Bookcrossing Soy un libro viajero
Cada verano, la Fundación Cuatrogatos "abandona" cientos de libros en español en distintos espacios públicos de la ciudad de Miami, con el propósito de que estos sean "adoptados" y leídos por miembros de la comunidad. Este proyecto está enfocado principalmente en la población adulta, aunque incluye también libros para niños y jóvenes.
Los libros que se distribuyen gratuitamente en este programa de bookcrossing son nuevos y llevan una etiqueta. En ella se invita a las personas que los encuentren a leerlos y a ponerlos, posteriormente, en manos de otros lectores para que sigan "viajando". Los libros, destinados a lectores de distintas edades, se dejan en centros comerciales, supermercados, oficinas públicas, hospitales, parques, teatros, restaurantes, peluquerías, lavanderías, gimnasios, playas y otros muchos sitios más.
La selección incluye desde obras de narrativa, poesía y teatro de autores clásicos y contemporáneos, hasta libros informativos y de autoayuda. El bookcrossing Soy un libro viajero se realiza con el apoyo de editoriales y distribuidoras interesadas en acercar a la lectura a la comunidad de Miami.