Mi primer libro de física cuántica

Mi primer libro de física cuántica. Sheddad Kaid-Salah Ferrón

Tengo que reconocerlo. Estoy absolutamente fascinada con este libro de temática tan poco usual, dirigido al público infantil y juvenil. Recuerdo que cuando era adolescente cayó en mis manos una vieja obrita de divulgación para adultos titulada El país de las maravillas, del físico teórico George Gamow, quien intentaba explicar a los legos las últimas teorías sobre física relativista. Para una niña de 14 o 15 años como era yo en aquel momento, resultó todo un acontecimiento, más bien una revelación, que me abrió las puertas a un universo totalmente desconocido… y eso que apenas entendí la mitad del libro. 

Después de aquella vez, lo releí decenas de veces, a lo largo de los años, y cada vez que me aventuraba de nuevo entre sus páginas comprendía un poco más. Aunque terminé estudiando una carrera de Letras, la fascinación por la física teórica que me dejó aquel libro escrito con indudable humor, nunca mermó. Y un tiempo después se transformó en mi actual pasión por la física cuántica. 

En estos días, mientras repasaba viejos y nuevos conceptos explicados en Mi primer libro de física cuántica, no pude dejar de pensar en lo dichosa que hubiera sido aquella niña que fui si alguien hubiera puesto en mis manos un volumen como este. 

Resulta más que encomiable el esfuerzo por intentar exponer a niños y adolescentes asuntos tan complejos como la gravitación, los cuantos de luz, el principio de incertidumbre, la diferencia entre la física clásica y cuántica, la radioactividad, la composición del átomo, la antimateria, las moléculas del ADN, la tabla periódica, los famosos experimentos de la doble rejilla y del gato de Schrödinger, o el entrelazamiento cuántico, por citar solo algunos; pero si ese esfuerzo viene acompañado por la claridad con que se abordan los temas, y unas ilustraciones extraordinariamente bien pensadas y ejecutadas para facilitar la comprensión, el resultado se traduce en un libro absolutamente imprescindible para la biblioteca de cualquier niño, adolescente e incluso joven, que quiera encontrar explicaciones diáfanas sobre los pilares básicos de la física contemporánea. 

Gracias a la inteligencia y a la sensibilidad con que fue concebido y ejecutado, este pequeño álbum puede ser un auxiliar perfecto para introducir y guiar a niños (¡e incluso a adultos!) a comprender los entresijos de la física contemporánea y sus conexiones con la biología y la química. Una obra imprescindible para toda escuela o biblioteca, que tampoco debería faltar en los libreros de todo hogar moderno. 

Daína Chaviano