Matías Acosta: «Con mi trabajo intento aportar mi forma de ver, de pensar, de imaginar»

Podría decirse que este ha sido el año del ilustrador Matías Acosta en el Premio Fundación Cuatrogatos, pues en la más reciente edición de nuestro certamen, correspondiente al 2021, estuvo representado por varias obras significativas. Su libro de cartón para bebés En la tela de una araña, creado en colaboración con la escritora Pilar Muñoz Lascano y publicado por Editorial Muñeca de Trapo, resultó uno de los galardonados; pero, además, otros dos poemarios en los que participó: Poemas para leer en un año, de Horacio Cavallo, publicado por Calibroscopio, y Los entusiasmos, de Laura Wittner, de Del Naranjo, fueron incluidos en el listado de cien títulos altamente recomendados que se escogen entre los centenares de libros valorados durante el proceso de selección del premio. Cabría añadir que otra obra suya, Sombra, con texto de Pablo Möller, publicada también por Del Naranjo, aun cuando no apareció en el listado final, fue preseleccionada y también recibió excelentes comentarios.

Sigue leyendo

«Alelé, alelé» y «Colorín, colorado»: un tesoro para la primera infancia

Fundacion Cuatrogatos

Por Oswaldo Roque
Tomado de la publicación Más libros, Bogotá, Colombia

En los últimos tiempos, distintos países de Latinoamérica han empezado a conceder una especial atención a la lectura en la primera infancia. Lo cual es una magnífica noticia, pues para nadie es un secreto que los primeros años de vida son fundamentales para la formación de los lectores. Ahora bien, el reto está en que esos encuentros iniciales de los niños con la literatura se realicen a través de libros adecuados a sus intereses y experiencias, y que, además, ofrezcan en sus páginas textos e ilustraciones de gran calidad.

Alelé, alelé y Colorín, colorado, de los escritores Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez, reúnen con creces todo lo que debe pedirse a los buenos libros para la primera infancia: lenguaje sencillo, pero elegante y con un escogido vocabulario; lirismo, fino humor y fantasía; imágenes gráficas delicadas e ingeniosas, con representaciones visuales capaces de cautivar a los niños más pequeños y con un atractivo uso del color.

Estas dos obras –dedicada a la poesía la primera y la segunda a la narrativa– conforman un precioso díptico, a cuya unidad contribuyen las ilustraciones realizadas, en ambos casos, por María Sánchez y Alexis Lago. Formas poéticas como las retahílas y las coplas, presentes en ambas propuestas, permiten familiarizar al niño con la belleza y la musicalidad de nuestro idioma, a través de divertidos y sonoros juegos con las palabras.

Sigue leyendo