Una heroína llamada Mona Carmona

Mona Carmona y el enigma de la Sagrada Familia, de José Ignacio Valenzuela. Ciudad de México: Destino, 2021.

Por Melania Torres Williams

Mona Carmona y el enigma de la Sagrada Familia, de José Ignacio Valenzuela, posee la vertiginosidad de una película de aventuras y la sutileza de una obra literaria construida con maestría.

Al iniciar el libro, Ramona Carmona, de 13 años, o Mona, como todos la llaman, está en el aeropuerto con su papá esperando el vuelo que los va a llevar desde la Ciudad de México hasta Barcelona, donde su abuelo, recién fallecido, residía. Paso a paso vamos conociendo a esta muchacha, que, con alma de detective y la curiosidad propia de su edad,, empieza a meterse en diferentes misterios, llegando al que da nombre al libro: el enigma de la Sagrada Familia.

La catedral, tan emblemática como misteriosa, diseñada y comenzada a construir por Antoni Gaudí, es el escenario perfecto que nos llevará del pasado al presente, ida y vuelta, y hasta en zigzag, para pasear por diferentes culturas, creencias y capas de significado. Es imposible no sentirse atrapados por la prosa de Valenzuela, delicada e intrépida, llena de puntos de giro e imágenes poéticas.

En el capítulo 6, leemos que a Mona: “Le pareció que la Sagrada Familia era una especie de libro abierto donde, si se ponía atención, se podían leer las diversas historias que su arquitecto había ocultado a través de los años”. En el capítulo 7 también se compara a la catedral con un bosque: “(…) las esbeltas columnas se elevaban más de cuarenta metros hacia lo alto, ramificándose como si se trataran de árboles formando un tupido bosque de cuentos de hadas”.

La idea del bosque, referencia inherente a los cuentos clásicos infantiles, también aparece en los sueños de Mona. En el capítulo 14 leemos: “El interior de la Sagrada Familia estaba en total oscuridad. Por un instante, Mona se sintió una vez más dentro de su sueño, en aquel bosque de medianoche donde apareció su abuelo a decirle cosas que ella no alcanzó a comprender”.

Nuestra heroína, con la sagacidad de Sherlock Holmes, la curiosidad de Caperucita Roja y una gran vitalidad adolescente toma conciencia sobre su propia vida, enfrenta sus miedos y descubre lo impensado. Se mete en un “bosque” con forma de templo y vive peripecias tan cautivantes como misteriosas.

En la muy interesante y entretenida charla, organizada por la Fundación Cuatrogatos, que José Ignacio Valenzuela mantuvo con Betty Quintero en el Koubek Center del Miami Dade College, el autor se explayó acerca del proceso de escritura de su obra y mencionó que Mona irá creciendo junto a los nuevos libros de la serie. ¡Eso es algo maravilloso, sin duda!

Mona Carmona es uno de esos personajes que uno invita a su vida para quedarse y seguir conociéndolo. ¡Qué bueno es saber que no estamos solos y solas en el bosque, qué bueno es bailar en las metáforas, adentrarnos en misterios y seguir leyendo!

“Los pequeños macabros”, de Edward Gorey. Serie Libros que desafían el tiempo, por Fanuel Hanán Díaz

“Los pequeños macabros”, de Edward Gorey. Traducción al español del Marcial Souto (Barcelona: Libros del Zorro Rojo, 2014).

Los abecedarios representan una categoría muy vinculada con los libros para niños, quizás una de las más antiguas en el desarrollo de esta industria. Por eso, resulta sorprendente el uso de este molde, muy cercano a lo didáctico, para crear un universo que rompe con los convencionalismos de lo que deben ser un libro dirigido para los lectores infantiles.

Los pequeños macabros, publicado por el estadounidense Edward Gorey en 1963, es un libro alucinante y atrevido. Se trata de una colección de escenas, dibujadas con tinta y pluma a blanco y negro, donde los protagonistas son niños que están retratados justo en el momento de morir en muy trágicas circunstancias. Cada cuadro contiene una puesta en escena muy teatral, que congela ese instante en el que algo va a suceder, dejando a la imaginación del lector el desenlace.

El manejo magistral de las texturas y las escalas de grises aporta una fuerza especial a las ilustraciones, que hacen del negro un elemento protagónico. Espacios surreales y tenebrosos introducen potentes escenografías que recargan cada historia con un halo irreal, como si se tratara de visiones distorsionadas de una mente retorcida. Un innegable humor negro permea este libro, particular y único por su manera de utilizar la infancia como un medio para representar lo macabro.

Personajes indefensos o desprevenidos sucumben ante distintas amenazas: animales salvajes, un veneno, un arma, una enfermedad o un peligro natural. En parte, en estas coyunturas de eventos improbables reside el humor negro de las situaciones, que resultan poco creíbles a pesar de su extrema crudeza.

Edward Gorey (1925-2000) está considerado, por muchas razones, un autor de culto. Entre ellas, porque gran parte de sus libros circularon entre una comunidad cerrada de lectores, porque cada propuesta dentro de la extensa producción de este autor era única, a veces editada en pequeños tirajes y en formatos poco convencionales, además de irrumpir contra todos los convencionalismos. La misma personalidad excéntrica de este creador contribuyó a construir una obra extraña e inclasificable.

Muchos de sus rituales, como asistir con frecuencia al ballet, o de sus gustos, como su fascinación por la época eduardiana, especialmente por la moda, marcaron fuertemente su obra en las poses estudiadas y los atuendos elegantes de sus personajes. En su apariencia personal, Gorey asumió un estilo extravagante por los abrigos de piel y los ostentosos anillos que usaba. Con su estilo gráfico, cargado de elementos góticos y surrealistas, imágenes poéticas y oscuras, soluciones sarcásticas y de humor negro, creó un sello único que ha dejado un impacto en creadores posteriores, entre ellos Tim Burton.

Diferentes influencias nutren la obra de Edward Gorey, lector inagotable y cinéfilo. Los pequeños macabros es un libro que no se agota en una primera mirada y que mantiene un singular poder magnético, ya que es difícil despegarse de sus páginas cuando se han abierto. Muchas cosas seducen a los que exploran el universo particular de este autor, cargado de referencias culturales. Sin embargo, lo que más fascina es su capacidad para detonar infinitas historias a partir de imágenes contundentes de un mundo curioso y terrible que desafía la razón.

——————

Sigue leyendo

“Sapo y Sapo son amigos”, de Arnold Lobel. Serie Libros que desafían el tiempo, por Fanuel Hanán Díaz

“Sapo y Sepo son amigos”, de Arnold Lobel, publicado por Loqueleo. Traducción del inglés de Pablo Lizcano.

El libro Sapo y Sepo son amigos reúne cuatro relatos muy breves que describen la relación entre dos entrañables amigos que se complacen en descubrir el mundo juntos. Este título, publicado en 1970 por el escritor e ilustrador Arnold Lobel (Los Angeles, 1933-Nueva York, 1987), fue el primero de una serie que tuvo continuidad en Sapo y Sepo, inseparables (1972), Sapo y Sepo, un año entero (1976) y Días con Sapo y Sepo (1979).

Sigue leyendo

Ana Campoy, Pepa Guindilla y el arte de echar a las acelgas un poquito de sal

Nacida en Madrid, en 1979, la escritora y periodista cultural Ana Campoy se graduó de Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid y a lo largo de su vida profesional ha sido actriz, locutora y guionista de radio, cine y televisión. Un variado recorrido profesional que terminó desembocando en la literatura para niños y jóvenes con la creación de libros como Las aventuras de Alfred & Agatha (serie de aventuras detectivescas difundida por Edebé a partir del 2011); El dragón del parque Güell (La Galera, 2015); La Cronopandilla: El túnel del tiempo (Premio Jaén de Narrativa Juvenil publicada por Montena en 2017); Familia a la fuga, otra serie, esta con Loqueleo, iniciada en el 2018; Todo eso que nos une (Anaya, 2018); Arturo Leal y el perro fantasma (Ediciones SM, 2019) y, más recientemente, Pen Friends: Cartamigos de leyenda (Molino, 2021) y Pepa Guindilla (Nórdica, 2021).

La última de las obras mencionadas, que ilustró de forma estupenda Eugenia Ábalos, fue escogida como una de las ganadoras del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 por retratar “en clave de humor y con gran desenfado el mundo de Pepa Guindilla, una protagonista infantil traviesa y de incuestionable credibilidad tanto por su pensamiento como por su conducta”. Según el comité de selección del premio, el libro de Campoy ofrece una “regocijante mirada costumbrista a la vida cotidiana de una familia “ensamblada” –urbana y contemporánea–, cuyas relaciones se fundamentan en el respeto, la comprensión y la alegría de vivir; una oportuna celebración de los lazos afectivos y de eso que llamamos felicidad”.

Entrevistamos a la autora de Pepa Guindilla para conocer más sobre su trayectoria y, en particular, sobre esta novela para niños:

Sigue leyendo

“La escoba de la viuda”, de Chris Van Allsburg. Serie Libros que desafían el tiempo, por Fanuel Hanán Díaz

“La escoba de la viuda”, de Chris van Allsburg. Traducción del inglés de Catalina Domínguez. Ciudad de México: Fondo de Cultura Económica, colección Los especiales de A la orilla del viento, 1999.

El día en que una auténtica bruja cae estrepitosamente en la granja de la viuda Mina Shaw muchas cosas cambian para la solitaria mujer. En agradecimiento a la hospitalidad, la bruja le deja como regalo su prodigiosa escoba, que pronto se convertirá en una reconfortante compañía y en una valiosa ayuda para Mina. Sin embargo, para los vecinos más que un portento la escoba encarna una presencia maligna que deben enfrentar…

Sigue leyendo

Gabriela Burin: “No enfoco mi trabajo hacia lo infantil, sino desde lo infantil”

Años atrás llegó a nuestras manos El incendio, una obra dada a conocer en el 2008 por Istvan Schritter (Istvansch) dentro de la colección de libros álbum que dirigió para la desaparecida editorial argentina Libros del Eclipse. Junto al texto de María Teresa Andruetto, aparecían las ilustraciones de Gabriela Burin. Desde entonces hemos seguido con interés la trayectoria de esta artista a través de publicaciones como el poemario Cuando sea grande, de Magdalena Helguera (Calibroscopio Ediciones, 2013), o Cenicienta a la pimienta (Libros del Eclipse, 2014), un libro que firmó como autora integral.

Burin nació en Buenos Aires, Argentina, en 1983, y estudió Bellas Artes en el Instituto Universitario Nacional del Arte (IUNA). Ha estado entre los creadores seleccionados para el Catálogo Iberoamericano de Ilustración de la FIL Guadalajara, en el 2017, y para la muestra de ilustradores de la Feria del Libro Infantil de Bolonia del 2021. Sus ilustraciones han aparecido en títulos publicados por editoriales de Argentina, Chile, México, Uruguay, Paraguay, España, Estados Unidos, China y Emiratos Árabes.

Sigue leyendo

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (décima y última entrega: Nube de Tinta y Calibroscopio Ediciones)

Llegamos a la décima y última entrega de la serie Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022. En esta oportunidad compartimos las respuestas que dieron a nuestras preguntas, desde Buenos Aires, las editoras María Amelia Macedo, de Nube de Tinta, y Judith Wilhelm, de Calibroscopio Ediciones. Muchas gracias a ambas, así como a todos los editores que contestaron también nuestro cuestionario y nos dieron la oportunidad de conocer sus valiosos comentarios sobre 20 libros para niños y jóvenes altamente significativos.

Sigue leyendo

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (novena entrega: Alboroto Ediciones y Polifonía Editora)

En esta penúltima entrega de las respuestas que dieron a nuestro cuestionario los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022, difundimos las que nos hicieron llegar Mónica Bergna, desde Ciudad de México, y Gabriela Ibáñez, desde Lima, directoras de los sellos Alboroto Ediciones y Polifonía Editora, respectivamente.

Sigue leyendo

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (octava entrega: Norma Argentina y Libros del Pez Espiral)

Nos acercamos al final de esta serie que tiene como principal objetivo conocer qué piensan y sienten los editores de diferentes países acerca de sus libros distinguidos con el Premio Fundación Cuatrogatos 2022. Saber cómo surge una obra, cuál es el método de trabajo al que recurrieron sus creadores, cómo un texto se convierte en libro, y, sobre todo, los criterios que respaldan su publicación, es siempre un privilegio para los grandes lectores.

En esta ocasión, responden nuestro cuestionario dos editoras que dan a conocer sus propuestas desde una gran editorial de Argentina, la primera, y desde un sello emergente de Chile, la segunda. Ellas son Laura Leibiker, de Editorial Norma, y Camila Muñoz, de Libros del Pez Espiral.

Sigue leyendo

Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (séptima entrega: bookolia y Calibroscopio Ediciones)

Desde Madrid y desde Buenos Aires recibimos las respuestas que dieron a nuestro cuestionario los editores de otros dos libros que están entre los ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022. Ellos son Luis Larraza, de bookolia (no, no es un descuido: Larraza prefiere que el nombre de la editorial se escriba así, empezando con minúscula), y Judith Wilhelm, de Calibroscopio Ediciones. Sigue leyendo