Rosie Inguanzo escribe sobre el libro «Sirena y punto» (El Naranjo), escrito por Sergio Andricaín y Diego Josué Gontorr e ilustrado por Manuel Monroy

Por Rosie Inguanzo

los niños no saben que no pueden no deben no se acepta
los niños somos sirena
corredores de bicicletas
somos león
somos margarita
somos hormiga
somos bordadores

yo soy niña grande por ejemplo,
y me gusta ser hombre
me gusta recogerme el cabello en un moño oculto
me gusta ponerme bigote postizo
me gusta actuar como mi padre, aunque sea de mentirita
me gusta parecerme a mi marido y, de acuerdo a los amigos, sé imitarlo bastante bien

Sigue leyendo