Cristina Rebull trae un cuento en el bolsillo a nuestra Fiesta de la Lectura 2021 en Miami

Foto: Iliana Prieto.

La novena edición de nuestro evento Fiesta de la Lectura, una celebración anual de la literatura y las artes en español, se realizará en Miami del 11 al 16 de octubre, en el marco del Mes de la Hispanidad en Estados Unidos. Como parte de su programación, estrenaremos Traigo un cuento en el bolsillo, una performance de la escritora, actriz y cantante Cristina Rebull. Este proyecto es fruto de la colaboración de la Fundación Cuatrogatos y Art for Us, y cuenta con el apoyo del programa Culture Builds Florida, del estado de Florida, y del Departamento de Asuntos Culturales del Condado Miami-Dade.

La propuesta Traigo un cuento en el bolsillo, dirigida al público prescolar, se estrenará con dos funciones en el Centro Mater, institución de Miami que cuenta con una trayectoria de más de cinco décadas al servicio de la educación y el cuidado de los niños de las familias de bajos ingresos de la ciudad.

Cristina Rebull es una escritora, actriz y cantante de reconocida trayectoria, egresada del Instituto Superior de Arte de La Habana. En el año 2015 ganó el Premio Norma de Literatura Infantil y Juvenil con su novela Por culpa de una S, a la que siguió El príncipe de las pulgas, distinguida con el Premio Fundación Cuatrogatos en el 2017. Ambos libros forman parte del catálogo de la Editorial Norma. Su proximo libro para niños, titulado La vecina de arriba, será publicado por Panamericana Editorial. Es directora y fundadora de la organización sin ánimo de lucro Art for Us.

Para conocer más detalles sobre este nuevo proyecto que integra literatura, teatro de títeres y música, con Cristina:

En Cuba, actuaste y escribiste para el público infantil en la televisión. En Miami, dirigiste a tus estudiantes de Teatro Prometeo y estrenaste con ellos una versión escénica del cuento Juicio a tres brujas, de Iliana Prieto. Dirigiste un programa de televisión infantil producido por América TV que mereció un premio Emmy. También has escrito y publicado dos novelas para niños en Colombia, una de ellas ganadora del Premio Latinoamericano Norma. ¿De dónde nace y por qué ese interés en el público infantil a lo largo de distintas etapas de tu carrera?

Quizás fuera y sea el miedo a dejar atrás la infancia. Nunca quise crecer. Me imagino que tiene que ver con la felicidad y la protección que viví en esa primera etapa de mi vida. Crecí en una familia extraordinaria que edificó una cápsula de cristal a mi alrededor, en la que vivía con mis estudios de música. Estaba convencida de que sería una niña para siempre, con abuelas y abuelos para siempre, con tíos y primos y mamá y papá, todos para siempre, después llegó mi hermana y también sería para siempre. No oculto que salir del amparo de esa cápsula y crecer me resultó muy doloroso y me propuse no olvidar esos años de tranquilidad, de fantasías y sueños.

Entonces, en la primera oportunidad que tuve, siendo ya una persona mayor (al menos, socialmente), inicié un camino de creación hacia los niños y niñas, y en ese camino sucedieron todas esas cosas que mencionas. El intercambio con los niños, crear para ellos, es una especie de puente, cada vez más largo pero más sólido que me conecta con esa primera etapa de mi vida. Ahora las abuelas, algunos tíos y primos no están físicamente, pero hablan desde mis libros y mi creación.

¿Por qué Traigo un cuento en el bolsillo, una propuesta para los niños de prekínder?

De cualquier lugar puede salir un cuento: de un sombrero, una gaveta, un baúl y, en este caso. saldrá de un bolsillo. Me parece linda esa idea de vestir un traje lleno de bolsillos y que en ellos se guarden los cuentos que imagino.  En la primera infancia puede salir un cuento de cualquier lugar, pues los niños de esa edad están abiertos a la fantasía y a la ingenuidad de cualquier historia que se les presente.

¿Es difícil actuar con varios títeres diminutos colocados al mismo tiempo en los dedos de las manos?

Es complicado, cada uno de ellos debe tener su propia voz y los niños deben poder identificar a los personajes con facilidad. Pero resulta atractivo para mí y un reto que sean mis dedos y mis manos quienes den movimiento a la historia. Suelo expresarme corporalmente cuando canto, comprometo todo mi cuerpo en la interpretación de una canción, pues ahora todo debe concentrarse en mis dos manos y mi voz.

¿Cuál crees que va a ser el mayor reto de este proyecto?

Mis nervios. Siempre me pongo muy nerviosa cuando hago una presentación. Y los niños son un público exigente, sincero y directo. No hay filtros en ellos porque son vírgenes de las normas concebidas por la sociedad, y si no desean montarse en mi viaje no lo harán. Entonces depende de mi capacidad para interactuar con ellos para mantenerlos atentos e interesados en el cuento que traigo en el bolsillo.

En tu performance mezclas actuación, títeres, literatura y música, ¿qué puede aportar el contacto con estas y otras artes a los niños más pequeños?

Cada una de estas artes se convierte en signos y señales para estimular la imaginación y la fantasía. Más allá del cuento y de sus personajes, y de la historia directa, el niño imagina y va creando su propia versión de la historia, la escucha y la dibuja en su mente, busca soluciones aunque esté en silencio, rechaza o abraza desde su propia mirada. Eso es maravilloso, pues una simple historia puede generar muchos finales posibles y quien sabe si ese cuento salido del bolsillo se incorpora a su sueño durante la noche, o lo estimule a querer hacer su propio cuento y a inventar su propio bolsillo.

Recuerdo que de niña vi mi primer mago en una fiesta de cumpleaños. Yo tendría cinco años y nunca lo he olvidado. Ese mago de barrio me encendió la necesidad de querer hacer magia y estuve tratando de sacar un conejo del sombrero no sé qué tiempo. Un día mi mamá me trajo de regalo un juego para hacer magia. Senté a todos en mi casa y armé mi propio show de magia sin magia, pero con una creencia absoluta en lo que hacía. Aquel mago de barrio, que ni siquiera sé quién es, me marcó para siempre. Ojalá Traigo un cuento en el bolsillo le encienda la magia a alguno de estos niños y sirva que alguien, un día, llenó sus manos de personajes que le contaron una historia.

En Traigo un cuento en el bolsillo reaparecen personajes conocidos de los viejos cuentos populares (el rey, la reina, la princesa, el bufón…). ¿Por qué retomar esas figuras clásicas de la narrativa de todos los tiempos?

Hablar de bufones, reyes, príncipes, princesas y reinas a estas alturas de la vida es casi partir de la semilla de la fantasía misma. Es cierto que son personajes arquetípicos, pero viajan por el tiempo envueltos en un encanto natural que les otorga las miles de historias a las que pertenecen. En este caso, el personaje clásico de la princesa no quiere salir de su boda montada en una carroza y se opone a su familia y al príncipe mismo. Ella quiere irse en patineta y que el príncipe la siga.

¿Qué canción o canciones interpretarás en este proyecto?

Compuse dos temas para este proyecto y, además, cantaré alguna que otra ronda del cancionero popular infantil.

Este proyecto es el punto de partida de una colaboración entre la Fundación Cuatrogatos y Art for Us, la organización cultural que creaste y diriges. ¿Qué resultados esperas de esa alianza?

La Fundación Cuatrogatos hizo posible Art for Us y su apoyo ha resultado definitivo para su crecimiento.  Espero que este sea el primer paso de un largo y creativo camino. Le tengo total fe a esta alianza porque, gracias a sus directivos, los escritores Antonio Orlando Rodríguez y Sergio Andricaín, esta fundación es manantial constante de nuevos proyectos que estimulan el hacer cultural de nuestra comunidad.

¿Qué quisieras dejar en los niños que vean esta performance?

Que por unos minutos escapen de la realidad cotidiana y se monten en un viaje de fantasía. Que disfruten del placer de imaginar, jugar, cantar y ser felices escuchando el cuento que traigo en el bolsillo. Que terminen con deseos de buscar cuentos en sus bolsillos y de hacerlos. Quizás alguno de ellos reúna a su familia y saque de su bolsillo su propio cuento, como yo un día me inventé mi propia magia.

¿Qué ventajas tiene andar por el mundo llevando «un cuento en el bolsillo»?

Todas. Es andar por el mundo con los bolsillos llenos de imaginación y fantasía. Es el sombrero de aquel mago de mi infancia. Es mantener los ojos cargados de la ilusión de un nuevo encuentro con niños y niñas de cualquier parte del mundo donde solo se necesitan un bolsillo lleno de cuentos y una guitarra.

Un pensamiento en “Cristina Rebull trae un cuento en el bolsillo a nuestra Fiesta de la Lectura 2021 en Miami

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *