Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (novena entrega: Alboroto Ediciones y Polifonía Editora)

En esta penúltima entrega de las respuestas que dieron a nuestro cuestionario los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022, difundimos las que nos hicieron llegar Mónica Bergna, desde Ciudad de México, y Gabriela Ibáñez, desde Lima, directoras de los sellos Alboroto Ediciones y Polifonía Editora, respectivamente.

Mónica Bergna habla sobre El bolso, libro álbum con texto de María José Ferrada e ilustraciones de Ana Palmero Cáceres (Ciudad de México: Alboroto Ediciones, 2021):

¿Cómo llegó El bolso a Alboroto Ediciones? ¿Qué te atrajo de él, qué te decidió a publicarlo?

El libro El bolso no me llegó, nació en casa. En Alboroto los libros comienzan con una buena charla, sueños y a veces un tequila. Nos preguntamos: ¿Por qué deberíamos de hacer un libro? ¿Para quién? ¿Con quién?

¿Qué puedes contarnos sobre el proceso de edición?

Hace unos años María José Ferrada, Ana Palmero y yo sacamos nuestro primer proyecto de relieve en braille juntas, ese libro nos costó un trabajo enorme, nos sacó canas, pero aprendimos varias cosas. Entre ellas, que el libro se debería poder compartir, y en ese sentido teníamos que pensar en diferentes lectores.

Quisimos hacer una propuesta plástica visual, pero también táctil, y entendimos que no necesariamente debería ser igual, pero sí complementaria.

Pensamos en los objetos que se podrían reconocer al tacto sin ni siquiera verlos y coincidimos en que podrían ser las llaves, un teléfono, un pañuelo. También pensamos en los objetos que aunque pudieras tocar seguirían siendo abstractos, entonces vinieron a llenar nuestro bolso el paisaje, las nubes y la poesía.

A tu juicio, ¿qué podrán encontrar los lectores al abrir este libro?

Creo que el libro es una llave que puede llevar al lector a descubrir el mundo táctil.

¿Qué aporta El bolso al catálogo de Alboroto Ediciones?

Forma parte de nuestro catálogo porque es un libro para lectores divertidos, intuitivos y creativos (nuestro público).

Gabriela Ibáñez habla sobre La discusión, libro álbum de Andrea Gago (Lima: Polifonía Editora, 2019).

¿Cómo llegó La discusión a Polifonía? ¿Qué te atrajo de él, qué te decidió a publicarlo?

Conocí a Andrea Gago en una exposición donde presentaba una serie de obras hechas con la técnica del collage. Su trabajo me cautivó desde un primer momento, tanto por su estética como por el poder narrativo de sus imágenes. En cuanto se dio la oportunidad me presenté y le pedí que nos reuniéramos en Polifonía. Le propuse realizar un proyecto para prelectores, pues en Perú se editan poquísimos libros para bebés. Nos pareció que el resultado sería fantástico si lograba construir un relato sintético y potente, pero que, al mismo tiempo, conservara los detalles, paleta de color y calidez de su obra artística.

Luego de unas semanas, Andrea me presentó dos proyectos en boceto: La discusión y El bolso de mamá. Ambas propuestas me encantaron porque, además de bellas y muy bien resueltas narrativamente, contaban con un inteligente sentido del humor y una maravillosa economía del lenguaje. Además, nos parecieron relatos que si bien estaban dirigidos a los más pequeños, tenían el poder de interpelar a los adultos. Este último punto nos decidió a publicar ambos proyectos, pues es lo que buscamos principalmente en nuestro catálogo: hacer libros para niños que resuenen en los adultos.

Empezamos con La discusión porque nos pareció un tema sumamente original para prelectores.

¿Qué puedes contarnos sobre el proceso de edición?

