Estaba la rana

Estaba la rana. Paloma Valdivia y Carles Ballesteros

El cancionero de la tradición oral es una fuente inagotable que nutre la producción editorial destinada a los niños. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en Estaba la rana, obra con texto de la chilena Paloma Valdivia, quien se basa en la retahíla, muy popular en toda Iberoamérica, que dice: “Estaba la rana cantando debajo del agua, / cuando la rana salió a cantar, / vino el pez y la hizo callar”… Nuevas voces de animales se suman al canto de la rana, pese a que siempre aparece una criatura que quiere silenciar al pintoresco coro.

Las alegres ilustraciones del catalán Carles Ballesteros subrayan la intención festiva de los versos y permiten, a través de la gráfica, enseñar a los niños preescolares los primeros números y el universo zoológico.  

Publicado por el sello Amanuta, de Chile, este es un libro de pequeño formato, con páginas de cartoné, apropiado para leer y cantar en voz alta junto a los niños, para mirar y disfrutar sus simpáticas figuras, para tocarlo y moderlo, en fin, para propiciar el acercamiento de los chiquilines al mundo del libro impreso.

Isabel Martínez