Entrevista con la bibliotecóloga Gloria María Rodríguez

Gloria Maria Rodriguez SantamariaEl nombre de Gloria María Rodríguez constituye una referencia obligatoria cuando se habla de bibliotecas públicas y fomento de la lectura en Latinoamérica. Su trabajo de 25 años al frente de las bibliotecas públicas de Comfenalco Antioquia, en Medellín, Colombia, convirtió a la red de bibliotecas públicas de esta institución en un referente internacional y en un paradigma de compromiso con la comunidad. Pero, además, de ser una autoridad en materia de bibliotecas, Gloria María es una gran conocedora del universo de los libros para niños; su agudeza como lectora de ese tipo de obras la ha llevado a formar parte de los jurados de importantes certámenes nacionales e internacionales de literatura infantil.

Sigue leyendo

Libros imprescindibles de la literatura infantil y juvenil

Para celebrar el Día Internacional del Libro se nos ocurrió pedirle a un grupo de conocedores del libro infantil y juvenil –escritores, ilustradores, investigadores, editores y promotores de lectura– que mencionaran uno de sus libros “imprescindibles”. No pusimos ninguna regla: la obra elegida podía ser de cualquier época, país o género.

Aunque una parte de los participantes en esta encuesta informal se ciñó a un único título, como se les había pedido, otros nos hicieron llegar dos… o un puñado de sus favoritos. ¡No importa! Aquí compartimos con ustedes esos “imprescindibles” que nos llegaron desde Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Colombia, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, Francia, Guatemala, México, Puerto Rico y Venezuela. Al revisar la lista, observarán cómo algunos títulos de obras y nombres de autores se repiten. Eso los convierte, por así decirlo, en “altamente recomendados”.

Gracias a todos los que nos enviaron vía e-mail sus respuestas. Al leerlas, a muchos les encantará ver mencionados sus propios “imprescindibles”, y probablemente se les despertará la curiosidad por conocer aquellos otros títulos que aún no conocen.

Desde España nos llegaron dos respuestas. María Jesús Gil, directora de la Fundación SM, nos dijo: «Qué dificil elegir. El principito, de Antoine de Saint Exupéry, y todos los de Roahl Dalh». Por su parte, Jaime García Padrino, investigador y profesor universitario, mencionó El hombrecito vestido de gris, de Fernando Alonso.

Pensábamos que la española Ana Garralón, especialista en LIJ,  estaría en Madrid, pero no, su respuesta nos llegó “desde México lindo, con el volcán echando humo y conociendo de primera mano la vida cotidiana de maestros con niños en zonas muy conflictivas (Ciudad Juárez, etc.)”. ¿Su recomendación? “¡¡¡Cualquiera de Roald Dahl!!! En especial, Matilda o Las brujas…”. Sigue leyendo

Bibliotecas vivas: Las bibliotecas públicas que queremos

El Ministerio de Cultura y la Biblioteca Nacional de Colombia publicaron recientemente, como parte de la colección Bibliotecas Vivas, un libro titulado Las bibliotecas públicas que queremos. El texto de este valioso material –que hace parte de las acciones para fortalecer la Red Nacional de Bibliotecas Públicas– fue escrito por la reconocida bibliotecóloga Gloria María Rodríguez Santa María con la colaboración de la escritora y promotora de lectura Irene Vasco.

Sobre la situación de las bibliotecas públicas y el objetivo de esta nueva publicación, Gloria María nos comentó: «Considero que el mayor problema de nuestras bibliotecas es la alta movilidad de los bibliotecarios. Como los alcaldes usan ese puesto para pagar favores políticos, los encargados de las bibliotecas están cambiando permanentemente, lo cual significa que muchos de los procesos de capacitación se pierden y constantemente hay que estar volviendo a empezar. La gran mayoría de los bibliotecarios que nombran no tienen ni entrenamiento técnico ni la menor idea de qué es una biblioteca pública ni cómo puede beneficiarse una comunidad con ella. Para estas personas que recién llegan fue que hicimos el libro, con el fin de que tuvieran una herramienta que les permitiera saber dónde están parados y las potencialidades que puede tener un buen servicio bibliotecario público». Sigue leyendo