Sandra ama a Meike
  • Sandra ama a Meike

    Marliese Arold
  • Traducción del alemán: Nuria Santos.
    Colección La Joven Colección.
    Santa Marta de Tormes, Salamanca: 1997.

Sandra ama a Meike. Marliese Arold

Agradezco inmensamente la lectura de este libro, publicado por Lóguez Ediciones y traducido del alemán por Nuria Santos. Gracias a Marliese Arold por escribir esta historia que algunos aún podrían catalogar como "una historia tabú", lo cual se convierte en un reto y en un riesgo a la vez, y puede ser tan aplaudida como rechazada.

Con un diseño precioso de portada y un interior de lujo (papel grueso poroso que me encanta y encanta), Sandra ama a Meike me hizo creer durante un rato en la humanidad y sus valores, esos llamados humanos y que están, cada día que pasa, más en extinción.

Los personajes, unos jóvenes briosos del tipo ensusmarcaslistosfuera, se convierten enseguida, a nuestros ojos, en gente muy conocida y simpática. Otro valor, la empatía, que va perdiéndose como el globo de Matías Pérez, y que Sandra ama a Meike quiere recuperar. Es cosa de la edad, dirían los mayores, y por supuesto que es cosa de la edad, pero también de una caracterización exitosa que me gusta leer a cuatro ojos. 

Marliese Arold no solo expone y comunica una situación tan física como emocional, sino que ella misma la experimenta, su narrador todopoderoso toma partido y apuesta, y no se despreocupa por perder o ganar, sino que se ocupa, ofrece variables, porque lo que está en juego, más allá  del amor, es la esencia del ser humano, su bienestar con el mundo y con él mismo, su identidad.

Hermoso y excitante que las cosas empiecen a complicarse a partir de una obra de teatro y en el calor del montaje, y más hermoso aún que la obra se llame El despertar de la primavera

La valentía de esta novela no consiste en el final feliz o demasiado feliz, que lo es, consiste en mostrar con honestidad un mundo adolescente que no solo es normal, sino, a todas luces, exitoso.

Legna Rodríguez Iglesias