“Mambrú perdió la guerra”: el nuevo libro de Irene Vasco

Irene Vasco, la autora de Conjuro y sortilegios y Paso a paso, dos de las obras más populares y valoradas de la literatura infantil y juvenil de Colombia, estrena un nuevo libro. Su más reciente título, la novela para niños Mambrú perdió la guerra, acaba de ser publicada en México por la editorial Fondo de Cultura Económica.

Cuatrogatos saluda la aparición de este valioso título, que enriquece la vertiente de la narativa infantil latinoamericana que da testimonio de conflictos sociales y políticos que forman parte, dolorosamente, de la realidad de los niños de la región.

A continuación, las preguntas de Antonio Orlando Rodríguez y la respuestas de Irene Vasco:

Sigue leyendo

Fallece la autora neozelandesa Margaret Mahy, Premio Andersen 2006

La autora neozelandesa Margaret Mahy, ganadora del Premio Hans Christian Andersen 2006, falleció el lunes 23 de julio en su casa en Christchurch, Nueva Zelanda. Tenía 76 años y había publicado más de 150 libros, entre ellos algunos dedicados a los niños más pequeños (A Lion in the Meadow, 1969; Beaten by a Balloon, 1998; Bubble Trouble, 2009) y otros dirigidos a jóvenes adultos (The Haunting, 1982; The Tricksters1987), en la que los personajes de un escritor venido a la vida y causar estragos con su familia. Entre los lectores hispanos se dio a conocer con el cuento El secuestro de la bibliotecaria, publicado a principios de los años 1980 por Altea. Sigue leyendo

Los bostezos, las arrugas y otras rarezas por el estilo

 

Cuatro títulos aparecidos póstumamente vienen a confirmar el singular talento de la obra del autor cubano Albertico Yáñez, en la que lo absurdo y lo inusitado campean en unos textos llenos de humor y fantasía.

Por Carlos Espinosa Domínguez, tomado de Cubaencuentro.

Pese a que han transcurrido ya cuatro años desde su prematura muerte, la obra de Albertico Yáñez (1957-2008) aún sigue deparando sorpresas. A los libros suyos ya conocidos, se han venido a sumar otros cuatro títulos que han visto la luz póstumamente: Zafarrancho colosal (2009), Libro primero de las cosas raras (2010) y Libro segundo de las cosas raras (2011), todos aparecidos bajo el sello de la Editorial Gente Nueva, y El cuaderno de las maticas (y otras hierbas), Ediciones Unión, Colección Ismaelillo, La Habana, 2011.

Desde que se dio a conocer en 1981, con la publicación de Cuentan que Penélope, Albertico Yáñez se dedicó a la literatura para niños, género al cual se mantuvo fiel hasta su fallecimiento. A aquel libro se sumaron después Este libro horroroso y sin remedio (1996, Premios Pinos Nuevos y de la Crítica), La frenética historia del bolotruco y la cacerola encantada (2000), Poco libro para tanta barrabasada (2002) y La perdida por la ganada o el cambio del niño por la vaca (2003, Premio La Rosa Blanca). Los títulos adelantan ya algo de lo que el lector va a encontrar en ellos. Sigue leyendo

¿Por dónde nos llevan los libros?

Por Antonio Orlando Rodríguez

En la casa de mi niñez no había libros. Y, sin embargo, yo me convertí en lector. Leía cuanto caía en mis manos y, poco a poco, la casa se llenó de libros. Primero llegaron Andersen y los hermanos Grimm. Luego Salgari, Dumas, Scott…

La literatura me enseñó rápidamente que el mundo era más grande que mi barrio, mi ciudad o mi país. Que existían otros mundos, reales o imaginarios, y que los libros permitían conocerlos, que con ellos era posible llegar a…

Leer artículo completo aquí.

Un poema de Jacques Prévert

En clase

Dos más dos cuatro
cuatro y cuatro ocho
ocho y ocho dieciséis…
¡Repetid!! dice el maestro
Dos más dos cuatro
cuatro y cuatro ocho
ocho y ocho dieciséis.
De pronto el pájaro lira
pasa por el cielo
el niño lo ve
el niño lo oye
el niño lo llama:
¡Sálvame
juega conmigo
pajarillo!
Entonces el pájaro baja
y recita con el niño
Dos más dos cuatro…
¡Repetid! dice el maestro
y el niño juega
el pájaro juega con él…
Cuatro y cuatro ocho
ocho y ocho dieciséis
¿y dieciséis más dieciséis?
Dieciséis más dieciséis no son nada
y mucho menos treinta y dos
sea como sea
los dos se van.
El niño ha escondido el pájaro
en su pupitre
y todos los niños
oyen su canto
y todos los niños
oyen la música
y ocho más ocho se van a su vez
y cuatro más cuatro y dos más dos
se largan también
y uno más uno no es a la una ni a las dos
uno a uno se van a su vez.
Y el pájaro lira toca
y el niño canta
y el profesor grita:
¡Cuándo acabaréis con esas bufonadas!
Pero todos los otros niños
escuchan la música
y las paredes de la clase
se desmoronan tranquilamente.
Y los vidrios vuelven a ser arena
la tinta vuelve a ser agua
los pupitres vuelven a ser árboles
la tiza vuelve a ser acantilado
el portaplumas vuelve a ser pájaro.

Jacques Prévert
Del libro Palabras (1946)

Traducción de Federico Gorbea

Viaje al centro de la fantasía

Por Pablo de Santis
Tomado de La Nación, Buenos Aires

Una de las ilustraciones del poema de Lewis Carroll La caza del Snark muestra un plano completamente en blanco. No falta el título (“Carta oceánica”) ni los puntos cardinales, pero adentro no hay nada.

El poema narra la búsqueda del Snark, criatura que nadie ha visto jamás (quienes la han visto han muerto, y por eso no sirven de testigos). Algunas estrofas del poema justifican la límpida ilustración:

Él había comprado un gran mapa que representaba el mar
sin el menor vestigio de tierra.
Y a la tripulación le gustó que por fin hubiera hallado
un mapa que todos pudieran entender.
“De qué nos sirven los polos, ecuadores, trópicos,
los meridianos y las otras zonas de Mercator”,
gritó el Hombre de la campana. Y la tripulación replicó:
“Son meros signos convencionales”.
“Otros mapas tienen siluetas, con sus islas y cabos,
pero debemos estar agradecidos
porque nuestro capitán compró el mejor:
un mapa absolutamente en blanco”. Sigue leyendo

“Papá, léeme un cuento de Letonia”: artículo sobre La vuelta al mundo en cinco cuentos

El periódico El Tiempo, de Colombia, dedicó este domingo una página a la colección de libros para niños La vuelta al mundo en cinco cuentos (Panamericana Editorial, Bogotá, 2012), escrita por Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez.

Los cinco tomos de la serie fueron ilustrados por Helena Melo, Esperanza Vallejo, Catalina Acelas y Alexis Lago y Enrique Martínez. El artículo reproduce algunas de las imágenes que estos artistas crearon para La vuelta al mundo en cinco cuentos.