Fundación Cuatrogatos

Leer y releer

Artículos

El libro infantil: un camino a la apreciación de las artes visuales

Sergio Andricaín

Ilustración de Květa Pacovská para su libron 'Teatro de medianoche'. Madrid: Kókinos, 1993.

El cerebro de cada uno de nosotros es una suerte de "mueble multiuso" construido con neuronas; un mueble dotado de numerosas gavetas, archivadores y espacios varios donde se guarda información muy disímil.

A uno de esos archivos del cerebro van a parar muchas de las imágenes visuales a las que nos enfrentamos en el transcurso de nuestras vidas y que, por determinada razón o circunstancia, dejan huella en nosotros. Es una suerte de pinacoteca en la que hay imágenes de toda naturaleza, que aprehendimos en diferentes momentos; algunas quedaron guardadas allí porque nos deslumbraron por su belleza; otras precisamente por lo contrario: por el rechazo que provocaron en nuestra sensibilidad. Pero, en cualquier caso, se trata de representaciones visuales que nos impactaron: que actuaron de un modo u otro sobre nuestra sensibilidad, que nos impresionaron.

Esa pinacoteca particular por lo general carece del orden al que aspiraría para ella un museólogo: las piezas están en desorden, en una singular amalgama, o tal vez no, quizás responden a un orden misterioso que de modo consciente no somos capaces de descifrar, pero que obedece a una lógica ilógica, extraña pero eficaz, la cual nos permite recuperar, a veces con rapidez, en ocasiones con gran lentitud, una imagen . Nuestra época, signada por el predominio de la imagen visual, impone al niño contemporáneo una cultura en la que lo icónico resulta decisivo. El inventario de imágenes almacenadas por cada uno de nosotros en ese archivador insondable sería único en cada caso específico. Constituiría el resultado de experiencias y oportunidades diferentes, sería la suma de nuestra existencia, estaría marcado por el contexto sociocultural en que nos desenvolvimos, por la incidencia de los medios de difusión masiva (la televisión, los periódicos, las revistas, la publicidad), por las horas que estuvimos frente a las pantallas de los cines y la naturaleza de los fotogramas que vimos proyectados en ellas, por los museos y galerías que recorrimos y, naturalmente, por los libros que leímos o simplemente hojeamos, por las imágenes gráficas que nos salieron al encuentro desde sus páginas.

Los invito a realizar una suerte de excavación personal en nuestras pinacotecas personales. ¿Cuáles son las imágenes más antiguas que recordamos, en el plano consciente, de entre todas las que hallamos allí? Tal vez las criaturas de Walt Disney, multiplicadas ad infinitum a través de todos los medios imaginables, y por tanto profundamente enraizadas en el imaginario colectivo. En Cuba, es muy frecuente que las cunas de los bebés se adornen con figuras de madera pintadas con colores brillantes. También es usual que los pañales con que los niños se arropan desde el momento en que realizan su primer viaje (del hospital a las casas donde vivirán) estén adornados con muñecos bordados. En ambos casos, la elección más frecuente suelen ser imágenes de Disney. Y otro tanto sucede con la decoración de la mayoría de los jardines infantiles de América Latina. Esto quiere decir que Donald, Mickey, Pluto y otros representantes de la fauna Disney nos acompañan desde que llegamos al mundo, mucho antes de que fijemos los ojos en la pantalla de un televisor o aprendamos a pasar las páginas de una revista. No es raro, pues, que esas imágenes tengan un espacio privilegiado en nuestra pinacoteca personal; no importa si aceptadas o negadas enfáticamente, ellas sigues estando ahí, con cargas de distinto signo, pero presentes.

En la pinacoteca hallaremos desde los dibujos que aparecían en las etiquetas de los productos alimenticios que consumíamos de niños (los bebés rozagantes de las compotas; las aldeanas holandesas con suecos y sombreritos puntiagudos, molino de viento incluido a fondo, de las latas de leche condensada) o las imágenes de los almanaques (vistas panorámicas de países lejanos y exóticos, rostros de modelos anónimas con la mirada perdida) y de los cuadros colgados en las paredes del hogar (sagrados corazones y una extensa galería de santos católicos, cisnes que nadan eternamente en lagos luminosos, flamencos de vivos colores en paisajes tropicales). Y la lluvia de imágenes provenientes de periódicos, revistas, afiches… De los anuncios publicitarios colocados en vallas, paneles, marquesinas… De los grafitos escritos en los muros de las ciudades. De los libros y de los museos. Y en los años más recientes, habría que añadir las imágenes provenientes de los videojuegos y de las incursiones que realizamos por el ciberespacio a través de las superautopistas de la red internet.

Todos esos referentes –en algunos casos conocidos, procesados, refinados como resultado de múltiples experiencias; en otros, intactos, en bruto– dan como resultado nuestra estética, eso que llamamos “gusto” y que puede ser “bueno” o “malo” de acuerdo con el punto de vista de quien juzgue.

En cualquier caso, resulta incuestionable que mientras más imágenes creadas por auténticos artistas ingreses a ese archivador, más disímiles y amplios serán nuestros referentes, más posibilidades tendremos de juzgar con acierto qué es hermoso o no, qué es de buen gusto o no. Generalmente, esas imágenes no son estáticas, no permanecen quietas en el archivador, todo lo contrario: dialogan y riñen entre sí, se asocian y disocian, se niegan o aceptan, se asienten o contradicen, se transforman mutuamente, y transforman, con esa interrelación, nuestras concepciones y juicios estéticos.

Cuando entramos en una galería y nos enfrentamos a una nueva representación visual, desconocida hasta entonces, el proceso de aprehensión que realizamos no es neutro, no se produce en condiciones asépticas de laboratorio, es una aprehensión contaminada, sobre la cual inciden patrones, concepciones y gustos que son resultado, en buena medida, de nuestros referentes. Esa nueva imagen, ese cuadro que se exhibe en la pared de la galería: ¿Me gusta? ¿No me gusta? ¿Me conmueve o no? ¿Me emociona, me irrita? ¿Me deslumbra, o me deja indiferente? ¿Lo acepto, lo rechazo? Aparentemente –pero sólo en apariencias– soy yo quien juzga, quien decide, pero en realidad detrás de mí, manipulando mi criterio, mi sensibilidad, están los siete enanitos de Disney y los consabidos cisnes y flamencos de los cuadros kitschs; la imaginería católica, incluidos sus cristos escuálidos de ojos lánguidos e innumerables versiones de la Virgen María y de todos los santos; la Gioconda o Mona Lisa, de Leonardo da Vinci y el David, de Miguel Angel Buonarroti; Las señoritas de Avignon, de Pablo Picasso, y la Marilyn Monroe, de Andy Warhol; las imágenes etéreas de Marc Chagall y los paisajes interiores de Amelia Peláez; los relojes derretidos, de Salvador Dalí, y los eclécticos colages de Robert Rauschemberg; los numerosos logotipos y símbolos del mundo contemporáneo (desde las señales del tránsito hasta los cinco anillos de los Juegos Olímpicos)… Esa gran comparsa invisible, esa suma de referentes, es, en realidad, el gran jurado, quien otorga su veredicto, quien sanciona o rechaza. Esa, y no otra, es la explicación del fenómeno que acontece cuando, detenidas dos personas ante un mismo cuadro, para una de ellas resulte inefable y para la otra, sencillamente inmundo.

De ahí la importancia de enriquecer, desde la infancia más temprana, el reservorio de referentes visuales de los niños con obras de reconocida calidad, de diferentes artistas, épocas, escuelas, estilos, tendencias, intenciones.

En esa labor de formación del gusto, de refinamiento estético, de afinación de los sentidos, los libros infantiles ilustrados desempeñan un rol protagónico. (Me refiero, bueno es aclararlo, a los libros ilustrados por artistas de valía, originales, que entregan propuestas que se insertan dentro de una corriente cultural, y no a los ilustrados por aficionados o por artesanos que apelan a estereotipos visuales.) Me atrevo a especular que, al menos del lado de este hemisferio, es muy pequeña la proporción de niños que –gracias a la iniciativa de un padre o de un docente preocupado por la iniciación artística de sus alumnos– visitan de forma habitual museos y galerías de arte. Ese contacto con las distintas manifestaciones de las artes plásticas –la pintura, el dibujo, el grabado, el collage, etc.– se produce, con mayor frecuencia, cuando accede a las páginas de un libro y encuentra buenas ilustraciones en ellas.

Cuando surgió el libro infantil, siglos atrás, como un instrumento destinado a la enseñanza, ajeno a la ficción, lo lúdico y la recreación, este carecía de gráfica, con la excepción de la portada o de alguna que otra viñeta o letra capital diseminada por el texto. Fue necesario aguardar por la edición, a mediados del siglo XVII, del Orbis sensualium pictus, libro del checo moravo Comenio, precursor de la nueva pedagogía, para que la imagen gráfica comenzara a ser utilizada y explotada como un elemento de especial importancia en la educación de la niñez.

De entonces a la fecha, literatura infantil e ilustración han sido términos estrechamente interrelacionados. Pero de ser una simple acompañante o escolta del texto, la ilustración comenzó a ganar cada vez mayor relevancia en las obras para niños. No olvidemos las palabras que, con su característica impertinencia, pronuncia Alicia en el primer capítulo de sus aventuras en el país de las Maravillas: “¿De qué sirve un libro si no tiene dibujos o diálogos?”. 

En las últimas décadas, ha cobrado cada vez mayor fuerza el picture book o libro ilustrado (también conocido como álbum). Ediciones en las que la imagen gráfica adquiere preeminencia, bien porque narra sin necesidad de apoyarse en palabras o bien porque posee tanto o mayor protagonismo que el texto que la acompaña. Muchos artistas plásticos de calidad excepcional han hallado en la ilustración de libros su medio de expresión personal: pensemos que creadores de la talla de la alemana Binette Schroeder, la checa Kveta Pacovska o el estadounidense Chris Van Allsburg bien podrían haber optado por trabajar sólo como en pintores o dibujantes y crear piezas únicas, destinadas a ser exhibidas en las paredes de una galería o a engrosar las colecciones privadas, pero, en cambio, prefirieron ser ilustradores de libros, crear obras con el propósito de que se multigrafiaran en cientos de miles de ejemplares y dialogaran con los lectores de todos los continentes.

Sin embargo, las representaciones visuales de estas y otras muchas figuras nada tienen que envidiar a las de artistas de otras manifestaciones de la plástica. Con esto quiero decir que hojear un libro de Kveta Pacovska, pensemos en esa joya que lleva por título Teatro de medianoche, mirar sus imágenes con detenimiento, regodeándonos en sus formas, sus colores, su atrevido sentido de la composición, equivale, de cierto modo, a visitar una galería donde se expusieran trabajos originales de esta creadora. Un libro ilustrado por un artista relevante, bien editado y mejor impreso, puede funcionar como una sala de arte. Y si un libro actúa como una pequeña galería, entonces una buena biblioteca de libros ilustrados funciona como un museo.

El libro infantil ilustrado es un camino hacia la apreciación de las artes visuales. Es un medio excelente para abonar la sensibilidad del niño, para abrir sus sentidos a modos diferentes de representar que trasciendan lo figurativo, lo explícito y lo obvio. Es una vía idónea para familiarizarlo con propuestas que sorteen el peligro del estereotipo, del clisé.

Gran parte del “almacén” de imágenes visuales que acompañan al niño contemporáneo está constituido por estereotipos. Ellas suelen ser estereotipadas, idénticas, como las imágenes que aparecen en las series de dibujos animados de producción japonesa que invaden las pantallas de televisión. Naves espaciales, robots, monstruos, héroes y heroínas responden a un patrón esquemático y previsible, tanto en la forma como en el color, que conspira contra la apropiación de propuestas de representación que utilicen otros lenguajes.

“Un estereotipo es una imagen esquemática, simplificada, superficial, de alguna cosa o persona”, ha escrito la ilustradora alemana Monika Doppert, y también: “Esta imagen se nutre de generalizaciones, opiniones de segunda mano y prejuicios; y se reproduce y multiplica irreflexivamente. No penetra en ella la realidad compleja, rica y contradictoria. Es una imagen prefabricada que existe y persiste gracias a nuestra falta de confianza en nuestra propia capacidad de observación y en nuestro criterio, y gracias a nuestra inercia mental”. Doppert concluye afirmando que los estereotipos no sólo sustituyen la observación y la reflexión personales, sino que pueden llegar a impedirlas y atrofiarlas, pues “el que usa estereotipos se resigna a ver con ojos ajenos” (1).

Los libros ilustrados de calidad, en los que hay cabida para diferentes modos de ver y representar la realidad, son la mejor alternativa contra el peligro de los estereotipos. “(…) Después de pasar un par de horas en una exposición, nos desenvolvemos mejor en un mundo visual bastante diferente del que dejamos al principio. Vemos lo que antes no veíamos y vemos de una forma nueva. Hemos aprendido” (2), afirma el ensayista estadounidense Nelson Goodman, convidándonos a aceptar que toda experiencia estética es, de algún modo, una experiencia cognitiva. Pero, esa situación que propone Goodman, refiriéndose a una exposición de arte, ¿no podría hacerse extensiva a la experiencia de relacionarse con un libro ilustrado apelando a códigos no estereotipados? Al principio, esos códigos desconciertan, como también desconciertan un nuevo sabor o un nuevo sonido, pero progresivamente los sentidos acogen la novedosa alternativa; no se trata de que comience a gustarnos, sino que desaparece el desconcierto, la fobia por lo distinto: “Hemos aprendido”. Aprender a no temer, aprender a no rechazar apriorísticamente, aprender a percibir el mundo con todos los sentidos posibles (en la actualidad, se llega a hablar de hasta once sentidos), con múltiples perspectivas y matices. Aprender que ninguna representación de un perro (por estereotipada que esta sea, por afianzada que esté en el imaginario cultural) es el perro, únicamente se trata de uno de los miles de modos posibles de representarlo. El perro Disney no es más perro que el perro cubista o el hiperrealista. El único perro-perro, el perro auténtico e incuestionable, universal, es el que ladra, mueve la cola y padece las pulgas inmerso en la realidad-real.

Al respecto, señala el teórico francés Marc Soriano: “(…) hay que ayudar al niño a superar o al menos matizar la noción de semejanza inmediata, para acceder a la idea de una representación más próxima a la sensación (impresionismo, simbolismo, pintura no figurativa, pintura abstracta) para que amplíe su horizonte: uno puede preferir una u otra orientación musical o pictórica, pero es bueno ser capaz de apreciar también las demás orientaciones, situándolas en su contexto histórico y geográfico” (3).

Usualmente, los ilustradores-artistas relacionan su trabajo con determinados movimientos o tendencias de la plástica contemporánea. Es posible hallar ilustradores cuyo quehacer se encuentra entroncado con el impresionismo, con el surrealismo, el expresionismo, el pop o con la llamada pintura ingenua. El estilo de otros nos remite a asociaciones con creadores claves de diferentes etapas: Paul Klee, Kandinsky, Miró, Matisse, Chagall… Entonces, disfrutar de sus ilustraciones para un libro determinado es también transitar por un puente que nos prepara para el encuentro con momentos y figuras de la plástica universal. El niño que ha observado y padaleado, solo o en compañía de un adulto sensible, las ilustraciones que hizo el mexicano Carlos Pellicer López para su libro Julieta y su caja de colores (suerte de homenaje a la pintura no sólo como arte, sino como vocación vital, acto expresivo y comunicativo) no quedará atónito cuando, más tarde, se enfrente por primera vez a los cuadros de Picasso, Mondrían, Léger, Seurac, Signac, Van Gogh… La gráfica de Pellicer López lo habrá familiarizado con técnicas, lenguajes, figuraciones y coloridos poco usuales en su reservorio de imágenes. Lo habrá preparado para percibir nuevas representaciones del mundo. Se rechaza, se teme, lo desconocido. Sensibilizar es empezar a conocer y a entender la diferencia, y sólo lo que se conoce puede llegar a estimarse o a respetarse.

Sin embargo, como comentábamos anteriormente, no cualquier libro, por el hecho de ser portador de ilustraciones, puede desempeñar de modo satisfactorio la función de preparar a los niños para el conocimiento y el disfrute enriquecedor del universo de las artes visuales. Muchas propuestas responden a esquemas y formas que, lejos de ampliar el horizonte cognitivo estético del niño, lo que logran es reducirlo, enclaustrarlo, por insistir en el estereotipo. Esto se debe no sólo a la voluntad individual de los ilustradores o a sus aptitudes como artistas, sino también a razones de mercado, a estudios de la demanda de los consumidores del producto libro infantil. El investigador brasileño Luís Camargo ha aventurado para este fenómeno una posible explicación que no descarta la validez de otras: “(…) mientras la vanguardia procura romper con el horizonte de expe ctativas del público, sin importarle el tiempo que éste tarde para comprenderla y apreciarla, el libro infantil es un producto industrial, un bien de consumo que implica inversión de capital y del cual se espera que no dé pérdida, que permita recuperar el capital invertido y que dé lucro. Para lograr eso, el libro infantil no puede apartarse demasiado de las expectativas de los lectores. Por eso, las innovaciones formales y temáticas acompañan con atraso, mayor o menor, la literatura para niños. Con la ilustración pasa algo parecido: ella acompaña el gusto dominante por un arte figurativo que no se aparta mucho de la representación de la pintura académica” (4).

En el propósito de contribuir a la formación de un niño capaz de disfrutar de las artes visuales sin intolerancias, de manera atenta y respetuosa, abierto a lo antiguo y a lo clásico, a las vanguardias de la historia, a lo moderno y a lo posmoderno, los mejores libros ilustrados de cada época se constituyen en auxiliares invalorables. Pensemos en cuántos referentes estéticos de calidad, de real dimensión cultural, puede aportar el conocimiento de los dibujos que hicieran, en el siglo XIX, el inglés John Tenniel para Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, o el francés Gustave Doré para los Cuentos de antaño, de Perrault; el ruso Bilibine para las recopilaciones de cuentos tradicionales hechas por Alexander Nicolaievich Afanasiev y para los relatos de Alexander Pushkin. O, más cercanos en el tiempo, todo lo que puede enriquecerlos apreciar los dibujos tan peculiares, reveladores de sensbilidades irrepetibles, de los británicos Quentin Blake, Tony Ross, David McKee, Helen Oxembury y Anthony Brownw; de los franceses Tomi Ungerer y Nicole Claveleux; de la finlandesa Tove Jansson; del suizo Etienne Delessert; del italiano Roberto Innocenti; de los alemanes Klaus Ensikat, Binette Schroeder, Janosch, Helme Heine y Quint Buchhelz; de los checos Jiri Trnka y Kveta Pacovska; del eslovaco Dusan Kallay; del holandés Max Velthuijs; de los españoles Asun Balzola y Alfonso Ruano; del japonés Mitsumasa Anno; de la austríaca Lisbeth Zwerger; de los estadounidenses Maurice Sendak, Leo Lionni, Ezra Jack Keats, Tommie de Paola, Lane Smith y Robert Zelensky; de los rusos Guennadi Spirin y Andrej y Olga Dugin… Y, remitiéndonos ya a Latinoamérica, las brasileñas Ángela Lago y Cica Fittipaldi; los cubanos Eduardo Muñoz Bachs, Enrique Martínez, Manuel Tomás González y Lázaro Enríquez; los argentinos Ayax Barnes y Oscar Rojas; el mexicano Gerardo Suzan; las venezolanas Morella Fuenmayor y Gloria Calderón; los costarricenses Vicky Ramos y Álvaro Borrasé; los colombianos Ivar Da Coll, Alekos, Esperanza Vallejo, Olga Cuellar, Rodes y Ana María Londoño…

Imaginemos una biblioteca en la que estén al menos uno de los numerosos libros ilustrados por estos y otros destacados artistas. Recorrer esas obras, leer sus dibujos, deleitarnos con ese acervo de imágenes, puede ser un ejercicio de instrucción visual que inicie a un niño en la percepción activa y crítica del arte, que alimente de referentes culturales insustituibles su “pinacoteca” vital, que le permita hacer descubrimientos, educar su sensibilidad estética, afinar su gusto y establecer ese diálogo con su interlocutor al que aspira toda obra de arte. Porque, recordando a Hegel, “la obra de arte no existe para sí, sino que es esencialmente una pregunta, una alocución al pecho en donde resuena, una llamada a los sentimientos y a los espíritus”.

Bogotá, 1997. 

 

Notas:


1. Doppert, Monika. “Dibujar para los niños venezolanos”. En: Parapara, no. 1, junio 1980. Caracas, pp. 23-24.
2. Goodman, Nelson. De la mente y otras materias. Madrid: Piados, 1995.
3. Soriano, Marc. “Iniciación a las artes”. En: La literatura para niños y jóvenes. Guía de exploración de sus grandes temas. Buenos Aires: Colihue, 1995, p. 427.
4. Camargo, Luís. Ilustraçao do livro infantil. Bello Horizonte: Editora Le, pp. 41-42.



Archivo PDF

Fundación
Cuatrogatos

Quiénes somos
Qué hacemos
Historia
Proyectos

¿Quiénes somos?

Fundación Cuatrogatos es una organización sin fines de lucro, creada por los escritores Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez en Miami, Estados Unidos, para trabajar a favor de la cultura y la educación, con énfasis en los niños y jóvenes.

Fundación Cuatrogatos concibe y realiza proyectos que, a través de la literatura, el arte y las distintas formas del conocimiento, desarrollan las capacidades creativas, críticas y cívicas de la comunidad hispanohablante de Miami.

Misión

Fundación Cuatrogatos es una organización sin ánimo de lucro con sede en Miami que trabaja para:

  • Promover la publicación, el conocimiento y la lectura de libros de calidad, publicados en español, que desarrollen la apreciación estética y fortalezcan las capacidades creativas y analíticas, especialmente de los niños y jóvenes.
  • Desarrollar proyectos a nivel local, nacional e internacional que contribuyan, a través de la educación, el fomento de la lectura, la literatura y la apreciación de las diferentes manifestaciones del arte, a la formación de valores ciudadanos; a la convivencia, el diálogo y el respeto a las diferencias, y al conocimiento de otras culturas.
  • Contribuir al mejoramiento individual y social a través del desarrollo de actividades educativas, artísticas y culturales.
  • Crear puentes de comunicación, mediante el arte y la educación, entre diferentes segmentos de nuestra comunidad.
  • Preservar, compartir y divulgar la herencia cultural hispanoamericana en Estados Unidos.

Visión

Cuatrogatos trabaja para acercar a la comunidad hispanohablante de Miami y de otras ciudades de Estados Unidos –con énfasis en los niños y los jóvenes–, a la lectura, las artes y los espacios de educación formal y no formal como poderosas herramientas para el mejoramiento de los individuos y de la sociedad.

La Fundación Cuatrogatos tiene una junta directiva integrada por escritores, educadores, bibliotecarios y artistas de Miami. Cuenta, además, con un grupo de consultores. Más detalles, aquí.

¿Qué hacemos?

La Fundación Cuatrogatos, constituida en Miami, Estados Unidos, desarrolla proyectos a favor de la cultura, las artes, la educación y los valores cívicos, con énfasis en el fomento de la lectura y en el estudio y la divulgación de libros de calidad para niños y jóvenes de la comunidad hispanohablante.

Nuestras principales líneas de trabajo son:

  • Concebir y realizar acciones que contribuyan a ampliar el nivel cultural y educativo de la población de Miami, especialmente de sus niños y jóvenes hispanohablantes, y que constituyan un aporte al desarrollo y el bienestar social de la comunidad.
  • Investigar, reseñar y divulgar la producción editorial en español, especialmente la destinada a lectores infantiles y juveniles.
  • Proporcionar información sobre temas literarios, culturales y educativos a padres de familia, maestros, bibliotecarios, estudiantes y otras personas, a través de nuestra plataforma de información digital Cuatrogatos.org y de otras vías.
  • Realizar talleres, seminarios, cursos, conferencias, exposiciones y eventos culturales y educativos dirigidos a niños, jóvenes y adultos.
  • Generar espacios de formación y capacitación profesional, y de intercambio, a nivel local, nacional e internacional.
  • Publicar libros y materiales divulgativos que contribuyan a lograr los objetivos de la Fundación.
  • Crear o apoyar proyectos de literatura, teatro, música, artes visuales y otras manifestaciones artísticas que se correspondan con su misión.
  • Desarrollar investigaciones sobre temas literarios, culturales, educativos y sociales.
  • Realizar, a nivel local, nacional e internacional, labores de asesoría y consultoría en literatura, promoción de lectura, artes, educación y otros temas.
  • Donar materiales de lectura de calidad a bibliotecas y escuelas, y también a organizaciones sin fines de lucro que trabajan con niños y jóvenes, en Miami y otras ciudades de Estados Unidos, así como en comunidades pobres de otros países.
  • Colaborar con otras instituciones del ámbito nacional e internacional en proyectos que contribuyan a la consecución de nuestros objetivos.

Trayectoria de la Fundación Cuatrogatos

En 1999, los escritores cubanos Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez se radican en Miami, Estados Unidos. Con el propósito de continuar su larga labor a favor de la literatura infantil y el fomento de la lectura desarrollada en Cuba, Costa Rica y Colombia, crean el sitio web de consulta gratuita Cuatrogatos para ofrecer información actualizada sobre libros infantiles y juveniles en español y promoción de la lectura a padres de familia, maestros, bibliotecarios, estudiantes universitarios, autores, editores y otras personas de la comunidad hispanohablante interesadas en influir positivamente en los hábitos de lectura de las nuevas generaciones.

Cuatrogatos fue puesto en línea el 28 de enero de 2000, aniversario del natalicio de José Martí, prócer de la independencia cubana y una de las grandes figuras de las letras de Hispanoamérica. Con los años, este sitio web se ha convertido en uno de los espacios de Internet en español más conocidos y visitados por quienes se interesan por la literatura infantojuvenil y la formación de lectores.

En el año 2012, se constituye la Fundación Cuatrogatos para trabajar a favor de la educación, la literatura y la cultura. Con ese objetivo, entre otras actividades, ha organizado visitas de escritores a escuelas para estimular el interés de los niños y adolescentes por las lecturas de calidad y ha realizado donaciones de libros para niños, jóvenes y adultos a la Red de Bibliotecas Públicas de Miami-Dade, a la Biblioteca Otto Richter de la Universidad de Miami y a otras organizaciones.

Cronología:

2016.

  • El 20 de diciembre de 2016, la Fundación Cuatrogatos organizó una mañana de cuentos para los niños de tercer grado de la escuela pública Lorah Park. La matrícula de este centro de enseñanza bilingüe inglés-español está formada en un 85% por alumnos afroamericanos, pertenecientes en su mayoría a hogares de muy bajo nivel educativo e ingresos económicos. Esos estudiantes aprenden, con gran entusiasmo, nuestro idioma, por lo que consideramos un importante compromiso contribuir, con encuentros culturales de este tipo, a apoyar al valioso trabajo educativo y social que realizan los profesores y educadores de Lorah Pak.
  • El sábado 19 de noviembre, la Feria del Libro de Miami y la Fundación Cuatrogatos presentaron el III Seminario de Literatura Infantil y Lectura. En esta edición el lema central del encuentro fue Un mundo de lectores, lectores para el mundo y el programa de paneles y charlas contó con la participación de destacados escritores y editores de Iberoamérica: Luis María Pescetti, de Argentina; Alejandro Palomas, Miren Agur Meabe y Paloma Jover, de España; María Baranda, de México; Afonso Cruz, de Portugal; Jorge Galán, de El Salvador; Fanuel Hanán Díaz, de Venezuela, y Cristina Rebull, de Cuba-Estados Unidos.
  • Por cuarto año consecutivo, realizamos nuestro gran evento Fiesta de la lectura / The Reading Festival, con el propósito de fomentar la literatura y la lectura en español en la comunidad de Miami, haciendo especial énfasis en los niños y jóvenes, pero sin olvidar al público adulto. Del 10 al 15 de octubre desarrollamos un amplio programa de actividades en escuelas e instituciones culturales de la ciudad que estuvieron dirigidas al público hispano y a todas aquellas personas de la ciudad que hablan y estudian el idioma español como segunda lengua. Fiesta de la Lectura 2016 tuvo el apoyo del Departamento de Asuntos Culturales del Condado Miami-Dade, Santillana USA, Instituto Cultural de México, Centro Cultural Español, la Feria del Libro de Miami, Koubek Center, Artefactus Cultural Project, el Departamento de Enseñanza Bilingüe y Lenguas Extranjeras de las Escuelas Públicas de Miami-Dade, 3Mindware, Jordan-Marcos The Agency, Imago Art in Action, Aeroméxico y otras instituciones. La ilustración del cartel fue creación del ilustrador mexicano Israel Barrón y tuvimos como invitadas especiales a las autoras Georgina Lázaro, de Puerto Rico, y Martha Riva Palacio Obón, de México. Pueden encontrar un recuento detallado de lo que fue este evento consultando su programación. Y un slideshow con imágenes de las distintas actividades, aquí.
  • Del 28 al 30 de septiembre, la Fundación Cuatrogatos fue invitada a participar en el Congreso Internacional Censuras y Literatura Infantil y Juvenil en el siglo XX, organizado por el Centro de Estudios de Promoción de la Lectura y Literatura Infantil (CEPLI) de la Universidad de Castilla-La Mancha, que se celebró en la ciudad de Cuenca, en España.
  • Como parte del programa académico del encuentro, Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez, en representación de Cuatrogatos, presentaron los resultados de su investigación “Censura de autores y libros de literatura infantil y juvenil en Cuba (1960-1985)”.
  • En el mes de julio nuestra fundación desarrolló por segundo año consecutivo el programa de bookcrossing Soy un libro viajero. Durante el mes de julio del 2016 "abandonamos" por distintas zonas de Miami. Cuatrogatos desea agradecer a las empresas que nos dieron su valioso apoyo para llevar a cabo exitosamente este evento Lectorum Publications, Spanish Publishers, Penguin Random House y Eriginal Books. Pueden ver un slideshow haciendo clic aquí.
  • En junio del 2015, la Fundación Cuatrogatos colaboró con el Departamento de Educación Bilingüe y Lenguas Extranjeras de las Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade en la realización del laboratorio de escritura creativa en español Por los caminos de la eñe 2016, en el que participó un centenar de profesores, quienes asistieron a charlas y talleres.
  • El 23 de abril, nuestra Fundación Cuatrogatos se sumó a la jornada Cervantes en Miami, convocada por el Centro Cultural Español de Miami, para celebrar el día del idioma español y el 400 aniversario del autor de El Quijote.
  • Para la Fundación Cuatrogatos fue una gran satisfacción colaborar con Artefactus Cultural Project en su proyecto MiniTheater / MiniTeatro, un laboratorio de expresión creadora para los niños de Miami que se realizó en dos temporadas (abril-mayo y julio-agosto) y que contó también con el apoyo de la Knight Foundation.
  • El 2 de abril del 2016, la Fundación Cuatrogatos se sumó desde Miami a los festejos por el Día Internacional del Libro Infantil realizando la presentación de la obra Mi nueva familia, de Iliana Prieto, autora cubana radicada en nuestra ciudad. El libro, publicado en Bogotá por Panamericana Editorial, cuenta con ilustraciones de la colombiana Rocío Parra. Nos acompañaron, además de la escritora, la cantautora Marisela Verena, la actriz Cristina Rebull y un grupo de estudiantes de actuación de Teatro Prometo, quienes leyeron cuentos de Mi nueva familia. Este evento para toda la familia contó con el apoyo de Miami Book Fair, Teatro Prometeo y Koubek Center.
  • El sábado 12 de marzo de 2016 presentamos el libro Dragones en el cielo, publicado por Ediciones El Naranjo. En este evento participaron el autor Sergio Andricaín, el ilustrador Israel Barrón y la editora Ana Laura Delgado. Como invitada especial, la actriz Cristina Rebull narró el cuento a los niños. También hubo un “Taller de dragones” y sorpresas para el público infantil. La actividad fue organizada por la Fundación Cuatrogatos en colaboración con Miami Book Fair, Koubek Center, Ediciones El Naranjo y el Instituto de Cultura de México en Miami. Pueden ver un slideshow con imágenes de este evento aquí.
  • Del 19 al 21 de febrero de 2016 desarrollamos en Miami la jornada Palabra viva weekend, concebida como una celebración de la literatura en español, con la participación de amplio número de niños, jóvenes y adultos de la ciudad. En este proyecto tuvimos la valiosa colaboración de Miami-Dade County Department of Cultural Affairs, Miami Book Fair, Koubek Center, Artefactus Cultural Project, Zunzun Art & Education y otras instituciones. Para ver un slideshow de las actividades de este evento, que buscó, a través de distintas actividades, fomentar la creación y el disfrute de la literatura de autores hispanos, hacer clic aquí.
  • El 28 de enero dimos a conocer los 20 libros para niños y jóvenes ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2016. En esta edición, la imagen gráfica del premio fue creada por la artista chilena July Macuada. El folleto digital –que incluye reseñas de las obras premiadas y, además, el listado de las finalistas y de 80 libros recomendados– fue diseñado con el apoyo de la compañía 3Mindware y se puede descargar haciendo clic aquí. También pueden ver el video con los libros ganadores aquí.

2015.

  • La revista Alma, una de las publicaciones hispanas más sobresalientes de Estados Unidos, seleccionó al escritor Antonio Orlando Rodríguez, cofundador y presidente de la junta de la Fundación Cuatrogatos, como parte de un selecto grupo de diez destacados educadores, empresarios y promotores culturales latinos que están “construyendo el futuro de un nuevo Miami”.
  • Como resultado de la colaboración entre el CEPLI de la Universidad Castilla-La Mancha y la Fundación Cuatrogatos, se publicó el libro Dos orillas y un océano: 25 autores iberoamericanos de poesía para niños.
  • Con el tema central Libros: espacios de libertad, los días 19 y 20 de noviembre de 2015 realizamos el 2do Seminario de literatura Infantil y lectura, en colaboración con la Feria Internacional del Libro de Miami. Participaron Perla Suez (Argentina), Cristina Rebull, Daisy Valls, Annie Plasencia y Sergio Andricaín (Cuba-Estados Unidos), Mariasun Landa, Gustavo Martín Garzo, Juan Kruz Igerabide y Pedro C. Cerrillo (España), Ramón Iván Suárez Caamal (México) y Fanuel Hanán Díaz (Venezuela).
  • Por tercer año consecutivo, realizamos la jornada Fiesta de la Lectura / The Reading Festival, del 5 al 10 de octubre de 2015, contó con el apoyo de Miami Book Fair, Koubek Center, Santillana USA, Centro Cultural Español de Miami, Artefactus Cultural Project, Encore Music Academy, Teatro Prometeo, 3MindWare, las emisoras La Poderosa y Cadena Azul, Jordan-Marcos The Agency y otras entidades. La Fiesta de la Lectura desarrolló un conjunto de actividades literarias (encuentros con autores, sesiones de narración oral y talleres de escritura creativa) en distintas escuelas públicas de la ciudad que ofrecen enseñanza bilingüe inglés-español. La programación incluyó el evento para adultos Celebración de la vida, la poesía y el amor, en el que se presentó el poemario El instante que unos une, de Nancy García, con ilustraciones de Zaida del Río, publicado por la Fundación Cuatrogatos; participaron como invitados especiales la escritora Daína Chaviano; los actores Lily Rentería, Rosie Inguanzo, Larry Villanueva y Juan David Ferrer, y el compositor e intérprete Mike Porcel, quien brindó un recital de sus canciones.
  • Las autoridades del Condado Miami Dade declaron el 10 de octubre de 2015 “Día de la Fundación Cuatrogatos”. La proclama que así lo hace constar fue entregada a Sergio Andricaín, director de la Fundación, por el asistente legislativo Alejandro J. Fernández, en representación de la comisionada Rebeca Sosa.
  • La Fundación Cuatrogatos colaboró con las organizaciones Zunzun Art & Education y Fundarte en la organización del evento Zun Zun Children Fest, realizado en Miami los días 28 de septiembre y 3 de octubre del 2015.
  • Los días 23 y 26 de septiembre se efectuaron en Lima, Perú, dos presentaciones del libro La aventura de la palabra, con la participación de su autor Sergio Andricaín. Esta obra publicada como resultado de un convenio de colaboración entre la Fundación SM y la Fundación Cuatrogatos. La primera presentación fue organizada por la Fundación SM Perú en la sede del Centro Cultural de España en Lima y la segunda fue en la Pontificia Universidad Católica de Lima.
  • La obra de teatro para niños Mi Platero, coproducida por Artefactus Cultural Project, Fundación Cuatrogatos y el Centro Cultural Español de Miami, fue seleccionada para participar en el XI Festival Internacional de Teatro de la Integración y el Reconocimiento 2015, que tuvo lugar del 11 al 17 de septiembre de 2015 en Formosa, Argentina.
  • Durante el mes de agosto, la Fundación Cuatrogatos desarrolló en Miami el proyecto de bookcrossing Soy un libro viajero, que puso gratuitamente al alcance de los lectores del condado Miami-Dade alrededor de 1.000 libros en español para niños, jóvenes y adultos. Este proyecto contó con el valioso aporte de las compañías Lectorum Publications, Spanish Publishers y Eriginal Books, que donaron generosamente parte de los libros puestos al alcance de la comunidad.
  • La Fundación Cuatrogatos colaboró con The Center for Writing and Literature @ Miami Dade College en la organización del taller Los mecanismos de la creación artística: ¿De dónde nacen las ideas que luego se convierten en un libro?, impartido por la escritora y artista gráfica venezolana Menena Cottin.
  • Con motivo del Día Mundial del Libro, el 23 de abril del 2015 la Fundación Cuatrogatos reunió y difundió una colección de más de 60 mensajes sobre la lectura y los libros, creados, desde 15 países diferentes, por escritores, ilustradores, editores, críticos y promotores de lectura de Iberoamérica. Gracias a todos por celebrar junto a nosotros ese objeto que constituye, al mismo tiempo, nuestro trabajo y nuestro gozo: el libro. El destacado ilustrador gallego David Pintor creó la imagen que identificó este proyecto.
  • Durante el mes de abril de 2015 se realizaron en España dos presentaciones del libro La aventura de la palabra, del investigador Sergio Andricaín, publicado como resultado de un convenio de colaboración entre la Fundación Cuatrogatos y la Fundación SM. La primera de ellas tuvo lugar en la biblioteca del Centro de Estudios de Promoción de la Lectura y Literatura Infantil (CEPLI), de la Universidad de Castilla-La Mancha, en Cuenca, con la participación de Sergio Andricaín y de los profesores e investigadores Cristina Cañamares y Ángel Luis Luján, investigadores del CEPLI. La segunda presentación de La aventura de la palabra en España se llevó a cabo en la sede de Ediciones SM, en Madrid, con la participación, como expositores, de Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez y de los autores españoles Jordi Sierra i Fabra, César Mallorquí y Beatriz Giménez de Ory.
  • En enero celebramos los 15 años del sitio web especializado en literatura infantil y juvenil y fomento de la lectura www.cuatrogatos.org, que se puso en línea en enero del 2000 y fue la génesis de la actual Fundación Cuatrogatos.
  • El 28 de enero de 2015 dimos a conocer el listado de los 20 libros para niños y jóvenes ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2015, cuyo folleto digital –diseñado por la compañía 3Mindware– se pueden descargar haciendo clic aquí. Esta selección fue resultado del trabajo permanente de estudio y valoración de la producción editorial de creadores iberoamericanos que desarrolla desde Miami, a lo largo del año, el grupo de lectores de nuestra organización. Este listado incluye no solo las obras ganadoras y las finalistas, sino también una selección de 80 libros recomendados.

2014.

  • La Fundación Cuatrogatos recibió el galardón ArtesMiami Holiday Award 2014, en la categoría de mejor institución cultural del año, como reconocimiento al trabajo realizado a favor de la arte y la literatura en la comunidad de Miami.
  • Fundación Cuatrogatos, en colaboración con el Centro de Literatura y Teatro de Miami Dade College, realizó el 22 de noviembre el seminario sobre libros para niños y lectura ¡A leer en español!, como parte de la Feria Internacional del Libro de Miami. Participaron los escritores Verónica Murguía (México), Ana María Shua (Argentina), Fanuel Díaz (Venezuela), David Unger (Guatemala), Chely Lima, Antonio Orlando Rodríguez y Eddy Díaz Souza (Cuba-Estados Unidos).
  • La obra de teatro para niños Mi Platero, coproducida por Fundación Cuatrogatos, Artefactus Cultural Project y el Centro Cultural Español, fue estrenada en el marco del Play Time! International Children's Theatre Festival de Miami. Mi Platero fue escrita por Antonio Orlando Rodríguez y Eddy Díaz Souza, y dirigida por este último, como homenaje al centenario de la primera edición del libro Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez. 
  • Del 6 al 11 de octubre, Fundación Cuatrogatos desarrolló el evento Fiesta de la Lectura / The Reading Festival, con el auspicio del Departamento de Asuntos Culturales de Miami Dade County, el Koubek Center de Miami Dade College, la Feria Internacional del Libro de Miami, el Centro Cultural Español de Miami y otras instituciones. El programa incluyó visitas de escritores y talleres en escuelas públicas de Miami; la tertulia Secretos de lectores, con la participación de la cantautora Marisela Verena y los escritores Ramón Fernández Larrea y Chely Lima; el recital literario Confesiones eróticas y otros hechizos, a cargo de la escritora Daína Chaviano, con las actrices invitadas Lili Rentería y Mabel Roch, y un Picnic de Libros para toda la familia, con la cantante Rita Rosa Ruesga, el escritor Eddy Díaz Souza y actores de Teatro Prometeo como artistas invitados.
  • Fundación Cuatrogatos y el Centro Cultural Español de Miami presentaron el 22 de septiembre la velada Homenaje al centenario de la primera edición de Platero y yo, con la participación de los escritores Emma Artiles y Joaquín Badajoz, quienes hablaron sobre Juan Ramón Jiménez y su obra.
  • Como resultado de un convenio de colaboración, la Fundación Cuatrogatos y la Fundación SM publicaron el libro La aventura de la palabra, de Sergio Andricaín, resultado de una investigación sociocultural en la que participaron más de 90 importantes escritores iberoamericanos de libros para niños y jóvenes. Este libro se presentó, acompañado de espacios académicos de formación y reflexión sobre literatura infantil y fomento de la lectura, en Santiago de Chile, Bogotá, Miami y en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.
  • Organizado por la Fundación Cuatrogatos, la escritor y compositora colombiana María del Sol Peralta brindó un taller de cuentos y canciones infantiles en la Encore Music Academy de Miami.
  • La Fundación Cuatrogatos realizó el evento 40 años (más o menos), con motivo de los cuarenta años como creador literario de Antonio Orlando Rodríguez. Esta lecture performance, que tuvo como sede el Centro Cultural Español de Miami, contó con la participación del autor, de los actores Lili Rentería y Juan David Ferrer, y de un trío de jazz dirigido por Frankie Marcos. Como parte de la actividad se realizó la presentación en Estados Unidos del libro Concierto para escalera y orquesta (Ediciones Ekaré), de Antonio Orlando Rodríguez, con ilustraciones de Carole Hénaff.
  • Se realizaron en el Koubek Center los lanzamientos de los libros Memorias del tiempo circular, de Chely Lima, publicado por Eriginal Books, y El príncipe y el mar, de Eddy Díaz Souza, publicado por Panamericana Editorial.
  • El 28 de enero, se dieron a conocer los libros para niños y jóvenes, de creadores iberoamericanos, ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2014

2013.

  • Fundación Cuatrogatos, en colaboración Lectorum Publications, brindó el 14 de junio una charla a cien maestros de español del Miami Dade County Public Schools.
  • A partir de junio, la Fundación Cuatrogatos tiene a su cargo una página en la revista mensual en español D'Latinos, publicada en el suroeste de la Florida, Estados Unidos, para recomendar libros para niños y jóvenes y brindar consejos a los padres sobre la formación de lectores.
  • Sergio Andricaín, director de la Fundación Cuatrogatos, participa como conferencista en las III Jornadas Internacionales de Literatura Infantil y Juvenil realizadas en diferentes ciudades de Argentina y Chile.
  • La Fundación Cuatrogatos produce, en colaboración con Artefactus Cultural Project y con el apoyo de Akuara Teatro, la velada teatral Palabras al filo (cinco actrices, diez monólogos y un atril). Esta actividad se realizó la noche del 30 de mayo, en la primera celebración del Día de la Dramaturgia y el Teatro Cubano del Exilio.
  • Participación en el II Congreso Iberoamericano de Lengua y Literatura Infantil y Juvenil, realizado en Bogotá, Colombia, con la conferencia titulada Para una bitácora de la literatura infantil y juvenil en Internet, dictada por Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez.
  • Fundación Cuatrogatos brinda un taller sobre literatura infantil para escritores jóvenes salvadoreños en coordinación con la Fundación AccesArte y el Centro Cultural Español en El Salvador. También se realiza una donación de libros para niños al centro de educación no formal El Trapiche, ubicado en una comunidad de escasos recursos de Cuyultitán, en El Salvador.
  • Fundación Cuatrogatos realiza la jornada Homenaje al Hombre de La Edad de Oro, con motivo del 160 aniversario del natalicio de José Martí, conjuntamente con Artefactus Cultural Project y con el auspicio del Centro Cultural Español de Miami. Ver videorreportaje.
  • Se crea el club Niños, libros, lectura, que se reúne el tercer jueves de cada mes, en coordinación con la librería Barnes & Noble West Kendall. Este espacio está concebido como un grupo abierto, para orientar a aquellos adultos interesados en fomentar los hábitos de lectura de los niños y jóvenes.
  • Se elabora y difunde la Guía de libros infantiles y juveniles altamente recomendados para el 2013.

2012.

  • Tras doce años de trabajo, Cuatrogatos se constituye legalmente como corporación sin ánimo de lucro con el nombre de Cuatrogatos Foundation, Inc.
  • Participación en las Jornadas de Literatura Infantil realizadas en tres ciudades de Argentina (Buenos Aires, Misiones y Chaco).
  • Los fundadores de Cuatrogatos son invitados a escribir uno de los capítulos del libro Hitos de la literatura infantil y juvenil iberoamericana, de la Fundación SM, de España.

2011.

  • Encuentros con estudiantes y padres del Coral Way Bilingual K-8 Center, de Miami, para fomentar el gusto por los libros y crear conciencia sobre la importancia de la lectura.

2010.

  • Sergio Andricaín es invitado por los organizadores del I Congreso Iberoamericano de Lengua y Literatura Infantil, realizado en Santiago de Chile, para hablar sobre el trabajo realizado por el sitio web Cuatrogatos a favor de la difusión de los libros de calidad publicados en español para el público infantil y de la promoción de la lectura.

2008.

  • Apoyo a la Cuban Heritage Collection, de la Biblioteca Otto Richter de la Universidad de Miami, en la organización de la exposición 200 Years of Cuban Children's Books. En el marco de ese evento, Antonio Orlando Rodríguez imparte la conferencia inaugural Un paseo por la literatura cubana para niños y adolescentes, cuyo video puede verse aquí.

2001-2003.

  • Cuatrogatos colabora con la revista especializada Escuela y biblioteca, publicada en España, proporcionando artículos y reseñas sobre libros en español para niños y jóvenes.

2000.

  • Creación del sitio web Cuatrogatos en Miami, Estados Unidos, por los escritores Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez.
Archivo PDF

Proyectos

  • Plataforma informativa digital sobre libros para niños y jóvenes y fomento de la lectura

    Creado en el año 2000, inicialmente Cuatrogatos fue un sitio web con formato de revista. En la actualidad es un banco de información de libre acceso a todos los interesados en la literatura para niños y jóvenes y la promoción de la lectura en español, y es uno de los sitios de su especialidad más visitados en la Internet en español. Cuenta con la colaboración y el apoyo de prestigiosos autores, ilustradores e investigadores iberoamericanos, y sus páginas también dan cabida a textos de estudiantes universitarios que escriben sobre libros para niños.

    Nuestra plataforma cultural y educativa web 2.0 incluye, además del sitio web principal, el blog Miau; páginas en Facebook, Twitter, Linkedin y Pinterest, y un canal en Youtube. A través de estas redes, la Fundación Cuatrogatos proporciona información a la comunidad hispana para fomentar el encuentro de los niños y jóvenes con libros de calidad, que les brinden entretenimiento, enriquezcan su mirada estética y contribuyan a su formación como seres humanos. 

    Archivo PDF
  • Investigación permanente de la producción de libros en español para niños y jóvenes 

    Como resultado del estudio y la evaluación permanentes de los libros para niños y jóvenes publicados en español por editoriales de América Latina, España y Estados Unidos, la Fundación Cuatrogatos elabora reseñas de libros infantiles y juveniles recomendados y las difunde a través de su plataforma digital de información. También prepara guías de lectura y listados de obras significativas, para estimular la lectura de libros de la mayor calidad. 

    Como parte de este proyecto investigativo, la Fundación Cuatrogatos ha publicado los libros La aventura de la palabra, de Sergio Andricaín, en colaboración con la Fundación SM, y De raíces y sueños. 50 libros para niños y jóvenes de autores latinos de Estados Unidos y Dos orillas y un océano: 25 autores iberoamericanos de poesía para niños y jóvenes, en colaboración con el Centro de Estudios de Promoción de la Lectura y la Literatura Infantil (CEPLI) de la Universidad de Castilla-La Mancha, en España.

    Archivo PDF
  • Fiesta de la Lectura / The Reading Festival

    Este gran evento se desarrolla anualmente cada mes de octubre, en distintos espacios de Miami, con el objetivo de promover la literatura y la lectura en español. Desde su primera edición, realizada en 2013, Fiesta de la Lectura / The Reading Festival no ha dejado de crecer y actualmente es --según el periódico El Nuevo Herald-- "uno de los eventos más importantes dedicados a resaltar el idioma español en el Mes de la Hispanidad en el sur de la Florida".

    Su variado programa se dirige principalmente al público infantil y juvenil, pero sin olvidar a la audiencia adulta, e incluye desde visitas de escritores y talleres literarios en escuelas públicas de Miami, hasta recitales de poesía, presentaciones de libros, teatro, música y exposiciones. También se realizan seminarios, dirigidos a padres y maestros, con el propósito de fomentar la lectura en las nuevas generaciones. Fiesta de la Lectura se realiza no solo para los miembros de la comunidad hispana de Miami, sino también para todops aquellos niños, jóvenes y adultos que estudian y hablan el español como segunda lengua.

    Como parte del evento se distribuyen gratuitamente las tarjetas literarias de la colección Tris-Tras, con ilustraciones y textos de destacados creadores iberoamericanos de libros para niños.

    Para desarrollar esta jornada anual, la Fundación Cuatrogatos ha contado con el apoyo de importantes instituciones culturales y educativas y empresas de Miami.

  • Bookcrossing Soy un libro viajero

    Cada verano, la Fundación Cuatrogatos "abandona" cientos de libros en español en distintos espacios públicos de la ciudad de Miami, con el propósito de que estos sean "adoptados" y leídos.

    Los libros de distintos géneros y temas que se utilizan en este programa de bookcrossing llevan una etiqueta en la que se invita a las personas que los encuentren a leerlos y a ponerlos, posteriormente, en manos de otros lectores. Los libros, destinados a lectores de distintas edades, se dejan en centros comerciales, hospitales, parques, teatros, restaurantes, playas y otros espacios de la ciudad. 

    Para desarrollar este proyecto de fomento de la lectura , que propició el encuentro de la comunidad hispanohablante con obras de distintos géneros, países y épocas, nuestra fundación ha contado con el apoyo de empresas como Lectorum Publications, Spanish Publishers, Penguin Random House, Santillana USA y Eriginal Books. 

     
  • Seminario de Literatura Infantil y Lectura

    Desde el año 2014, en el marco de la Feria del Libro de Miami se lleva a cabo el Seminario de Literatura Infantil y Lectura, coproducido por la Fundación Cuatrogatos y Miami Book Fair. Este evento, de carácter gratuito, se dirige a padres, maestros, bibliotecarios y demás adultos interesados en los libros para niños y jóvenes y la promoción de la lectura.

    Los temas principales del seminario han sido ¡A leer en español! (2014), Libros: espacios de libertad (2015) y Un mundo de lectores: lectores para el mundo (2016). El programa ha contado con la participación de creadores y estudiosos de la literatura infantil y juvenil como Ana María Shua. Perla Suez y Luis María Pescetti (Argentina); Verónica Murguía, María Baranda y Ramón Iván Suárez Caamal (México); Gustavo Martín Garzo, Mariasun Landa, Alejandro Palomas, Juan Kruz Igerabide, Pedro C. Cerrillo, Paloma Jover y Miren Agur Meabe (España); Afonso Cruz (Portugal), Fanuel Díaz (Venezuela);  David Unger (Guatemala); Jorge Galán (El Salvador) y Eddy Díaz Douza, Daisy Valls, Chely Lima y Cristina Rebull (Cuba-Estados Unidos).

  • Premio Fundación Cuatrogatos

    El Premio Fundación Cuatrogatos se instauró en el año 2014 para contribuir a la difusión y la lectura de libros de alta calidad creados por escritores e ilustradores iberoamericanos. Cada año, después de leer, analizar y discutir una amplia y representativa muestra de libros de ficción para niños y jóvenes, publicados en español por pequeñas y grandes editoriales de Iberoamérica y Estados Unidos, un comité de lectores realiza la selección de los  títulos ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos.

    Se trata de 20 libros altamente recomendados por sus valores literarios y plásticos que, a juicio de nuestra institución, merecen tener la mayor difusión. Al otorgarles este reconocimiento, deseamos contribuir a que lleguen al mayor número posible de hogares, escuelas, bibliotecas y otros espacios donde se propicie el encuentro de los jóvenes lectores con obras de la mayor calidad. El reconocimiento se ha convertido en uno de los más importantes que se otorgan en este campo.

    Para difundir las obras ganadoras y finalistas del Premio Fundación Cuatrogatos, cada año se difunde gratuitamente un folleto digital que incluye, además, un listado de 90 libros recomendados por su calidad.

  • Visitas a escuelas

    Visitar las escuelas públicas de Miami para propiciar el encuentro de niños y adolescentes con escritores y especialistas literarios es uno de los principales propósitos de la Fundación Cuatrogatos. A través de estos encuentros, lecturas de narraciones y poemas, y talleres de escritura creativa, buscamos fomentar el gusto por la lectura en español entre las nuevas generaciones. Estas actividades adquieren cada vez más importancia, dada la atención que concede  el condado Miami-Dade a la educación bilingüe y la enseñanza del español. Gran parte de estas visitas se realizan en coordinación con el Departamento de Educación Bilingüe del Sistema de Escuelas Públicas del Condado Miami-Dade.

    La Fundación Cuatrogatos también colabora con las Escuelas Públicas de Miami-Dade en sus programas de desarrollo profesional para maestros en las áreas de lectura, escritura y literatura en español y en la organización del certamen literario ¡Me gusta el español!, que cada curso escolar premio los mejores cuentos y poemas escritos en español por niños y jóvenes de las escuelas públicas.