Rocío Alejandro y «La huerta de Simón», libro ganador del Premio Fundación Cuatrogatos 2019

Nacida en Argentina, en 1978, Rocío Alejandro estudió Diseño Gráfico Publicitario en la Nueva Escuela de Diseño y Comunicación de Buenos Aires, pero terminó descubriendo su verdadera vocación en la ilustración de libros para niños. Ha ilustrado obras como Tummy Ride y Loving Kindness, de Whitney Stewart, con la editorial Barefoot; Malku y los cabritos, de Margarita Mainé, con Norma, y El fuego del indiecito, de Julián Rovagnati, con Lúdico Ediciones. Sus trabajos han participado en la Sharjah Children’s Book Illustration Exhibition, en Emiratos Árabes, y en la Golden Pinwheel Young Illustrators Competition en Shanghai, China.

En 2017 ganó, como autora integral, el X Premio Compostela para álbumes ilustrados por La huerta de Simón, libro que forma parte del catálogo de Kalandraka Editora. Esta obra, cuyas ilustraciones elaboró a partir de la técnica de estampación de sellos entintados, resultó también una de las ganadoras del Premio Fundación Cuatrogatos 2019. A juicio del jurado que le concedió este último galardón, se trata de «una obra sobre la amistad, la convivencia y la relación con la tierra (…) que consigue una llamativa relación entre el espíritu de las antiguas fábulas de animales y el uso de un lenguaje gráfico contemporáneo».

Cuatrogatos entrevistó a Rocío Alejandro con el propósito de conocer más sobre su trayectoria y sobre su trabajo como escritora e ilustradora en La huerta de Simón.

Estudiaste diseño gráfico, ¿cómo y cuándo comenzó a interesarte la ilustración de libros para niños?

Siendo diseñadora un cliente me pidió que armara unos stickers para colocar en andarines para niños de dos años aproximadamente. El diseño que tenían hasta el momento se había hecho con dibujos comprados que no coincidian en estilo entre sí, así que me propuse hacer algo superior y dibujar yo misma los diseños. Me divertí tanto con ese proyecto que decidí buscar la manera de incorporar más la ilustración a mi carrera. Al poco tiempo me dí cuenta de que mi real vocación era la de ilustrar y crear libros infantiles.

¿Qué es lo mejor y lo peor de crear un libro álbum como autora tanto de la gráfica como del texto o guión?

Lo mejor es que puedo llevar las ideas al papel de manera muy exacta a la que tengo en la cabeza. Los proyectos propios tienen mucha flexibilidad, todo el tiempo cambio partes del texto para que se luzca más la ilustración y viceversa. El proyecto crece todo al mismo tiempo y eso se nota en el libro.

Lo peor es que ese proceso es muy demandante, lleno de inseguridades y preguntas. Pero es todo parte de la creación: de esa ebullición salen las mejores ideas.

«La huerta de Simón», de Rocío Alejandro. Pontevedra: Kalandraka Editora, 2017.

¿Cuál fue el origen de La huerta de Simón?

La huerta de Simón surgió por una huerta comunitaria real que hay en mi barrio. Con los vecinos tenemos un grupo de emails por el que estamos en contacto y un día mandaron la noticia de que iban a hacer esta huerta para que el que quiera pueda sacar lo cosechado y aprovecharlo. Estaban buscando voluntarios para trabajar la tierra y muchos se sumaron. Nunca había habido algo así y me pareció una gran idea para contar. Por suerte ahora las huertas en mi barrio son varias.

¿Cómo fue el proceso creativo de esta obra? ¿Qué fue lo más difícil y lo más gratificante?

Cuando empecé con La huerta de Simón yo recién llegaba de la Feria de Bologna, con un montón de información en mi cabeza, muchas ganas de producir cosas nuevas. Estaba experimentado desde hacía poco tiempo con sellos entintados, así que cuando se me ocurrió la idea de contar esta historia quise buscar la manera de poder hacerlo estampando. Encontrar la manera de hacer todo un libro a partir de sellos hechos por mí fue sin duda la parte más desafiante y también más gratificante de ese proyecto. Hice muchas pruebas hasta dar con el estilo que me parecía mejor para el libro.

Buena parte de los libros has ilustrado tienen como principales destinatarios a los niños pequeños. ¿Qué te atrae de esos lectores y a qué recursos apelas para comunicarte con ellos?

Me gusta mucho esa edad donde todo es fantasía y sorpresa. Las imágenes son muy importantes en los libros para los más chiquitos porque todavía no saben leer. Prestan mucha atención a cada detalle y van entendiendo la historia, el clima e incluso los chistes a través de las ilustraciones. Eso me moviliza mucho y me encanta fantasear con qué pensarán cuando miran las imágenes mientras les leen el cuento.

¿En qué proyectos trabajas actualmente?

Estoy en medio del proceso de un nuevo libro del que soy autora integral. La historia es sobre dos gatitos hermanos y va a salir editado en Italia por Camelozampa a fin de año.

Un pensamiento en “Rocío Alejandro y «La huerta de Simón», libro ganador del Premio Fundación Cuatrogatos 2019

  1. Muy interesante el libro y Felicitaciones por el premio, ya me dio curiosidad de leerlo, lo voy a buscar en mi librería favorita. Por cierto está disponible online para poderlo comprar? Si es así por favor compartan el link. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *