Mi cuaderno de haikus

Mi cuaderno de haikus. María José Ferrada

Tomando como punto de partida las enseñanzas que imparte su madre a la pequeña Shigeko San, el texto se convierte en un viaje iniciático al fascinante mundo del haiku: esos breves poemas japoneses de diecisiete sílabas, repartidas en tres líneas de versos.

A lo largo del libro, la madre de Shigeko le va explicando a su hija —y por ende, al lector— las características del haiku, cuáles son sus temas, cómo escribirlos, qué debe hacer para activar sus sentidos y transcribir esas experiencias… De ese modo, la narración se convierte en una especie de guía que, mediante observaciones y ejercicios que se proponen a lo largo de sus páginas, servirán para que el lector desarrolle su percepción poética. El libro también contiene numerosos ejemplos de haikus escritos por grandes maestros japoneses de esta modalidad de la lírica. 

Comentario aparte merecen las ilustraciones de Leonor Pérez que acompañan al texto. Valiéndose de trazos minimalistas, de colores tenues y otoñales, en ciertos casos crepusculares, aplicando diversas técnicas que van desde el dibujo a lápiz hasta las acuarelas y las manchas de tinta, todos realizados con una delicadeza extrema que recuerda los paisajes de ciertos biombos o paneles asiáticos, resultan un complemento perfecto para crear un ambiente reposado y meditativo, acorde con el tema. 

Este cuaderno podría ser una adición estupenda a la bibliografía de cualquier taller de escritura creativa. Recomendable para todos aquellos, desde niños hasta adultos, que quieran comprender y practicar el delicado arte del haiku. 

Daína Chaviano