Entrevista con Felipe Munita sobre “Diez pájaros en mi ventana” (Ekaré Sur)

Felipe Munita no se puede quejar. Su reciente entrada como creador al mundo de la ficción literaria para niños y jóvenes no pudo ser más afortunada: su primera colección de versos, Diez pájaros en mi ventana, fue objeto de una hermosísima edición de Ekaré Sur que cautivó a los miembros del comité de selección del Premio Fundación Cuatrogatos, quienes lo eligieron unánimente como uno de los libros más significativos del 2017. (Con posterioridad, el Banco del Libro de Venezuela lo incluyó también en su selección de los mejores libros del año). En nuestro caso, aspiramos a que este reconocimiento haya contribuido a llamar la atención de lectores de todo el ámbito hispanoamericano sobre una obra poética de gran refinamiento verbal y visual, que merece ser apreciada por el mayor número posible de personas.

Poeta, licenciado en Letras y profesor de Castellano por la Pontificia Universidad Católica de Chile y doctor en Didáctica de la Lengua y la Literatura por la Universitat Autònoma de Barcelona, Felipe Munita se desempeña en la actualidad como profesor e investigador en el Instituto de Lingüística y Literatura de la Universidad Austral de Chile. Es autor de Literatura infantil y escuela: un diálogo posible (Valdivia, Chile, 2010) y de numerosos artículos publicados en libros y revistas científicas. Sus líneas de interés giran en torno al mediador de lectura, la educación literaria y la poesía para niños.

La Fundación Cuatrogatos hizo llegar un cuestionario al autor de Diez pájaros en mi ventana y él, amablemente, lo contestó. A continuación pueden leer nuestras preguntas y las respuestas de Munita:

¿De qué forma llegaste, como creador, a la poesía para niños y jóvenes?

La lectura y escritura de poesía me ha acompañado desde la adolescencia. En ese camino, en los últimos años me fui encontrando con bellos libros de “poesía para niños también”, como señalara el poeta chileno Floridor Pérez. Esos encuentros, cada vez más cotidianos dado mi trabajo como investigador en LIJ, fueron cimentando mi paso hacia la escritura de una poesía que pudiese ser leída con interés tanto por niños como por adultos.

¿Cómo nació Diez pájaros en mi ventana? ¿Fue un conjunto de poemas creados con el fin de reunirlos en un mismo libro?

Diez pájaros… no nació como un poemario, pues los textos, pese a que establecen muchas formas de diálogo entre sí, no nacieron pensados como un conjunto. Fue, más bien, una selección de textos autónomos, escritos durante muchos años: más de 10, si tomamos en cuenta el tiempo transcurrido desde la escritura del primero (“La Araucaria” data de 2003) y los últimos, escritos ya en pleno proceso de trabajo con la editorial.

¿Por qué el protagonismo de la música y la naturaleza en la obra? ¿Qué vínculos tienen, a tu juicio, con la poesía?

Los vínculos son evidentes desde los orígenes mismos de la poesía, que en épocas antiguas se cantaba, y uno de cuyos principales motivos fue y ha sido siempre la naturaleza en la que (con)vivimos. En mi caso, la observación del mundo natural y la atención al “realismo secreto” que allí anida me acompaña siempre, y le doy un lugar de importancia en mi día a día. Lo mismo la música, que me conecta con realidades y emociones difícilmente rastreables en otros ámbitos de la experiencia.

¿Cómo fue trabajar con Ediciones Ekaré?

Una de las más bellas experiencias laborales que he tenido. La posibilidad de trabajar con una editora como Verónica Uribe y el excelente equipo que ha formado en Ekaré Sur, hace que todo el proceso se transforme en un constante aprendizaje, y en un abrir los ojos a los infinitos detalles que conforman el proyecto estético de un libro. ¡Un lujo!

¿Qué le aportaron a tus versos las ilustraciones de Raquel Echenique?

Aire, mucho aire. Sutileza. Silencios. Matices. Los hicieron volar más alto. Les aportaron una belleza nueva… ¡otro lujo!

¿Has tenido la posibilidad de escuchar opiniones de los niños y jóvenes lectores de este libro?

Afortunadamente, en estos primeros meses de vuelo de este libro he tenido varios encuentros con lectores infantiles y juveniles, principalmente en contexto escolar, tanto en educación primaria como en secundaria. Y la respuesta ha sido excelente. Sus comentarios me han hecho ver muy claramente que estos textos pueden establecer un diálogo fértil con lectores de edades y perfiles muy diversos.

¿Cuál fue tu reacción al saber que Diez pájaros en mi ventana había sido seleccionado por una organización que promueve la literatura y la lectura en español entre los 20 libros para niños y jóvenes más significativos del 20l7?

Una alegría arraigada en dos motivos. El primero: sé del rigor y conocimiento con el que la Fundación Cuatrogatos se acerca a un libro, y siempre es un honor que lectores tan atentos como ellos dediquen unas palabras elogiosas a tu trabajo. Segundo: siempre he pensado que los premios entregan, sobre todo, mayores oportunidades de difusión de las obras y, por lo tanto, más posibilidades de que estos pájaros encuentren nuevos lectores en diversas latitudes.

¿Nuevos proyectos en la literatura infantil y juvenil?

Todos mis proyectos profesionales (académicos y literarios) están en estrecho vínculo con la literatura infantil y juvenil, así que ese diálogo con la LIJ es constante y cotidiano. Siempre estoy trabajando en la escritura poética, pero en mi caso ese proceso es lento, muy lento, así que imagino que pasará un tiempo antes de tener novedades editoriales.

Un pensamiento en “Entrevista con Felipe Munita sobre “Diez pájaros en mi ventana” (Ekaré Sur)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *