Generación Robots

Generación Robots. Natasha Scheidhauer

Si hubiera que recomendar un libro para niños sobre el universo de la tecnología, este sería un título imposible de eludir. Se trata de una excelente introducción al fascinante mundo de los robots, pero no escrita desde la mirada de la ciencia ficción, sino desde el mundo contemporáneo que ya vive esta revolución.

El cuento introductorio podría suscribirse al género literario antes mencionado, aunque no es más que un pretexto para explicar por qué, en el curso de una sola generación, dejará de pertenecer al imaginario del futuro. De hecho, muchos detalles que aparecen en el relato son ya una realidad en los laboratorios de experimentación. 

Tras esa introducción, se nos habla sobre el origen y la evolución de estos ingenios, desde la antigüedad más remota hasta nuestros días. Así los lectores conocerán sobre los primeros intentos por crear criaturas antropomorfas artificiales, como ocurrió con las estatuas parlantes que algunos pueblos (egipcios y romanos) usaron en sus templos para impresionar a los adoradores de sus dioses. Luego repasaremos mitos hebreos (el Golem), griegos (Galatea, la estatua que cobra vida), los experimentos alquímicos para crear homúnculos y la adopción de la palabra robot, a partir de una obra de teatro del escritor checo Karel Capek. 

También nos adentraremos en los secretos del lenguaje binario, que ha sido la base para crear todo tipo de programas que permiten la comunicación entre el humano y los mecanismos robóticos, así como la manera en que los científicos e ingenieros han estudiado el cuerpo humano para poder imitar o replicar sus movimientos en estos módulos automatizados. 

Uno de los capítulos más interesantes de este libro revela cómo funciona el mecanismo interno de un robot, lo cual permite hacerse una idea de las complejidades de su diseño. Le sigue otro que explica con detalles cómo puede construirse un robot casero de limpieza (semejante a los que se venden en muchos mercados), empleando piezas y herramientas al alcance de todos. 

Más adelante, se repasan las innumerables aplicaciones que ya tienen o tendrán los autómatas en nuestra vida hogareña, las fábricas, las escuelas, la industria del juguete, la salud pública, el mundo del arte o en situaciones de peligro. Los últimos capítulos se dedican a explorar, desde puntos de vista éticos y filosóficos, el alcance negativo y positivo que podrían traer para el ser humano el empleo de los robots. ¿Qué ocurriría si se usan para el bien? ¿Y si se emplean para hacer el mal, por ejemplo, en la guerra?

Generación Robots, de la escritora y periodista francesa Natacha Scheldhauser, podría encausar el interés de los niños hacia la ciencia y la tecnología, y quizás contribuir a que se conviertan en futuros ingenieros, científicos o programadores. No se trata de un mérito desdeñable, dada la escasez de libros informativos para el público infantil dedicados a estos temas.  Mención aparte merecen las ilustraciones de Séverine Assous, decisivas para explicar cada uno de los temas. 
Daína Chaviano