La Fundación Cuatrogatos celebra el 23 de abril, Día Mundial del Libro, con la colaboración de más de 60 autores, ilustradores, editores, críticos y promotores de lectura de Iberoamérica

Ilustracion_de_David_Pintor_para_Fundacion_Cuatrogatos

Ilustración de David Pintor (España), creada especialmente para este homenaje de la Fundación Cuatrogatos al Día Mundial del Libro.

A veces, en la Fundación Cuatrogatos algunos proyectos se nos ocurren en el último momento y solo pueden llegar a materializarse –de forma casi milagrosa– gracias al apoyo de numerosos amigos.

Así ocurrió, por ejemplo, con la idea de festejar este 23 de abril de 2015, Día Mundial del Libro, con una colección de mensajes creados por escritores, ilustradores, editores, críticos y promotores de lectura de Iberoamérica.

Gracias a todos los que, desde 15 países, nos hicieran llegar a toda velocidad sus aportes para celebrar ese objeto que constituye, al mismo tiempo, nuestro trabajo y nuestro gozo: el libro.

Convencida de que, como sugiere la hermosa imagen que creó especialmente para este proyecto el ilustrador español David Pintor, un buen libro puede hacernos volar, la Fundación Cuatrogatos comparte con ustedes más de 50 mensajes que hablan, con diferentes acentos, matices y perspectivas, sobre los libros y la lectura.

¡Ojalá que este material tenga un largo viaje por el ciberespacio y llegue a muchas personas más!

Sigue leyendo

In memoriam Teresita Fernández

Teresita Fernandez Foto de Enrique Perez Diaz

Teresita Fernández con un pequeño amigo. Foto tomada en los años 1980. Cortesía de Enrique Pérez Díaz.

El pasado 11 de noviembre de 2013 falleció en La Habana, a los 82 años de edad, la trovadora cubana Teresita Fernández, una de las principales figuras de la canción para niños en América Latina. Su extraordinaria producción musical la coloca junto a figuras emblemáticas en esta región, como el mexicano Gabilondo Soler (Cri-Cri) o la argentina María Elena Walsh.

Teresita nació en Santa Clara, Cuba, el 20 de diciembre de 1930. En 1948 se graduó de maestra en la Escuela Normal de Santa Clara y en 1959 obtuvo el título de Doctora en Pedagogía. Abandonó las aulas para dedicarse profesionalmente a interpretar sus composiciones musicales. Su carrera despegó a principios de los años 1960, en la capital cubana, donde contó don el apoyo, entre otros artistas, del legendario chansonier Bola de Nieve, quien la invitó a cantar en el restaurante Monsigneur. Posteriormente, Teresita tuvo su propio espacio nocturno en el club El Coctel, donde, a su vez, ayudó a darse a conocer a jóvenes músicos, entre ellos Silvio Rodríguez.

Aunque creó un gran número de canciones para adultos, los mayores éxitos de Teresita Fernández fueron sus composiciones para niños, como «Mi gatico Vinagrito», «Tin Tin la lluvia» y «Amiguitos, vamos todos a cantar», por citar apenas tres de las más populares y enraizadas en la cultura popular cubana. Muchas de sus canciones están recogidas en discos, interpretadas por ella y también por artistas como Silvio Rodríguez, Miriam Ramos, Noel Nicola, Liuba María Hevia, Anabel López y Gema y Pavel. Otras melodías han sido convertidas en dibujos animados. Teresita fue una gran admiradora de José Martí y de Gabriela Mistral, de quienes musicalizó, respectivamente sus Rondas y el poemario Ismaelillo.

A manera de homenaje, en Cuatrogatos compartimos las opiniones sobre esta destacada figura del arte para niños que once escritores y artistas cubanos nos han hecho llegar desde Cuba, Estados Unidos, Ecuador y Francia:

Sigue leyendo

En busca del tesoro de los premios literarios

Por Joel Franz Rosell, especial para Cuatrogatos.

Numerosos son los escritores españoles e hispanoamericanos que cada año a envían un manuscrito a un premio de literatura infantil y juvenil. Son certámenes prestigiosos por su dotación económica, por la difusión que proporcionan a las obras elegidas y por las perspectivas profesionales que abren a sus autores.

Lamentablemente, no es raro que la decepción acompañe la publicación de los títulos galardonados. Una decepción que raramente se expresa en la plaza pública porque… ¿quién se atreve a clamar: “¡El rey está desnudo!” cuando aspira a la corona más temprano que tarde?

Aún a riesgo de perder la cabeza, este crítico que también es autor ha decidido decir todo lo que, sinceramente, piensa de los libros recompensados en la edición 2011 de los premios Edebé. Sigue leyendo