Libros, un regalo de Reyes

librosecretoduendes

Por Sarah Moreno, tomado de El Nuevo Herald, Miami

La hierba recién cortada y los cubos de agua que se ponían a la entrada de la casa para alimentar a los camellos que transportaban a los Reyes Magos desde Oriente nunca faltaron en la infancia del escritor Sergio Andricaín (La Habana, 1956).

Todos los 6 de enero, hasta que cumplió siete años, Andricaín y su familia mantuvieron esta tradición de la cultura hispana que celebra con la entrega de regalos la visita de los sabios del Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar, al niño Jesús para llevarle presentes –oro, incienso y mirra– a su humilde pesebre de Belén.

“Tuve una infancia tan feliz que la considero mi patrimonio. Creo que por eso me gusta escribir para los niños”, comenta Andricaín, autor de una docena de libros para niños, que desde su apartamento de Kendall continúa aprovechando las tradiciones, el folclor y la riqueza del idioma español para recrear el mundo de la infancia.

La celebración de los Reyes Magos es muy esperada por uno de los lectores de Andricaín: Víctor Alonso, de 6 años, estudiante de Kindergarten en Miami Springs Elementary, que se inicia este año en la espera de los regalos que le traerán los Reyes el 6 de enero.

“Los libros tienen que estar en la canasta de regalos. Los padres quieren que sus hijos lean y tengan cultura, y para ello deben darle la categoría de regalo al libro”, aconseja Andricaín, que conquistó a Alonso con Libro secreto de los duendes (Editorial Panamericana, 2008), quien lo encontró hace unos días en la librería Barnes & Noble de Ponce de León y Miracle Mile, en Coral Gables.

Con un lenguaje juguetón, que incluye adivinanzas, trabalenguas, historias sobre duendes y hadas, poemas y hasta palabras mágicas para hacer desaparecer y aparecer objetos y personas, este texto se gana a los niños sobre todo porque les da un rol participativo en la lectura.

“Triquimistriquimistriquitriqui”, repite Alonso mientras sigue las instrucciones para hacer desaparecer objetos. Estas palabras mágicas deben ser dichas con rapidez, saltando en un solo pie y moviendo las orejas.

Según Andricaín, la clave de los libros dedicados a los niños radica en atraparlos con el relato, que debe contener aventuras y personajes carismáticos por los que los pequeños lectores puedan sentir empatía.

“También se les ensancha el horizonte de cultura y referencias, introduciendo palabras que, sin ser complejas, enriquezcan su horizonte lingüístico”, apunta el escritor, graduado de Sociología, quien el año próximo publicará junto a un habitual colaborador, el escritor Antonio Orlando Rodríguez (Premio Alfaguara 2008) La vuelta al mundo en cinco cuentos. Se trata de una colección de cinco tomos con los que los niños podrán visitar Asia, Africa, América, Europa, Australia y Oceanía a través de historias autóctonas de esas regiones.

Por otra parte, la escritora puertorriqueña Georgina Lázaro, autora de libros para niños como El flamboyán amarillo y una colección de cuentos publicados por Lectorum sobre la infancia de poetas hispanoamericanos como Sor Juana Inés de la Cruz, José Martí y Pablo Neruda, aprovecha el arraigo de la tradición de los Reyes Magos para contar la celebración de esta fiesta en Puerto Rico. En ¡Ya llegan los Reyes Magos!(Lectorum, 2001), Lázaro recrea la preparación de la familia y las expectativas de los niños por los regalos en la víspera de Reyes, todo ello en verso y apoyado por las ilustraciones de la artista venezolana Morella Fuenmayor.

Con “un olor a bizcocho” se despierta el niño, que va a la cocina y ve a su mamá preparando “trocitos de cielo”, un dulce hecho con nueces, dátiles y avellanas. Después viene la redacción de una carta a los Reyes. “Les diré que he sido bueno (…) Les pediré unos patines, un carrito y una pelota, un sombrero de vaquero, un chaleco y unas botas”, escribe el pequeño, que no olvida solicitar también una muñeca para su hermanita.

Ya en la tarde toda la familia sale “al monte” a cortar la hierba para los camellos. También cantan villancicos, comen sancocho y se van temprano a sus casas porque “en la víspera de Reyes no se permite el trasnocho”. Cuando llega el ansiado día, encuentra los regalos que ha pedido y comienza a pensar en su lista de Reyes para el próximo año.

Tres Regalos para el Niño Jesús –publicado por Libros Arcos en su colección Historias Bíblicas para Niños– cuenta una historia más general sobre la visita de los Reyes magos, basándose en la versión que de ésta hace el evangelio de Mateo. Con unas ilustraciones divertidas, muy cercanas a la caricatura, se acompañan los intentos de los Magos por divisar la estrella que los llevará hasta el Niño.

Sus instrumentos de adivinación y pergaminos interesan a los pequeños lectores, que también visitarán el palacio de un personaje nefasto, el Rey Herodes, que ordena la “matanza de los inocentes” para no tener rival en ese Niño que los profetas han prometido será Rey de los hombres. Al final, cuando los Magos le presentan sus regalos a Jesús, allí están también un simpático caracol y un pájaro, que callará la noticia, para que Herodes no se entere de la llegada del hermoso bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *