En la Feria del Libro de Miami, Seminario de Literatura Infantil para decir quiénes somos

Tomado del periódico El Nuevo Herald, 16 de noviembre, 2022.

El sábado 19 de noviembre, la Feria del Libro de Miami y la Fundación Cuatrogatos presentarán su IX Seminario de Literatura Infantil y Lectura, un encuentro dirigido a padres, maestros, bibliotecarios y a todos los adultos interesados en la formación de nuevos lectores. Este año, el evento contará con la participación de destacados autores de varios países y tendrá como lema “El derecho a decir quiénes somos”. El evento se realizará en el Wolfson Campus del Miami Dade College (edificio 8, salón 8525, quinto piso) a partir de las 10 de la mañana y no se requiere inscripción previa.

El cartel del evento se diseñó a partir de cuatro dibujos que el prestigioso artista cubano Enrique Martínez Blanco obsequió a la Fundación Cuatrogatos hace algunos años. Con este póster se ha querido rendir homenaje a uno de los grandes ilustradores iberoamericanos, fallecido en Nueva York en enero del 2019.

Una atractiva programación

La charla de apertura, “La literatura infantil: un hogar al que siempre volveremos”, estará a cargo de la autora ecuatoriana María Fernanda Heredia, una de las más populares figuras de la narrativa iberoamericana para niños y jóvenes. “Quiero hablar sobre la literatura infantil como el hogar o el refugio que nos acogerá a lo largo de la vida; ese espacio que –como la casa de los abuelos– está en un lugar especial de la memoria y de la vida, en el que guardamos las voces que nos sostienen y las historias que nos abrigan”, nos adelanta Heredia. “Quiero referirme a los cuentos con los que iremos configurando nuestra propia identidad, y que, como una alarma sensible, regresarán en determinados momentos a recordarnos quiénes somos y en qué creemos.”

Entre los invitados estará también la popular autora cubanoamericana de literatura fantástica y ciencia ficción Daína Chaviano, quien cerrará el seminario con “Mundos imaginarios, metáforas de libertad”, un diálogo con el periodista Alejandro Ríos. Para la creadora de País de dragones y Amoroso planeta –obras reeditadas recientemente por la editorial colombiana Norma, que podrán adquirirse por primera vez en Estados Unidos–, esta “será una ocasión ideal para conversar sobre el papel de la fantasía como herramienta para burlar la censura y para ejercer la libertad de expresión dentro de sociedades totalitarias”.

Ramón París, prestigioso ilustrador venezolano radicado en Barcelona, compartirá con el público de Miami sus experiencias como creador de libros álbum para niños, un campo en el que ha alcanzado reconocimiento internacional con obras como La caimana y Duermevela. En la Feria estará su más reciente publicación: Cuentos bailables.

La programación del seminario incluye, además, un panel dedicado a las letras para niños de Bolivia, a cargo de cuatro integrantes de la Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil: las autoras Isabel Mesa Gisbert, Liliana de la Quintana, Verónica Linares y Mariana Ruiz. Para Ruiz, “es un honor que nuestra Academia represente a Bolivia en un evento tan importante y reconocido a nivel iberoamericano”.

El reto de atrapar a lectores juveniles

Sin duda alguna, uno de los “platos fuertes” del seminario será el panel “Retos de escribir para jóvenes”, que reunirá a los multipremiados autores Pablo De Santis, de Argentina, y Martha Riva Palacio Obón y Andrés Acosta, de México.

De Santis, autor de una amplia producción novelística para adultos que incluye títulos como El enigma de París y Operación Belladonna, también es un gran favorito de los lectores infantiles y juveniles de Argentina y otros países gracias a obras El inventor de juegos y El alumno nuevo.

Para el ganador del Premio Planeta-Casa de América 2007, su pasión por construir universos de ficción está relacionada con una biblioteca de su niñez. “En la casa donde crecí había varias bibliotecas, pero había un cuartito, donde se guardaban herramientas y juguetes, que albergaba los libros más viejos y descalabrados”, nos cuenta. “Allí juntaban polvo los manuales de anatomía Testut, con los que mis padres habían estudiado medicina, las novelas de Agatha Christie y Georges Simenon, y los clásicos de la colección Robin Hood, de portadas amarillas, donde convivían Jean Eyre y Alicia con Sandokán. He escrito novelas policiales, literatura fantástica y libros para niños como un modo de ser secretamente fiel a esa biblioteca de infancia”.

Por su parte, Martha Riva Palacio Obón, artífice de novelas para adolescentes muy elogiadas por la crítica y el público, como Buenas noches, Laika y Ella trae la lluvia, considera que “escribir para jóvenes es un reto que implica cuestionarse constantemente desde dónde y cómo deseo seguir narrando. La literatura juvenil abarca ese periodo complejo de la vida en el que pasamos de la adolescencia a la madurez y comienza a cristalizarse, para bien o para mal, nuestra personalidad. En realidad, no hay una frontera clara entre la literatura juvenil y la adulta. ¿En qué momento nos volvemos realmente personas adultas? Creo que ahí, justo en ese punto de transición, suceden cosas muy interesantes”.

A Andrés Acosta, muy conocido entre los lectores juveniles de México y otros países por sus originales novelas Tristania y #YoSoyBosco, crear ficciones para este público le provoca “la ignición de una poderosa mezcla creativa de incertidumbre y responsabilidad a partes iguales. Nunca estoy seguro acerca de si escribo para jóvenes y, sin embargo, continúo haciéndolo con absoluta fe. Para mí, es emprender un permanente viaje inverso de maduración hacia el estado óptimo de la existencia: la juventud”.

Literatura infantil y juvenil: un espacio para descubrirse y aceptarse

“Para la Fundación Cuatrogatos ha sido un privilegio poder trabajar durante nueve años con la Feria del Libro de Miami en este Seminario de Literatura Infantil y Lectura y contribuir a consolidarlo como un encuentro informativo y formativo de gran calidad, que siempre cuenta con la presencia de escritores y especialistas de primera línea”, dice Antonio Orlando Rodríguez, uno de los organizadores del seminario y cofundador, junto a Sergio Andricaín, de Cuatrogatos.

Sobre “El derecho a decir quiénes somos”, lema del evento este año, Rodríguez comenta: “Consideramos que esa es una idea que es conveniente remarcar y que ha estado presente en el seminario desde sus inicios. Siempre hemos apostado por la diversidad y la inclusión, con la certeza de que la literatura y la lectura son espacios de gran valor para que los niños y los jóvenes se descubran y se acepten tal cual son, y para que entiendan que la diferencia es algo natural, que no debe silenciarse o coartarse bajo ningún concepto”.

“Me entusiasma mucho poder participar en este seminario, creo que es un espacio muy valioso que permite reflexionar, de forma colectiva, sobre lo que implica escribir para niños y jóvenes en este momento histórico”, opina, para concluir, Martha Riva Palacio Obón. “Es una gran oportunidad para conocer experiencias en torno al fomento de la lectura, escuchar los retos que enfrenta cada región y tender redes que nos permitan seguir intercambiando narrativas y puntos de vista”.

Cartel y programación del IX Seminario de Literatura Infantil y Lectura de la Feria del Libro de Miami y la Fundación Cuatrogatos

Cartel con ilustraciones de Enrique Martínez Blanco. Diseño gráfico de Oscar Fernández-Chuyn.

El sábado 19 de noviembre de 2022, la Feria del Libro de Miami y la Fundación Cuatrogatos presentarán la novena edición del Seminario de Literatura Infantil y Lectura. Este año el evento vuelve a realizarse con público, después de haberse hecho de forma virtual en 2020 y 2021 a causa de la pandemia provocada por el covid-19.

La cita es a las 10:00 a.m. en el edificio 8 del Wolfson Campus del Miami Dade College (315 NE 2nd Ave, quinto piso, Miami, FL 33132). Para asistir a las sesiones no se requiere inscripción previa, con excepción de los profesores de español del Sistema de Escuelas Públicas de Miami-Dade, quienes deberán formalizar su matrícula a través de dicha institución. El ticket de entrada a la feria permite el acceso a este evento.

Como todos los años, el seminario tiene un lema central, que en esta ocasión es El derecho a decir quiénes somos.

El cartel rinde homenaje al destacado artista visual cubano Enrique Martínez Blanco (1947-2019). El diseño hace confluir en un mismo espacio cuatro ilustraciones suyas de animales que ostentan con orgullo su individualidad en un mundo cada vez más plural y diverso. El diseño gráfico es obra de Oscar Fernández-Chuyn.

El Seminario tendrá como invitados a un grupo de destacados creadores de libros para niños y jóvenes: María Fernanda Heredia (Ecuador), Pablo De Santis (Argentina), Daína Chaviano (Cuba-Estados Unidos), Martha Riva Palacio y Andrés Acosta (México), Ramón París (Venezuela) y Liliana de la Quintana, Verónica Linares, Isabel Mesa Gisbert y Mariana Ruiz (Bolivia). Presentándolos al público, y dialogando con ellos, participarán también Alejandro Ríos, Betty Quintero, María Cueto y Antonio Orlando Rodríguez.

En la organización de este evento, la Feria del Libro de Miami y Fundación Cuatrogatos han contado con el apoyo de Ediciones Ekaré, Cinco Books, la Academia Boliviana de Literatura Infantil y Juvenil y el Sistema de Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade.

El programa será el siguiente:

10:00 a.m.

Inauguración.

10:15 am a 11.20 p.m.

La literatura infantil: un hogar al que siempre volveremos. Charla inaugural por la autora María Fernanda Heredia (Ecuador). Coordinación: Betty Quintero (Venezuela).

11:30 a 12:30 p.m

La creación de un álbum ilustrado. Charla por el ilustrador Ramón París (Venezuela).

12:30 a 1:30 p.m.

Receso.

1:30 a 3:00 p.m.

Miradas a la literatura infantil de Bolivia. Panel con las escritoras bolivianas Liliana de la Quintana, Verónica Linares, Isabel Mesa Gisbert y Mariana Ruiz. Coordinación: María Cueto (Cuba-Estados Unidos).

3:00 a 4:30 p.m.

Retos de escribir para jóvenes. Panel con los escritores Pablo De Santis (Argentina), Andrés Acosta (México) y Martha Riva Palacio Obón (México), en conversación con Antonio Orlando Rodríguez (Cuba-Estados Unidos).

4:30 p.m.

Mundos imaginarios, metáforas de libertad, conversación entre la escritora Daína Chaviano y el periodista Alejandro Ríos (Cuba-Estados Unidos).

Una vez terminado el seminario, las conferencias, los paneles y los diálogos del mismo estarán disponibles a través del canal de YouTube de la Fundación Cuatrogatos.

Por su ya larga y consolidada trayectoria, y por realizarse en el marco de la Feria del Libro de Miami, el festival literario más grande de los realizados en los Estados Unidos, que arriba a su trigésima novena edición, este seminario especializado en los libros para niños y jóvenes y la mediación lectora en español goza de un gran notable prestigio nacional e internacional.

¡Los invitamos a participar en él!

“Versos para ti. Poesía infantil iberoamericana”, una nueva publicación de la Fundación Cuatrogatos para descarga gratuita

La Fundación Cuatrogatos ha puesto en línea para descarga gratuita la publicación Versos para ti. Poesía iberoamericana para niños, que reúne versos de veintisiete autores iberoamericanos de once países.

Los escritores que aparecen en la selección son, mencionados en orden alfabético, Liliana Cinetto, Jorge Luján, María Luz Malamud, Cecilia Pisos, María Cristina Ramos e Iris Rivera, argentinos; Marina Colasanti y Roseana Murray, brasileñas; María José Ferrada, chilena; Gloria Cecilia Díaz y Yolanda Reyes, colombianas; Emilio de Armas, Cristina Obin, Aramís Quintero y Antonio Orlando Rodríguez, cubanos; Roxana Méndez, salvadoreña: Mar Benegas, Nieves García García, Antonio García Teijeiro, Beatriz Giménez de Ory y Juan Carlos Martín Ramos, españoles; María Baranda y María García Esperón, mexicanas; Micaela Chirif, peruana; Georgina Lázaro, puertorriqueña, y Mercedes Calvo y Germán Machado, uruguayos.

Versos para ti fue concebida como una muestra representativa de la producción poética de un conjunto de autores de distintas generaciones, que diera cabida a diferentes formas, estilos y temas. Con su difusión, la Fundación Cuatrogatos desea poner al alcance de padres, educadores y bibliotecarios, sin costi alguno, un material de lectura que puedan compartir con el público infantil.

Agradecemos la colaboración de todos los escritores incluidos, así como de las editoriales que autorizaron la reproducción de algunos de los textos que aparecen en la selección.

Las ilustraciones de la publicación fueron creadas por el artista visual cubano Valerio. La selección de los textos estuvo a cargo de Sergio Andricaín y la edición, de Antonio Orlando Rodríguez y Andricaín. El diseño lo firma Oscar Fernández-Chuyn.

Este proyecto, desarrollado desde Miami por la Fundación Cuatrogatos como parte de su programación 2022-2023, contó con el apoyo de las destacadas escritores y educadoras hispanounidenses F. Isabel Campoy y Alma Flor Ada, así como del Departamento de Asuntos Culturales del Miami-Dade County y del Departamento de Artes y Cultura del Estado de Florida.

Pueden descargar Versos para ti. Poesía infantil iberoamericana haciendo clic aquí.  

“El pájaro verde (Hace muchísimo tiempo)”: Una obra que invita a volar con la imaginación

Por Melania Torres Williams

En el marco de la décima Fiesta de la Lectura 2022, programada por la Fundación Cuatrogatos, y del Open Arts Fest, organizado por Artefactus Cutural Project en su sede, se estrenó una coproducción entre estas dos organizaciones culturales de Miami: la obra teatral El pájaro verde (Hace muchísimo tiempo), escrita por Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez. La historia está inspirada en una leyenda mexicana de la región de Oaxaca, que en un inicio fue un relato escrito por los autores para la colección A lomo de cuento, publicada por Vista Higher Learning / Santillana USA.

Es evidente que estos dos autores saben llevar al lenguaje dramático, de una manera sutil y divertida, las aventuras de un príncipe que por no obedecer el mandato paterno es convertido en un ave de plumas de color “verde mágico”. La narración es atrapante y plena de gracia, juego y poesía. Encontrarse con el trabajo de Andricaín y Rodríguez es la posibilidad de adentrarse a una nueva dimensión en la que la solidez dramatúrgica y el conocimiento de cómo contar una historia son más que evidentes.

La puesta en escena a cargo de Eddy Díaz Souza es de plena teatralidad. El uso de los sonidos y la luz como aliados del relato dan como resultado la creación de un clima onírico, que atrapa tanto a los niños como a los adultos. Las actuaciones de Tamara Melián y Steven Salgado son prueba fehaciente de cómo el cuerpo del actor y la actriz puede ser un instrumento idóneo para transformar la experiencia teatral algo que va más allá del mero movimiento. Lo que Melián y Salgado logran es un trabajo de excelencia.

Foto cortesía de Betty Quintero.

La puesta en escena de Díaz Souza juega con el rompimiento de la cuarta pared, pero sin ser agresiva con el público. Y lo más interesante es que el texto es tan bello, que aún sin pedido alguno, la platea participa con risas, “lágrimas” y hasta expresiones de sorpresa imposibles de dejar en el silencio. En El pájaro verde (Hace muchísimo tiempo), el espectáculo teatral se transforma en una verdadera fiesta, en una celebración de la historia y del presente, en un juego de miradas cómplices y esperanzadas.

Párrafo aparte merece el arte de Carlos Artime, quien recrea elementos de la cultura popular oaxaqueña utilizando jícamas pintadas de colores muy vivaces para lograr máscaras y otros elementos de utilería que no entorpecen el relato, sino que lo enaltecen. Lo que Artime aporta a la puesta es un espectáculo en sí mismo, por eso es muy bello que al final de la obra, todas las piezas sean exhibidas sobre el escenario para que el público pueda verlas más de cerca.

El pájaro verde (Hace muchísimo tiempo) es una experiencia teatral que nos abraza y se queda a vivir en el alma de cada espectador, abriendo una dimensión nueva en la que los cuerpos, el arte y la teatralidad nos invitan a volar con la imaginación.

Ficha técnica:
El pájaro verde (Hace muchísimo tiempo).
Autores: Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez.
Actuaciones: Tamara Melián y Steven Salgado.
Máscaras y objetos artísticos: Carlos Artime.
Dirección: Eddy Díaz Souza.
Producción general: Carlos Arteaga.
Epecráculo estrenado el 8 de octubre de 2022. en la sala Artefactus (12302 SW 133rd Ct. Miami, FL, 33186).

Fiesta de la Lectura 2022 en Miami del 3 al 8 de octubre

Hoy comenzó en Miami la décima edición de la Fiesta de la Lectura, un evento de nuestra Fundación Cuatrogatos que celebra la literatura y las artes en español en el marco del Mes de la Herencia Hispana. Su programación se extenderá del 3 al 8 de octubre y, como es tradicional, en ella tendrán especial importancia las actividades literarias en centros educativos de enseñanza preescolar, elemental y superior.

La Fiesta de la Lectura cuenta este año con la participación, como invitada especial, de la escritora mexicana Judy Goldman, de quien se distribuyen en Estados Unidos libros como Las almas de la fiesta y otros cuentos de Día de muertos, El bailarín del sol y otros cuentos mayas y La vuelta a México en cinco leyendas (con uno que otro fantasma). Goldman visitará las escuelas Coral Way K-8 Center, pionera de la educación bilingüe español-inglés en Estados Unidos, y la Conchita Espinosa Academy.

Como parte del evento se lanzarán cuatro tarjetas literarias de la colección Tris-Tras, de distribución gratuita, un proyecto iniciado por Cuatrogatos en el año 2013 que pone en manos de niños y adolescentes ilustraciones y textos literarios de destacados artistas de Estados Unidos, España y Latinoamérica. Las nuevas tarjetas Tris-Tras han sido creadas por Alekos e Irene Vasco (Colombia), Istvansch (Argentina), Andrea Gago (Perú), Fanuel Hanán Díaz (Venezuela), Iranidis Iris Fundora y Legna Rodríguez Iglesias y Antonio Orlando Rodríguez (Estados Unidos).

El cartel de la Fiesta de la Lectura 2022 cuenta con una ilustración creada por Iranidis Iris Fundora y el diseño es de Oscar Fernández-Chuyn.

Las actividades abiertas al público general y con entrada gratuita serán tres:

Miércoles 5 de octubre, 7:00 p.m.

La experiencia de escribir, charla de la escritora mexicana Judy Goldman, quien visita nuestra ciudad. Esta actividad literaria para el público adulto es presentada por la Fundación Cuatrogatos y el Instituto Cultural de México en Miami en colaboración con Cinco Books. Podrán adquirirse libros publicados recientemente por la autora. Entrada gratuita. Dirección: ICMM, 1399 SW 1rst Ave, tercer piso, Miami, FL 33139.

Viernes 7 de octubre, 8:30 p.m.

Historias Flash: Grandes cuentos en pocas palabras, performance literaria con los actores Mabel Roch y Juan David Ferrer. El programa incluye microficciones de autores como Guillermo Cabrera Infante, Alejandra Pizarnik, César Vallejo, Virgilio Piñera, Slawomir Mrozek, Marina Colasanti, Karel Cápeck y Ana María Shua, entre otros muchos. Evento presentado por la Fundación Cuatrogatos en el marco de la Fiesta de la Lectura con el apoyo de Artefactus Cultural Project y su Open Arts Fest Miami. Entrada gratuita. Público adulto. Dirección: Sala Artefactus, 12302 SW 133rd Ct, Miami, FL 33186.

Sábado 8 de octubre, 5:00 p.m.

Estreno de El pájaro verde (Hace muchísimo tiempo), obra de teatro de Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez inspirada en una leyenda de Oaxaca. Coproducción de Fundación Cuatrogatos y Artefactus en el marco del Open Arts Fest Miami y la Fiesta de la Lectura. Actores: Tamara Melián y Steven Salgado. Objetos de arte creados por Carlos Artime. Puesta en escena: Eddy Díaz Souza. Entrada gratuita. Para público infantil. Dirección: Sala Artefactus, 12302 SW 133rd Ct, Miami, FL 33186.

La Fundación Cuatrogatos agradece el apoyo recibido para la realización de la Fiesta de la Lectura 2022 por el Departamento de Asuntos Culturales del Condado Miami-Dade, el programa Culture Builds Florida de la Dirección de Artes y Cultura del Estado de Florida, el Instituto Cultural de México en Miami, el Sistema de Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade, Artefactus Cultural Project, Cinco Books, Pikitín, The Jardin Community Center y Conchita Espinosa Academy. Gracias también a Maru Antunano, Germán Guerra y Ena Columbié, del periódico El Nuevo Herald, y a Jordan Marcos The Agency por su ayuda en la divulgación.

Antonio Orlando Rodríguez obtiene el XVIII Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil

El escritor cubano Antonio Orlando Rodríguez obtiene, por unanimidad, el XVIII Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil: https://pilij.fundacion-sm.org.mx/

El jurado ha dicho que “la escritura del autor, de indiscutible fuerza y calidad, despierta la imaginación de los lectores en formas que renuevan el asombro” y que “su obra integra de una manera poética diversas tradiciones y registros que navegan desde su Caribe natal hacia otras latitudes, trascendiendo los límites geográficos, lingüísticos y generacionales”.

Este galardón, que se otorga a un autor por el conjunto de su obra, es convocado por la Fundación SM de México, en colaboración con la Unesco, IBBY México, la OEI y el CERLALC, y con el apoyo de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Entrevista con la autora e ilustradora peruana Andrea Gago

El nombre de Andrea Gago se menciona cada vez con más frecuencia cuando se habla de buenos libros para niños en Perú. Esta joven artista estudió Estudió Diseño Gráfico en el Instituto Peruano de Publicidad y, más adelante, cursó en la especialidad de Grabado en la Facultad de Arte y Diseño de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Ha ilustrado obras para niños como Uli. Una ardilla del otoño, álbum con texto de Elena Fernández Ferro (Lima: mónimo, 2022), y las narraciones Algo azul, de Becky Urbina (Lima: Fondo de Cultura Económica, 2020), y El paño rojo, de Anna Lavatelli (Bogotá: Panamericana Editorial, 2019).

Como de autora de los textos y las ilustraciones, Andrea ha dado a conocer con el sello peruano Polifonía Editorial dos obras para bebés: La discusión (2019) y El bolso de mamá (2020). El primero de ellos fue seleccionado como uno de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 por un grupo multidisciplinario de lectores que lo destacó como una “inteligente y jugosa historia para los más chicos que, sin duda, deberían leer también muchos adultos”. Un año antes, sus ilustraciones fueron seleccionadas para la Exposición y el Catálogo de Ilustradores de la Feria del Libro Infantil de Bolonia.

Para conocer un poco más sobre esta creadora, le enviamos un cuestionario que ella tuvo la gentileza de contestar. A continuación, nuestras preguntas y sus respuestas:

¿Cómo comenzó tu atracción por las artes visuales?

Sé que va a sonar un poco trillado, pero desde muy pequeña he dibujado. Solía llevar a todas partes mis materiales para dibujar. Pero cuando terminé el colegio no sabía qué estudiar. Fue un momento difícil para mí el decidirme por una carrera. Creyendo asegurar mi futuro laboral estudié diseño gráfico, que parecía una carrera más o menos afín a mis intereses. Terminé sin mucho ánimo y comencé a trabajar. Pero sentía que me faltaba algo, no estaba contenta. Me inscribí en cursos de acuarela y serigrafía, estando siempre pendiente de las exposiciones de arte. Fue durante ese tiempo que empecé a hacer mi propio camino. En un viaje a Argentina vi el trabajo de Liniers, de Cristian Turdera y todos los libros de Pequeño Editor. Fue como amor a primera vista y recuerdo haber pensado: “Esto es lo que quiero hacer, a esto me quiero dedicar”.

¿Qué tipo de estudios realizaste en este campo?

Después de estudiar diseño gráfico y de trabajar sin mucho ánimo durante unos años, decidí estudiar Arte. Sentía que el diseño gráfico no me daba todas las herramientas que necesitaba para convertirme en ilustradora, así que decidí postular a la carrera de Arte en la Universidad Católica.

Recuerdo esos primeros años en la Facultad con mucho cariño. Fue una época de mucho aprendizaje. Aprendí escultura, grabado, pintura. De todo un poco y, claro, los cursos teóricos fueron muy valiosos también. Me especialicé en Grabado.

En esa etapa de tu vida, ¿recibiste formación en la especialidad de ilustración?

Lamentablemente, en el Perú no existe la carrera de Ilustración. Así que durante esta etapa la formación que recibí estaba enfocada solo en las artes plásticas y las artes visuales contemporáneas.

Pienso que los contextos me empujaban a encontrar un lugar para mí que yo desconocía. Lo digo porque cuando trabajaba en diseño gráfico me decían que mi línea era muy artística y cuando estudiaba arte los profesores me decían que todo era muy gráfico o ilustrativo, de manera peyorativa. Con mucho temple logré encontrar el lugar adecuado para mi trabajo, entre el arte y el diseño.

¿Qué te atrae de la ilustración de libros?

La ilustración para libros me atrae por varios motivos. Como lectora es un goce inexplicable el que siento al estar frente a un libro ilustrado, me conecto emocionalmente con los trazos, los colores, el ritmo al pasar las páginas. Es realmente maravilloso ver la cantidad de estilos y posibilidades que encuentro en mucho de lo que se publica. Por otro lado, la ilustración involucra una investigación tanto teórica como artística. Ilustrar no solo se trata de “dibujar bonito”, se trata de una búsqueda y aprendizaje constante para lograr entender lo que necesita cada proyecto para, finalmente, poder lograr materializar una experiencia literaria y artística completa.

¿Cuál es el principal reto cuando ilustras un texto que no ha sido escrito por ti, como sucedió, por ejemplo, con Algo azul, de Becky Urbina?

Cada libro es un universo distinto. El principal reto para mí es lograr unidad en todo el libro. La parte inicial, sobre todo, es bastante trabajosa. Lograr llegar a ese punto en el que todas las personas involucradas en la creación del libro estén de acuerdo con el trabajo que realizo, es el reto más grande.

Con Algo azul tuve bastante libertad para trabajar en las ilustraciones. Sentí que la historia necesitaba fluidez y transparencia. Así que decidí trabajar con tinta china. Un material al que le tenía hasta ese momento respeto y distancia, pero siento que la historia me pedía eso: transparencia, trazos inexactos y un poco de “error”.

Todo artista suele tener referentes que le sirven de inspiración o que considera paradigmas. ¿Cuáles son los tuyos, si los tienes? ¿Qué admiras de manera especial en ellos?

Hay muchos artistas cuyo trabajo admiro. En primer lugar, Paula Rego y William Kentridge. Son dos dibujantes extraordinarios. Paula Rego hace uso de la narrativa en sus dibujos y grabados. Tiene personajes en situaciones muy sugerentes. William Kentridge es genial con el carboncillo. Me encantan sus videos y cómo conecta pasado con presente en su obra. Por el color admiro mucho a Matisse, Edward Hopper y David Hockney. Hockney tiene composiciones con mucho vacío y soledad en sus pinturas, sobre todo en los interiores veo esa carga emotiva que se hizo latente en la pandemia, cuando estuvimos en casa y nuestra única conexión con el exterior era la ventana.

Sigo el trabajo de muchos artistas ilustradores, pero admiro especialmente el de Kitty Crowther por esos trazos con lápices de color, el uso del claroscuro y porque sus historias son maravillosas también. Finalmente, el trabajo de Isol me encanta porque sus trazos son desenfadados y salvajes al igual que sus historias.

¿Qué te ha llevado convertirte en autora integral de libros como La discusión y El bolso de mamá?

Escribir es otra de mis pasiones. Si bien no he tenido una formación en letras, siempre he escrito poemas e historias cortas. En la Facultad de Arte los cursos teóricos son bastante variados y se valora mucho la escritura también como parte del proceso creativo. Por otro lado, en mi formación en diseño gráfico tuve algunos ejercicios o tareas en las que tenía que crear titulares y conceptualizar campañas publicitarias e incluso comerciales, plantear storyboards y guiones.
Esto se asemeja mucho al modo en el que se plantean inicialmente los libros. Son secuencias visuales, en las que tiene que haber unidad en todo el contenido. Si bien ilustro otras historias, mi principal pasión es crear las mías propias.

La discusión, de Andrea Gago (Lima: Polifonía Editora, 2019).

Vivimos en sociedades muy polarizadas, en constantes enfrentamientos, en las que pareciera que hay poco espacio para el diálogo, el razonamiento y la negociación. Aunque La discusión es un libro para bebés, con personajes animales, al jurado que le concedió el Premio Fundación Cuatrogatos 2022 le pareció una parábola con la posibilidad de conectar con lectores de muy diferentes edades. ¿Qué te motivó a hacer este libro, cómo surgió la idea?

Sí, estamos en un momento bastante difícil, enfrascados en una discusión que no parece tener fin. En este contexto me parece muy halagador y agradezco que mi libro haya tenido esa acogida, con muy amables palabras.

La idea surgió porque las discusiones que leía en redes, o que escuchaba a mi alrededor e incluso las discusiones en las que yo misma me veía involucrada, me hacían pensar en que, cuando esto sucede, parece que habláramos en idiomas distintos. Como si el lenguaje no bastara o no fuera suficiente para darnos a entender. Entonces pensé: “Cada quién entiende lo que quiere entender y ya está”.

Por otro lado, en la bibliografía que revisaba sobre filosofía del arte las ideas parecen sucederse en la historia como una conversación que a ratos entra en conflicto; mi aporte figurado es lo que ocurre al final del libro y que muy probablemente ocurra al final de nuestra historia como humanidad.

¿Cómo fue el proceso de creación de La discusión?

Con la motivación que acabo de comentar, en un primer momento decidí plantear distintos personajes discutiendo en diferentes idiomas, pero sentí que esta idea no era del todo potente. Por eso, después de darle algunas vueltas, decidí usar las onomatopeyas de los animales. De este modo cada lector podría darle su propia interpretación a lo que cada personaje está exponiendo (cosa que no iba a suceder con los distintos idiomas, porque igual tendría que poner palabras reales en la discusión). Finalmente la idea quedó así y luego escogí a los animales con cierto orden de aparición.

Recuerdo que fue un proceso rápido. Conocí a la directora de Polifonía en una exposición colectiva en la que participé, a la semana siguiente nos reunimos y a los diez días le presenté dos borradores en los que estaba trabajando: la discusión y El bolso de mamá. Decidimos comenzar con La discusión y la idea era llegar a la FIL Lima con el libro impreso para su presentación. Así comenzó para mí esta hermosa travesía de hacer libros.

¿Cómo escogiste la técnica de ilustración de La discusión?

En ese tiempo mi trabajo estaba en una etapa de transición hacia el color. Había dejado un poco de lado los dibujos monocromos y pintaba papeles para hacer pruebas de color en distintas composiciones. Con esta técnica había ilustrado el primer libro por encargo ese mismo año, unos meses antes de comenzar a crear La discusión. Entonces me sentí bastante cómoda para plantear el libro con esa misma técnica. Armé los personajes con una mezcla de cartulinas pintadas y otros papeles como kraft y cartón, entre otros. Tenía la intención de conseguir un poco de volumen en los personajes para que tengan mayor impacto visual.

¿Cómo describirías el panorama actual de la ilustración de libros para niños en Perú?

Actualmente, hay muchas personas que se dedican a la ilustración, es un campo bastante joven en nuestro país pero que poco a poco se está fortaleciendo. Hay mucho talento y nuevas editoriales que apuestan por el trabajo de nuevos artistas. Sin embargo, sigo pensando que todavía falta valorar este trabajo y que hay muchos más creadores que proyectos editoriales. Esto hace que nuestro mercado no sea tan grande como el de países vecinos. Estoy convencida de que con los años, esto irá cambiando y cada quien pondrá su granito de arena para que así sea.

Y, por cierto, ¿quién es Andrea Gago?, ¿podrías contarnos algo sobre ella?

Andrea Gago, aparte de ser ilustradora y escritora de libros para niñas y niños, es una persona bastante alegre y divertida. Le gusta disfrutar de la vida, de la naturaleza y viajar con su familia, que es lo que más valora. Es una feliz madre de una niña maravillosa de casi diez años y de una perrita muy traviesa de casi tres. Tiene un esposo, que es pintor y que ha sido siempre su cómplice, consejero y apoyo fundamental en cada cosa que hace.

Andrea es algo tímida, silenciosa y no le gusta exponerse mucho en público, valora su intimidad. También le gusta la música, bailar y cantar a todo pulmón cuando se sabe la letra. Le gusta reír y conversar con sus amigos y amigas más cercanos. Le encanta leer y se considera una compradora compulsiva de libros.

Materiales de acceso libre publicados por la Fundación Cuatrogatos (enero-julio, 2022)

Ilustración de Vicky Ramos (Costa Rica).

De enero a julio del 2022, la Fundación Cuatrogatos puso en línea diferentes textos y videos en su plataforma de información digital sobre literatura infantil y juvenil y promoción de lectura.

Agradecemos el apoyo de los autores, ilustradores, críticos, reseñistas y demás colaboradores que nos apoyan para que podamos continuar diversificando los contenidos de nuestro sitio web y del MiauBlog, así como de nuestras páginas de Facebook, Instagram, Twitter, YouTube y otras redes sociales.

A continuación, un listado con algunos de los materiales difundidos durante los primeros siete meses de este año:

Artículos

¿Por qué me arrebata Christine Nöstlinger?, por Legna Rodríguez Iglesias (Cuba-Estados Unidos).

Ficciones

Erico y las belindas, cuento de Janina Pérez de la Iglesia (Cuba).

“Con mi abuelo” y “Es lo que soy”, poemas de Georgina Lázaro (Puerto Rico).

“Abrigo” y “21.11.85”, poemas de Becky Urbina (Perú). 

Entrevistas

Ana Campoy, Pepa Guindilla y el arte de echar a las acelgas un poquito de sal.

Antonio Ramos Revillas habla sobre su novela juvenil Salvajes.

Gabriela Burin: “No enfoco mi trabajo hacia lo infantil, sino desde lo infantil”.

Eliseo Diego: “El niño es un misterio”.

Serie de comentarios Libros que desafían el tiempo, por Fanuel Hanán Díaz:

Sapo y Sapo son amigos, de Arnold Lobel (Loqueleo).

La escoba de la viuda, de Chris Van Allsburg (Fondo de Cultura Económica).

Los pequeños macabros, de Edward Gorey (Libros del Zorro Rojo).

Reseñas de libros

Daína Chaviano escribe sobre:

Voy a contaros la nieve, de Beatriz Giménez de Ory, ilustraciones de Verònica Aranda (Ediciones SM, España).

La más callada de la clase, de Sergio Aguirre (Editorial Norma, Argentina).

Mi abuela tiene un león, de María Elina (Periplo Ediciones, Argentina).

La version de Eric, de Nando López (Ediciones SM España).

João, de Paloma González Rubio (Edelvives, España).

A lomos de caballo, de Daniel Piqueras Fisk (Narval Editores, España).

Cuento negro para una negra noche, de Clayton Bess, ilustraciones de Manuel Ahumada (Fondo de Cultura Económica, México).

¿Estás ahí?, de Jorge Gómez Soto (Ediciones SM, España).

Ena Columbié escribe sobre:

Cuento del sinsonte olvidadizo, texto de Antonio Orlando Rodríguez, ilustraciones de Israel Barrón (El Naranjo, México).

Cristina Rebull escribe sobre:

Los frágiles, de Cécile Roumiguiére (Editorial Norma, Colombia).

Leonardo Van Schermbeek escribe sobre:

El libro de los saludos, texto de Arianna Squilloni, ilustraciones de Olga Capdevilla (A buen paso, España).

Los distintos, de Mónica Montañés, ilustraciones de Eva Sánchez Gómez (Ediciones Ekaré, España).

El vuelo de las jorobadas, texto de Juliana Muñoz Toro, ilustraciones de Dipacho (Lazo Libros).

Érase dos veces el barón Lamberto, de Gianni Rodari, ilustraciones de Javier Zavala (Kalandraka Editora, España.

Secretos de los que van y vienen, de María Cristina Ramos, ilustraciones de Paula Alenda (Ruedamares. Argentina).

No sin mis cosas peferidas, texto de Sepideh Sarihi, ilustraciones de Julie Völk (Lóguez Ediciones, España).

Videos

Mónica Montañés habla de su libro Los distintos (Ediciones Ekaré).

Video Premio Fundación Cuatrogatos 2022.

Fiesta de la Lectura, Miami 2021.

Encuesta

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (primera entrega: Nórdica y Fondo de Cultura Económica de Argentina).

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (segunda entrega: Norma Argentina y Ediciones Ekaré).

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (tercera entrega: Anaya y A buen paso).

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (cuarta entrega: Ediciones SM y Gato Sueco Editorial).

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (quinta entrega: Fondo de Cultura Económica México y Lóguez Ediciones).

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (sexta entrega: Periplo Ediciones y Ediciones Pozo de Arena).

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (séptima entrega: bookolia y Calibroscopio Ediciones).

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (octava entrega: Norma Argentina y Libros del Pez Espiral).

—Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (novena entrega: Alboroto Ediciones y Polifonía Editora).

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (décima y última entrega: Nube de Tinta y Calibroscopio Ediciones).

Actividades de la Fundación Cuatrogatos

Fundación Cuatrogatos: recuento del trabajo realizado en 2021.

Libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022.

Mensaje de la Fundación Cuatrogatos por el 2 de abril, Día Internacional del Libro Infantil 2022: “Puertas a la esperanza”, por F. Isabel Campoy y Alma Flor Ada.

Cuatrogatos se suma a las actividades del mes Read Across America con la serie de encuentros literarios “Leamos cuentos y poemas en las aulas”.

Varios

Y para usted, ¿qué es la poesía? Siete autores iberoamericanos responden.

“Los pequeños macabros”, de Edward Gorey. Serie Libros que desafían el tiempo, por Fanuel Hanán Díaz

“Los pequeños macabros”, de Edward Gorey. Traducción al español del Marcial Souto (Barcelona: Libros del Zorro Rojo, 2014).

Los abecedarios representan una categoría muy vinculada con los libros para niños, quizás una de las más antiguas en el desarrollo de esta industria. Por eso, resulta sorprendente el uso de este molde, muy cercano a lo didáctico, para crear un universo que rompe con los convencionalismos de lo que deben ser un libro dirigido para los lectores infantiles.

Los pequeños macabros, publicado por el estadounidense Edward Gorey en 1963, es un libro alucinante y atrevido. Se trata de una colección de escenas, dibujadas con tinta y pluma a blanco y negro, donde los protagonistas son niños que están retratados justo en el momento de morir en muy trágicas circunstancias. Cada cuadro contiene una puesta en escena muy teatral, que congela ese instante en el que algo va a suceder, dejando a la imaginación del lector el desenlace.

El manejo magistral de las texturas y las escalas de grises aporta una fuerza especial a las ilustraciones, que hacen del negro un elemento protagónico. Espacios surreales y tenebrosos introducen potentes escenografías que recargan cada historia con un halo irreal, como si se tratara de visiones distorsionadas de una mente retorcida. Un innegable humor negro permea este libro, particular y único por su manera de utilizar la infancia como un medio para representar lo macabro.

Personajes indefensos o desprevenidos sucumben ante distintas amenazas: animales salvajes, un veneno, un arma, una enfermedad o un peligro natural. En parte, en estas coyunturas de eventos improbables reside el humor negro de las situaciones, que resultan poco creíbles a pesar de su extrema crudeza.

Edward Gorey (1925-2000) está considerado, por muchas razones, un autor de culto. Entre ellas, porque gran parte de sus libros circularon entre una comunidad cerrada de lectores, porque cada propuesta dentro de la extensa producción de este autor era única, a veces editada en pequeños tirajes y en formatos poco convencionales, además de irrumpir contra todos los convencionalismos. La misma personalidad excéntrica de este creador contribuyó a construir una obra extraña e inclasificable.

Muchos de sus rituales, como asistir con frecuencia al ballet, o de sus gustos, como su fascinación por la época eduardiana, especialmente por la moda, marcaron fuertemente su obra en las poses estudiadas y los atuendos elegantes de sus personajes. En su apariencia personal, Gorey asumió un estilo extravagante por los abrigos de piel y los ostentosos anillos que usaba. Con su estilo gráfico, cargado de elementos góticos y surrealistas, imágenes poéticas y oscuras, soluciones sarcásticas y de humor negro, creó un sello único que ha dejado un impacto en creadores posteriores, entre ellos Tim Burton.

Diferentes influencias nutren la obra de Edward Gorey, lector inagotable y cinéfilo. Los pequeños macabros es un libro que no se agota en una primera mirada y que mantiene un singular poder magnético, ya que es difícil despegarse de sus páginas cuando se han abierto. Muchas cosas seducen a los que exploran el universo particular de este autor, cargado de referencias culturales. Sin embargo, lo que más fascina es su capacidad para detonar infinitas historias a partir de imágenes contundentes de un mundo curioso y terrible que desafía la razón.

——————

Sigue leyendo

“Sapo y Sapo son amigos”, de Arnold Lobel. Serie Libros que desafían el tiempo, por Fanuel Hanán Díaz

“Sapo y Sepo son amigos”, de Arnold Lobel, publicado por Loqueleo. Traducción del inglés de Pablo Lizcano.

El libro Sapo y Sepo son amigos reúne cuatro relatos muy breves que describen la relación entre dos entrañables amigos que se complacen en descubrir el mundo juntos. Este título, publicado en 1970 por el escritor e ilustrador Arnold Lobel (Los Angeles, 1933-Nueva York, 1987), fue el primero de una serie que tuvo continuidad en Sapo y Sepo, inseparables (1972), Sapo y Sepo, un año entero (1976) y Días con Sapo y Sepo (1979).

Sigue leyendo