Conversamos con los editores: Anaya Infantil, Ekaré y El Naranjo

blog 2Los editores de otros tres libros para niños y jóvenes que resultaron ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2014 responden a nuestro cuestionario. En esta segunda entrega de Conversamos con los editores, incluimos las respuestas que nos hicieron llegar Pablo Cruz, de Anaya Infantil; María Francisca Mayobre, de Ediciones Ekaré, y Ana Laura Delgado, de Ediciones El Naranjo. Esas editoriales publicaron, respectivamente, las obras Prohibido leer a Lewis Carroll, de Diego Arboleda, con ilustraciones de Raúl Sagospe; Taquititán de poemas, selección de María Elena Maggi y María Francisca Mayobre, con ilustraciones de Ana Palmero Cáceres, y La guarida de las lechuzas, de Antonio Ramos Revillas, ilustrado por Isidro R. Esquivel.

Pablo Cruz, Anaya Infantil y Juvenil, Madrid, España:

¿Qué distingue a Anaya Infantil? ¿Cuál es su filosofía como editorial?

“Desde sus comienzos, el catálogo de Anaya Infantil ha estado muy orientado a ofrecer lecturas que contribuyan a formar buenos lectores. Para ello, hemos editado clásicos españoles y universales, y también libros de autores e ilustradores contemporáneos, tanto de habla hispana como traducidos de otras lenguas. Con el fin de mantenernos fieles a este principio, a la hora de elegir los títulos de nuestro catálogo tratamos de conjugar de manera equilibrada calidad, formación y entretenimiento. No sé si siempre lo conseguimos, ya que puede que en ciertos libros alguno de esos tres ingredientes esté más o menos presente, pero lo que nos mueve es ese principio. La ilustración es una parte imprescindible de nuestro trabajo, pues los lectores no solo deben aprender a leer textos sino también a leer imágenes, y por ello ofrecemos un espectro lo más amplio posible de estilos y técnicas. En nuestro catálogo encontramos tanto a los grandes ilustradores que surgieron en el último tercio del siglo XX como a los jóvenes talentos que acaban de salir de las escuelas de ilustración.”

¿Qué te hizo apostar por la publicación de Prohibido leer a Lewis Carroll, de Diego Arboleda? ¿Qué esperas de ese libro?

“Cuando leí el texto no tuve ninguna duda de que quería publicarlo. La historia me atrapó desde el principio por su forma de narrar, por su humor afilado y clarividente, y por el contexto en el que está ambientado (un viaje que realizó Alice Liddell en 1932 a Nueva York), que es muy atractivo. El hecho de que hubiera recibido el premio Lazarillo era un aliciente más, pero aun sin este premio, mi valoración habría sido la misma. Este es el cuarto libro de Diego Arboleda en nuestro catálogo, un autor joven que tiene un talento extraordinario para imaginar historias y personajes y para utilizar el lenguaje. Espero que este nuevo libro, y los diversos reconocimientos que ha obtenido, entre ellos el Premio de la Fundación Cuatrogatos, puedan ayudar a que más lectores conozcan a un escritor con voz propia y un futuro muy prometedor.”

¿Qué es lo mejor y qué es lo peor del oficio de editor?

“Lo mejor de este oficio es descubrir un libro o un autor que te cautive, poder publicarlo, y que además guste a los lectores, como sucedió con Prohibido leer a Lewis Carroll, por citar un ejemplo reciente. Lo peor: que una parte imprescindible de mi trabajo consiste en decir ‘no’.”

¿Podrías adelantarnos algunos títulos que Anaya Infantil esté “cocinando” para publicar en el transcurso del 2014?

«Está a punto de llegar a las librerías el libro ganador del XI Premio Anaya, un texto magnífico de Vicente Muñoz Puelles que se titula La voz del árbol. Uno de esos libros con un narrador que te atrapa desde el principio, que destila amor a la lectura y a la vida. Además, puedo adelantarte que publicaremos en el último trimestre del año un libro ilustrado dedicado a los derechos del niño, que contará con la participación de un gran ilustrador y diez grandes autores.»

María Francisca Mayobre, Ediciones Ekaré, Caracas, Venezuela:

¿Qué distingue a Ediciones Ekaré? ¿Cuál es su filosofía como editorial?

“Ediciones Ekaré es una editorial pionera en Venezuela y América Latina que este año celebra sus 35 años. Llegar a este aniversario en un territorio tan inestable y con políticas del libro tan cambiantes como lo es América Latina no es cosa fácil. Creo que Ekaré lo ha logrado por tener clara su línea editorial, por no hacer concesiones, por su flexibilidad y apertura ante las circunstancias que se le presentan; y sobre todo por el trabajo en equipo que nos caracteriza. La visión de Ekaré de hacer libros de alta calidad gráfica y literaria se ha mantenido en el tiempo; desde sus orígenes como un programa de promoción de lectura del Banco del Libro hasta hoy en día como editorial independiente con pequeñas oficinas en Venezuela, España y Chile. También se mantiene la apuesta por el libro álbum. Ekaré es una rara avis que envejece pero que no quiere crecer: sabemos que sólo siendo independientes y relativamente pequeños podemos hacer los libros que nos gustan, nos caracterizan y que queremos hacer, más allá de lo que nos dictamine el mercado y las tendencias en boga.”

¿Qué te hizo apostar por la publicación de la selección de poesía para niños de autores venezolanos Taquititán de poemas? ¿Qué esperas de ese libro?

“Me gusta la poesía. Me gusta su ritmo, leérsela a los niños, que ellos la repitan y la memoricen. Me gusta cuando los mediadores recitan y toman en cuenta este género. Suena lindo y es gratificante. En Ekaré nos gusta mucho la poesía. Así que en principio lo publicamos por eso. Por otra parte pensamos que había una deuda en nuestro catálogo con escritores emblemáticos venezolanos que de muchas formas abrieron camino a la literatura para niños en Venezuela; y a la vez por medio de sus profesiones y oficios fueron pioneros de una forma novedosa de educar y abordar la literatura en el aula y desde las políticas públicas. Así que también está presente el rescate de la memoria. Y claro, está el tema de las ilustraciones: no queríamos que fuese un libro donde se ‘decorarán los versos’, nuestra meta era inspirarnos en el libro álbUm y conseguir hacer también poesías con hermosas ilustraciones. Emprender un juego armonioso de ires y venires entre el texto y la ilustración.”

¿Qué es lo mejor y qué es lo peor del oficio de editor?

“Lo mejor es que siempre es nuevo y cambiante. No hay monotonía posible, y cuando la hay es porque no estas haciendo bien tu trabajo. Cada libro y cada proyecto son una novedad, un camino a emprender, insondable y lleno de incógnitas desde el manuscrito hasta el lector más reciente. Lo peor –que también tiene su gracia si eres peleón– es luchar contra corriente, y en este caso la monotonía de toparte una y otra vez con problemáticas reiteradas que atañen a los libros, al mercado, a las bibliotecas, a las políticas públicas, a la infancia y  a la educación. Así te puedes llegar a sentir como Sísifo… una y otra vez.”

¿Podrías adelantarnos algunos títulos que Ediciones Ekaré esté “cocinando” para publicar en el transcurso del 2014?

«El 2014 es un año especial porque como dije antes es nuestro aniversario. Hay muchos proyectos nuevos, algunos continúan líneas y colecciones que ya existen como los libros de ciudades, de bebés y de narraciones indígenas, o traducciones maravillosas de diversas partes del mundo. Siempre tenemos muchas reimpresiones. Nos lanzaremos con algunos títulos nuevos destinados a un público juvenil como por ejemplo la colección Punto de Partida. Pero sobre todo este año queremos celebrar con música, así que muchas de nuestras novedades van estar orientadas por allí.»

