Daína Chaviano habla sobre su novela para jóvenes “Un hada en el umbral de la Tierra”

Un hada en el umbralLa conocida escritora cubana Daína Chaviano, ganadora, entre otras distinciones internacionales, del Premio Malinalli para la Promoción de las Artes, los Derechos Humanos y la Diversidad Cultural 2014, otorgado por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, respondió algunas preguntas de Cuatrogatos a propósito de la publicación de Un hada en el umbral de la Tierra, publicado en México por Ediciones El Naranjo, con ilustraciones de Rosana Mesa.

Originalmente Un hada en el umbral de la Tierra formó parte de un tríptico de novelas publicadas para el público adulto. ¿Qué te decidió a publicarlas ahora como parte de una colección juvenil?

Se trata de uno de esos libros que pertenecen a una frontera indefinida entre lo que puede ser disfrutado igualmente por jóvenes y por adultos. Aunque suelo escribir sin pensar en la edad del lector, al finalizar a veces pienso que ese libro puede ser para adultos, pero luego veo que los jóvenes se apoderan también de él. Otras veces he creído que he terminado un libro para adolescentes y resulta que los adultos lo reclaman como suyo. Así es que dada esta confusión literario-existencial, he dejado que sean las editoriales quienes decidan en cuál de sus colecciones editarán o reeditarán uno de mis libros.

¿Qué se siente cuando un libro que fue publicado por primera vez hace más de 25 años llega a las manos de jóvenes que aún no habían nacido cuando usted lo concibió?

Mucho nerviosismo. Es casi peor que si se publicara por primera vez. Después de tantos años, no sé si el libro pasará la prueba del tiempo. Creo que más de dos décadas comienza a ser un índice o medida para determinar si un libro puede o no permanecer como lectura para generaciones venideras.

Esta novela breve se ha asociado con ciencia ficción, fantasía, terror, thriller sicológico… ¿Cómo la ves tú?

Al principio de publicarla la consideraba más una obra de terror, suspenso y fantasía. Ahora me atrevo a considerarla como una historia que reclama al niño que vive en todo adulto, que intenta por todos los medios defender su derecho a conservar la fantasía.

¿Cuáles fueron los referentes –literarios, cinematográficos, musicales– que, al cabo del tiempo, consideras que influyeron en ti al crear esta obra?

Entre ellos se encuentran creadores como Stephen King y Steven Spielberg, que han conjugado la figura del niño y el mundo infantil para crear historias de suspenso. De hecho la primera edición cubana salió con una dedicatoria a este último y a su inolvidable personaje E.T.

¿Qué papel está llamada a desempeñar la fantasía en el mundo contemporáneo?

La fantasía es parte esencial de la civilización. La capacidad de imaginar más allá de lo que nos rodea es lo que nos ha permitido tener computadoras y naves que lleguen a otros mundos. Seguir alimentando el gusto por la fantasía y el desarrollo de la imaginación continuará siendo una función vital para la formación de técnicos, científicos, artistas e incluso los políticos del mañana. Lamentablemente, estos últimos no parecen hacer mucho uso de ella y siguen aferrados a patrones de pensamiento bastante anquilosados. No acaban de entender que ante los nuevos problemas que enfrenta el mundo hay que proponer soluciones nuevas. Espero que las nuevas generaciones traigan al mundo la imaginación que necesitamos para sobrevivir.

¿Qué quisieras que quedara en los jóvenes después de leer Un hada en el umbral de la Tierra?

Me gustaría que siguieran los pasos del niño protagonista. Nunca dejen de creer en lo imposible. Jamás permitan que otros pongan límites a sus sueños. Sigan intentándolo por cualquier medio. Guíense siempre por su intuición y su instinto. Nunca dejen de creer en las historias de los libros, incluso en las más disparatadas. Al final, la ficción siempre ha tenido la última palabra, incluso en la vida cotidiana. ¿Quién se acuerda hoy de esos científicos de antaño que afirmaban que sería imposible que el hombre pudiera volar en ningún aparato porque un objeto más pesado que el aire tendría que caer obligatoriamente sobre la Tierra?

Esta ha sido tu primera colaboración con la editorial mexicana El Naranjo. ¿Cómo fue el proceso de trabajo? ¿Habrá nuevos proyectos con ella?

Fue muy estrecho. Siempre estuve en contacto con la directora editorial, Ana Laura Delgado, y con su entusiasta y eficiente equipo de trabajo. Intercambiamos ideas y observaciones, tanto del diseño general, como de las ilustraciones y la portada. Ha sido una linda experiencia. Aún no puedo hablar de próximos proyectos porque estamos en conversaciones, pero espero que vengan otros.

¿Tus grandes amores de la literatura? Menciona algunos libros sin los cuales tu vida no habría sido la misma…

Crónicas marcianas, de Ray Bradbury; El señor de los anillos, de J.R.R. Tolkien; Hamlet, Romeo y Julieta y Sueño de una noche de verano, de W. Shakesperare; Sinuhé el egipcio y Marco el romano, de Mika Waltari; Quo Vadis, de Henryk Sienkiewicz; El principito, de Antoine de Saint-Exupéry; Gilgamesh, epopeya sumeria de autor anónimo; todos los cuentos de hadas de Grimm, Perrault y Andersen. Te aseguro que hay otros más, pero no quiero alargar la lista.

¿Cuáles son tus impresiones sobre los libros que están publicando actualmente las editoriales iberoamericanas para el público infantil y juvenil?

Últimamente he leído mejores libros publicados por editoriales infantiles y juveniles que para adultos. No digo que absolutamente todo sea bueno, pero en términos generales me gusta más lo que están sacando los sellos dedicados a niños y jóvenes. Solo lamento que muchas obras que se presenta con etiquetas destinadas al público adolescente o juvenil pasen inadvertidas para los adultos, cuando perfectamente podrían engrosar las listas de los libros más vendidos entre ellos.

¿Cuál será tu próxima publicación para los lectores infantiles y juveniles?

No tengo idea. Eso dependerá de las editoriales. En estos momentos tengo un par de títulos que están en poder de dos diferentes. Ya veremos.

Una última pregunta. En realidad, ¿existen las hadas?

Encontrarás mi respuesta en las páginas de Un hada en el umbral de la Tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *