Un kamishibai muy especial

Maria y el Kamishibai

La pintora María Sánchez y el kamishibai de la Fundación Cuatrogatos. Foto cortesía de Alexis Lago.

Si es cierto que el kamishibai nació en el siglo XII, en los templos budistas de Japón, los monjes de aquel remoto tiempo deben haberse divertido horrores dibujando y escribiendo los pergaminos (llamados emaki) que usaban como complemento visual para narrar fábulas morales a un público humilde y analfabeto.

Kamishibai significa en japonés teatro de papel o espectáculo de cuentos dibujados. Es una técnica de narración oral en la que el cuentista o gaito kamishibaiya se apoya en un escenario de madera en el que van apareciendo diferentes láminas a medida que avanza el relato.

El kamishibai tuvo un renacimiento a partir de los años 1920, como una forma de paliar la crisis económica que asoló a Japón en esa época. Se ha estimado que a principios de la década de 1930 en las calles de Tokio había alrededor de dos mil kamishibai callejeros en acción. Muchos desempleados se trasladaban de barrio en barrio con su kamishibai a cuestas (o en una bicicleta) con la esperanza de ganarse unas monedas narrando cuentos.

Sigue leyendo

Entrevista con Claudio Ledesma sobre las III Jornadas Internacionales de LIJ

Claudio LedesmaCuatrogatos entrevistó al narrador oral y promotor de lectura argentino Claudio Ledesma, organizador y director general de las III Jornadas Internacionales de Literatura Infantil y Juvenil que se realizarán, durante mayo y junio del presente año, en distintas ciudades de Argentina y Chile.

¿Cómo surgió la idea de organizar las Jornadas Internacionales de Literatura Infantil?

La idea de organizar las Jornadas Internacionales de Literatura Infantil y Juvenil surge ante una necesidad de generar un espacio de reflexión acerca de diversos temas en torno a la lectura, la narrativa, la poesía, la ilustración y los primeros encuentros con los libros. En Argentina existe una gran producción de LIJ. Y a veces la exigencia y demanda del mercado obliga a producir, y no siempre lo que se produce es de calidad. Por eso, las Jornadas Internacionales de LIJ surge con la idea de encontrarnos con los hacedores (escritores, ilustradores, críticos  editores, teóricos, cuentacuentos y mediadores)  y reflexionar acerca de los temas y distintas aristas que aborda la LIJ actualmente.Porque como dice  Ana María Machado: “hay libros que no se merecen los árboles que hubo que talar”.

Sigue leyendo