Ana Laura Delgado, Ediciones El Naranjo, México D.F., México:

¿Qué distingue a Ediciones El Naranjo?

«Buscamos privilegiar la calidad de los libros tanto en la forma como en los contenidos al publicar a autores prestigiosos y también dando oportunidad a los autores e ilustradores noveles con talento.»

¿Cuál es su filosofía como editorial?

«Ofrecer a nuestros lectores obras que les hablen directamente de los temas que les preocupan e interesan, abrirles universos, darles algunas respuestas a partir de los libros de ficción y no ficción, pero ante todo sembrar en ellos dudas que los lleven a seguir indagando, acompañarlos en el camino del crecimiento enriqueciendo su visión del mundo. En resumidas cuentas, procurarles lo que el arte y, en especial, la lectura ofrece a los lectores de cualquier edad.»

¿Qué te hizo apostar por la publicación de La guarida de las Lechuzas, de Antonio Ramos Revillas? ¿Qué esperas de ese libro?

«El tema de esta novela de Antonio Ramos Revillas es muy importante en los tiempos que corren, aunque no exclusivamente pertenece a esta época. Siempre han existido la violencia y el abuso hacia el más débil, pero ahora parece que ha crecido exponencialmente el problema tanto en lo social como en lo individual. Además, en este libro, Antonio, quien tiene una amplia experiencia como promotor de la lectura y conoce bien a su público, desarrolla un conflicto desde la perspectiva del niño que se está convirtiendo en adolescente y no sabe cómo enfrentarse a una serie de emociones que lo rebasan. La labor de acompañamiento literario me parece fundamental en una etapa de la vida en la que uno se puede sentir tan solo, incomprendido, desvinculado de la familia y sus valores, en busca de un grupo al cual pertenecer y del sentido de la existencia. Espero de la obra que le confiera una voz a quienes así lo necesiten para expresar ideas, emociones, sentimientos a partir de esas situaciones conflictivas inherentes a la ardua tarea de crecer y prepararse para formar parte del mundo adulto.»

¿Qué es lo mejor y qué es lo peor del oficio de editor?

«Lo mejor de este oficio es descubrir textos que conmuevan, en el sentido amplio del término. Poder trabajar muy de cerca con los autores e ilustradores para conformar un libro y verlo impreso, escuchar de los lectores sus opiniones y hallazgos. Todo eso es muy gratificante, además del proceso mismo de edición, que en ocasiones es de decenas de meses.

Lo peor es enfrentar los problemas financieros para seguir operando; las dificultades para la distribución y venta de los libros, la falta de interés de algunas instancias públicas que deberían apoyar nuestra labor, pues es en beneficio de la población de nuestro país en general.»

¿Podrías adelantarnos algunos títulos que El Naranjo esté «cocinando» para publicar en el transcurso del 2014?

«Claro que sí. El libro de la negación, de Ricardo Chávez Castañeda, diseñado e ilustrado por Alejandro Magallanes; una novela para adolescentes de Daína Chaviano que se llama Un hada en el umbral de la Tierra, ilustrada por Rosana Mesa. Dragones en el cielo, libro álbum de Sergio Andricaín con ilustraciones de Israel Barrón; Las Cavernarias, novela escrita por Moisés Sheinberg con los dibujos de Estelí Meza; Kitsu y El baku, novela corta de Elizabeth Cruz, situada en el Japón tradicional; Beso y Cosquillas, de Martha Riva Palacio Obón, dos libros ilustrados para los más pequeños, Dido para Eneas, de María García Esperón; Tristania, de Andrés Acosta, sobre un tema que está muy en boga entre los jóvenes, los zombis, y La más densa niebla, de Toño Malpica.»

Pueden leer Conversamos con los editores: A buen paso, Lóguez y Babel, haciendo clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *