliotecas y escuelas. Durante todo el año leemos cientos de libros que nos envían editoriales y distribuidoras de América Latina, España y Estados Unidos. A partir de ese material, realizamos una preselección de unos 300 títulos que un jurado de expertos fue reduciendo, a lo largo de varias rondas eliminatorias, a la cantidad de 20 títulos. El proceso para decidir los ganadores fue complejo, en algunos casos hubo unanimidad, en otros hubo mucha discusión y fue preciso releer las obras a la luz de los argumentos escuchados. La idea fue ofrecer un conjunto de títulos donde hubiera diversos géneros literarios y posibles destinatarios. Para tratar de consolarnos por no haber podido incluir entre los 20 ganadores varios títulos que fueron muy defendidos, tomamos el acuerdo de dar a conocer un listado de finalistas. En resumen, fue un trabajo realizado con rigor, conocimiento y transparencia. Como cualquier selección, puede dar pie a discrepancia, pero estamos convencidos de que en este caso puede afirmarse: «no están todos los que son; pero todos los que están, son».

Chely Lima: Fue un proceso muy reñido, por la calidad de los libros que se recibieron en la fundación y también por la variedad de criterios de los que participamos en la selección. Creo que el jurado se tomó muy a pecho, y en buena hora, que quedara lo mejor de lo mejor entre libros bien escritos, hermosamente ilustrados y editados con primor.

Eddy Díaz Souza: Lecturas tras lecturas, anotaciones, reflexiones y arduos debates condujeron –pasiones a un lado– a establecer durante el proceso una mecánica que facilitó, a la larga, el consenso general en las obras seleccionadas. Durante las largas sesiones primaron el rigor, el humor y el amor por la literatura y los libros.

Sigue leyendo