La discusión fue el primer libro escrito e ilustrado por Andrea. Fue, además, su segundo trabajo de ilustración en formato de libro, lo cual siempre supone un reto cuando el trabajo del ilustrador es hecho totalmente a mano con la técnica del collage. Trabajamos con un diseñador que también es ilustrador, el cual nos ayudó mucho en los procesos de montaje y digitalización. Tratamos de lograr que se mantuvieran las texturas del papel y los cartones con los que Andrea construyó cada uno de sus personajes. Sin embargo, el texto inicial y planteamiento de la historia sufrieron muy pocas modificaciones.

A tu juicio, ¿qué podrán encontrar los lectores al abrir este libro?

La discusión ha sido muy bien recibido por nuestro público principal: los bebés. Varias mamás nos escriben diciéndonos que es el favorito de sus hijos y esto es algo que nos alegra muchísimo.

Los pequeños lectores hallarán en La discusión un libro con el que pueden interactuar realmente. Es un libro para leer y jugar a solas o de manera colectiva, donde encontrarán una gran discusión construida a partir de las onomatopeyas de un grupo de cachorros.

En las narraciones que realizamos hemos observado que a los niños les encanta gritar a voz en cuello las onomatopeyas. Les fascina regañarnos a punta de ladridos o maullidos. Creemos que es un momento de catarsis que los niños disfrutan en particular, debido a que los adultos todo el tiempo estamos llamándolos al orden y al silencio. Pero la verdad es que a veces ellos necesitan gritar para que los escuchemos.

Sin embargo, el libro no se limita al juego onomatopéyico como sucede en varios libros para bebés, sino que aborda temas importantísimos actualmente, como la tolerancia y la posibilidad de solucionar los conflictos mediante el diálogo.

¿Qué aporta La discusión al catálogo de Polifonía?

La discusión aporta a nuestro catálogo una nueva forma de hacer libros para prelectores, con mayor profundidad en cuanto a los niveles de lectura y mayor riesgo en la propuesta estética. Creo que no solo es un aporte importante en nuestro catálogo, sino que es una propuesta novedosa en la forma de hacer libros para bebés en Perú.

Además, estamos muy contentos de haber sido la primera editorial en publicar un libro escrito e ilustrado por Andrea Gago. En el año 2021, ella fue seleccionada para integrar la Exposición de Ilustradores de la 58ª Feria del Libro Infantil de Bolonia, convirtiéndose en la segunda peruana en formar parte de esta prestigiosa muestra. Creemos firmemente en el gran talento de Andrea como autora integral. Esperamos con gran emoción cada una de sus novedades.

_______

Otras respuestas de editores:
Jesús Félix Sacristán, de Nórdica Libros (España), y Lola Rubio, de Fondo de Cultura Económica (Argentina).
Laura Leibiker, de Ediciones Norma (Argentina), y María Francisca Mayobre, de Ediciones Ekaré (España).
Pablo Cruz, de Anaya Infantil y Juvenil (España), y Arianna Squilloni, de A buen paso (España).
Paloma Muiña, de Ediciones SM España, y Tora Ahlström, de Gato Sueco Editorial.
Susana Figueroa, de Fondo de Cultura Económica (México), y Maribel G. Martínez, de Lóguez Ediciones (España).
Eloise Alemany, de Periplo Ediciones (Argentina) y Carla Salazar Luci e Iván Martínez Berríos, de Ediciones Pozo de Arena (Chile).
Luis Larraza, de bookolia (España), y Judith Wilhelm, de Calibroscopio Ediciones (Argentina).
Laura Leibiker, de Ediciones Norma (Argentina), y Camila Muñoz, de Libros del Pez Espiral (Chile).

Un pensamiento en “Opinan los editores de los libros ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2022 (novena entrega: Alboroto Ediciones y Polifonía Editora)

  1. Me parece excelente que hayan creado este espacio para que los editores hablen sobre sus libros premiados. Son voces y opiniones que rara vez tenemos la oportunidad de escuchar y que se agradecen por el conocimiento y la pasión por los libros que transmiten. Felicitaciones Cuatrogatos.

Responder a Xiomara Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *