Entrevista con Cristina Rebull, ganadora del Premio Norma de Literatura Infantil y Juvenil 2015

C REBULLSeguramente, cuando las agencias de prensa dieron a conocer la noticia de que una escritora cubana llamada Cristina Rebull había ganado el Premio Norma de Literatura Infantil y Juvenil 2015 con la novela Por culpa de una s, muchos se preguntaron quién era la afortunada que se alzaba con este codiciado galardón latinoamericano. Al googlear su nombre, se llevaron una sorpresa: Cristina, que nació en Matanzas, Cuba, y vive en Miami, Estados Unidos, tiene una larga trayectoria en el arte, con significativos reconocimientos como actriz, cantante, dramaturga, guionista de televisión, profesora y directora teatral… Por culpa de una s constituye su afortunado debut como escritora de libros para niños.

Graduada del Instituto Superior de Arte de La Habana, en la especialidad de Artes Escénicas, Cristina ha escrito y publicado obras de teatro como Frijoles colorados Llévame a las Islas Griegas. En su faceta de cantante, en 1995 fue una de las ganadoras del Festival de la OTI (Organización de Televisión Iberoamericana), ha grabado varios discos y todos los años ofrece conciertos en importantes salas de Miami. Un dato curioso: cuando aún vivía en la capital cubana, protagonizó Violente, la primera ópera rock creada en su país. En la actualidad trabaja en el canal de televisión AméricaTV (en este campo, ganó un Premio Emmy por un guion para niños) e imparte clases en el programa de formación de actores de Teatro Prometeo, en el Miami Dade College.

Cuatrogatos conversó con esta multifacética creadora:

¿Cómo recibiste la noticia de que tu obra había obtenido un premio internacional tan importante como el Norma?

Con una sorpresa y un agradecimiento extraordinarios. Es un texto que había estado dormido durante años y donde se esconden personajes y situaciones entrañables para mi. Ahí están la casa feliz donde viví los últimos años en Cuba, un perro que lo sabe todo (porque los perros siempre lo saben todo), mi infancia maravillosa y la voz de mi familia.

¿Qué te puedes adelantarnos sobre el libro?

Por culpa de una s contiene humor y emociones. Es la historia de una familia un tanto loca (como casi todas las familias divertidas y amorosas), contada por uno de sus miembros, un gemelo niño de diez años que se da cuenta de que hay que defender la libertad individual, el derecho y el respeto a la diferencia por encima de todo. Por culpa de una s, alguien muy importante en la familia de ese niño muere y se desata una cadena de acontecimientos…

En tu carrera has incursionado con éxito en la actuación, la dirección teatral, la escritura para teatro y para televisión, la música… Ahora se te conocerá también como escritora de literatura para niños. ¿Qué te atrae de esta forma de expresión artística?

Para mi la literatura infantil ofrece la oportunidad de no perder el niño que cada uno lleva adentro y de poner a ese niño a mirar el mundo desde la perspectiva del asombro y el descubrimiento. En un momento donde cada vez todo se vuelve más violento y desalmado es un alivio y un oasis poder crear historia para niños y jóvenes. Quizás es un refugio, justo así salió el germen de este libro, tratando de alejarme de un mal momento de mi vida.

Por culpa de una S

¿Qué reacciones te gustaría despertar en los lectores con Por culpa de una s?

Me encantaría que el lector se abandonara y viviera a través del protagonista todas las emociones por las que él transita. Que entrara en la mente del niño y desde él experimentara la sonrisa, la melancolía, el susto, la responsibilidad de mantener un secreto, la complicidad, el dolor por la ausencia de un ser querido, la unión familiar a pesar de las diferencias, el amor por los otros.

¿Existen algunas obras o autores que te hayan servido como paradigmas al escribir para los niños?

Sin dudas el tratamiento del humor en Konrad, el niño que salió de una lata de conservas y Me importa un comino el rey pepino, de Christine Nöstlinger, me marcó para siempre. Mi amigo el pintor, de Lygia Bojunga, y La sombra sobre el banco de piedra, de María Gripe, me hicieron ver que la literatura infantil admite cualquier tema por difícil que este parezca. Las colinas huecas, de Mary Stewar; El hobbit, de Tolkien; Momo, La historia interminable y El ponche de los deseos, de Michael Ende, me recordaron que uno no puede perder la capacidad de reinventarse y que desde la literatura infantil y juvenil podemos hacer algo para ayudar a mejorarnos como seres humanos. Por supuesto, bebí de las fuentes de María Elena Walsh, Ema Wolf, Maria Teresa Andruetto, Saint Exupery y Roald Dalh. Pero podría haber leído a todos estos maravillosos escritores y haberme quedado simplemente en el disfrute de su obra. Si alguien hizo posible que hoy exista Por culpa de una s, que exista este premio y mi entrada en el mundo de la literatura infantil juvenil, es la escritora y mi gran amiga Iliana Prieto. Fue ella quien me dijo que podía escribir, gracias a ella incluso empecé a escribir teatro, y se convirtió en ese alguien que confió en mí, quizás más que yo misma.

2 pensamientos en “Entrevista con Cristina Rebull, ganadora del Premio Norma de Literatura Infantil y Juvenil 2015

  1. Por culpa de una S es una ingeniosa y divertida novela infantil que trata de manera original el tema de la identidad y la búsqueda por la diferencia entre las personas, en particular para una familia de gemelos idénticos. Niños y adultos la disfrutarán ampliamente y reflexionarán sobre las implicaciones emocionales de lo que implica ser idénticos. A disfrutar su lectura singular

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *